Dolce vita / 12 de febrero de 2022

Café, una tendencia “con aroma de éxito” en Barranquilla

Starbucks acaba de abrir dos tiendas en Barranquilla con enorme acogida.

Alix López

Una encuesta de la Federación Nacional de Cafeteros reveló que cada colombiano consume 2.8 kilos y que las ventas de bebidas a base del grano aumentaron 40% por encima de gaseosas, agua y jugos. La Casa en el cielo y Buonasera Coffe, dos emprendimientos locales impulsan el llamado café de especialidad.

Buonasera Coffee es una de las marcas barranquilleras que ofrece café de especialidad sembrado en tierras huilenses.

La llegada de prestigiosas marcas como Starbucks a Barranquilla demuestra el buen momento por el que pasa nuestra ciudad en materia de reactivación económica, pero también, de la cada vez más alta demanda de consumidores que buscan saborear un buen café.

Basta con echar un vistazo no solo a las tiendas de la prestigiosa cadena, sino a su competidor más fuerte, Juan Valdez, para observar a decenas de clientes a los que no les importa hacer largas filas con tal de degustar bebidas frías y calientes que hacen parte de la línea de productos con enorme demanda, sobre todo entre los ‘millennials’ y ‘centennials’.

La joven sicóloga barranquillera Jeniffer Yance dice que le encanta reunirse dos días a la semana con un par de amigos para degustar una buena taza de café. “Nos encanta tertuliar, aunque algunas veces trabajamos allí mismo conectados con la oficina”, asegura.

El más reciente informe de diciembre pasado entregado por la Federación Nacional de Cafeteros revela que el consumo interno de café aumentaría 2.8 kilos per cápita, mientras que el general pasaría del 86% en 2015 a 96% el año pasado, según cifras publicadas por el diario La República.

El gremio destaca además que cada vez más los colombianos beben café a más temprana edad: 12 años en promedio.

Marcas como Juan Valdez ofrecen bebidas frías a base de ca´fé.

Este cambio generacional se palpa en otra cifra contundente: el consumo de bebidas a base del grano creció un 40% en el último año en nuestro país, por encima del agua, la gaseosa y los jugos, según el estudio que adelantó la firma Reinova para la FNC.

La muestra se realizó entre 1.200 ciudadanos, entre hombres y mujeres de los estratos 2 al 6 de las principales ciudades capitales en las que se encuentra Barranquilla.

Un emprendimiento barranquillero

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Buonasera Coffee (@buonaseracoffee)

“El café es un estimulante de la creatividad”, coinciden el ingeniero civil Lucas Consuegra y la diseñadora industrial Andrea Prada de Buonasera Coffee, un emprendimiento en el que comrcializan vía online un producto premium cultivado en tierras huilenses.

A través de @buonaseracoffee ofrecen además mugs para degustar una bebida de alta calidad, como esta pareja lo promueve.

«Los colombianos no sabemos de nuestro propio café, pero a medida que nos hemos dado cuenta de eso hemos ido reaccionando para ir creando una cultura del café», dice Consuegra, quien acorde con el estudio de la Federación Nacional de Cafeteros, sus principales clientes son centennials y milennials.

«Es una generación muy arraigada con el cafe de especialidad. Quien toma nuestro producto se da cuenta que el tono es más claro que la línea comercial porque la tostion es media. Adem´ás es un grano seleccionado con 84 puntos de cata», añade, al contar que desde hace un año comenzar a comercializar la marca de café.

Recomienda que a quienes usen en su casa la tradicional greca italiana, traten de no usar agua de la llave porque tiende a alterar el sabor original del café.

Lo ideal es precalentar el agua en la greca y no usarla fría para que el grano esté lo menos expuesto al calor con el riesgo de que tome un sabor a quemado.

Aseguran que en cinco años Buonasera Coffee al igual que algunas marcas locales y nacionales liderarán la nueva cultura del café que se está creando en Colombia.

Una experiencia única

En La casa en el cielo los visitantes aprenden todo el proceso de elaboración y preparación de un buen café.

De esta tendencia de café de especialidad también hace parte Café la Casa en el Cielo (@cafe.lacasaenelcielo) que según su gerente Carlos Avendaño Mantilla, empezó como una cafetería que ofrecía una cata de más de 20 bebidas con acompañantes dulces y salados.

Cuando llegó la pandemia de Covid-19 decidieron darle un giro al proyecto para convertirlo como un centro de experiencias para sumergirse en este mundo ofreciendo catas y cursos de barismo para grupos de personas previa reserva.

«En la tienda fisica trabajamos con café fresco que cultivamos en Antioquia y aquí lo terminamos de trillar, tostar en nuestra maquina y de empacar», asegura.

En este Coffee House de experiencias privadas, los clientes pueden prender distintos métodos de preparación de café (solos, en pareja o grupos), suscribirse para recibir el producto en casa así como una cata de café, entre otros.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de La Casa En El Cielo (@cafe.lacasaenelcielo)

«Nos gusta que nuestros clientes participen en la inmersión del café organizando catas con diferentes variaciones en los procesos. Los aromas y los sabores van cambiando y la experiencia es maravillosa.Las personas quedan encantadas con las diferentes versiones de elaboración que pueden hacer en casa», destaca.

En Amor y Café los participantes hacen un brindis, juegan a dominó y al final el ganador recibe postres para que se los entregue a quienes se los están dando, pero tienen que decirle algo amable (si se conocen) o lo que perciben (si es la primera vez que se ven). «Es un ejercicio mágico en el que muchas familias han vuelto a reconectarse», explica.

A los bebedores de café recomienda mantener la bolsa del producto en la nevera para que la humedad propia del clima de la Costa no afecte la calidad del grano.

Avendaño Mantilla dice que el promedio de edad de su clientela está entre los 20 y 35 años, en su mayoría mujeres.

+ Noticias


El gol de Berthica de Carbonell
JLo y Maluma, derroche de sensualidad
Clubes para perros, una familia que crece en Barranquilla
Becky G lanza su propia línea de maquillaje inspirada en la mujer latina