Vida Cultural / 22 de junio de 2024

De pintar carteleras en el colegio, hoy dibuja murales y vende sus obras

Xiomaly Caballero muestra orgullosa una de sus obras.

Miguel Utria

Así comenzó su arte la joven tomasina Xiomaly Caballero Salcedo, quien además es ingeniera industrial y docente del Sena.

Esta mujer oriunda del municipio Santo Tomás, Atlántico, es una verdadera artista de la pintura, muy creativa y tiene gran facilidad para plasmar las ideas de sus clientes en diferentes superficies. Además se ha convertido en asesora de amigas, familiares y clientes en general que gustan de sus creaciones.

Pintando uno de sus murales.

Su nombre es Xiomaly Caballero, tiene 29 años de edad, es ingeniera industrial e instructora del Sena. Pero su pasión por el arte le ha dado un crecimiento personal que pretende cultivar y llevar a lo más alto que pueda, según sus palabras.

Nunca estudió artes, su destreza con los pinceles y pinturas es empírica, pero cuando siente la necesidad de afinar algo para su trabajo acude a videos tutoriales en redes sociales.

“Desde pequeña me gustó dibujar, y lo hacía bien, en el colegio era quien hacía las carteleras y dibujos, pero hasta ahí. Hasta que un día con mis primas quisimos que nuestras pintas de carnaval fueran únicas, entonces tuve la idea de pintar unos sombreros con motivos de carnaval, que fueron la sensación de quienes nos veían”, afirma la joven artista.

A partir de ese momento comenzaron a llegarle encargos de sombreros, camisetas, pantalones, faldas y demás prendas de vestir que decoraba con dibujos pintados por ella y que fueron llevando su nombre a más personas que se fueron convirtiendo en sus clientes potenciales.

En su trabajo sobre el lienzo se destaca una particular y casi extraña destreza para plasmar imágenes religiosas, en especial el rostro de Cristo y las diferentes advocaciones de la Virgen María, y es extraño porque ella misma no puede explicarlo.

Pinturas de caracter religioso hacen parte del trabajo de la artista tomasina.
Estampados de distintos motivos en prendas de vestir.

CON FIGURAS RELIGIOSAS

“Yo jamás te voy a dibujar el rostro de una persona porque no me sale, es algo que siempre me ha costado trabajo y como soy perfeccionista nunca he podido pintar bien la foto o retrato de alguien. Pero con los rostros de Jesús y María pasa algo que ni yo misma entiendo, yo digo que es como un don. Me salen con facilidad y a la gente le gusta mucho”, afirma Xiomaly.

De hecho en sus exhibiciones sobresalen estas figuras religiosas con expresiones marcadas en rostro de Cristo y en las imágenes de la virgen, lo mismo que paisajes, animales y demás elementos propios de la naturaleza.

Aunque Xiomaly dibuja en diferentes superficies como lienzo, muros y paredes, son las camisas su gran potencial, sobre todo en épocas especiales del año como Carnaval y Navidad.

En las camisetas estampa igualmente figuras religiosas, paisajes y frases de motivación con mensajes espirituales y de crecimiento personal.

“Además de las camisetas y cuadros la gente me busca para que les haga murales, especialmente para cuartos de bebés y salones de belleza.

La iglesia de Santo Tomás la llevó al lienso Xiomaly Caballero.

Cuando se comenzó a hablar de sus creaciones, poco antes de pandemia, abrió una página en internet para mostrar allí todas las piezas que iba creando, esto, desde luego, le fue abriendo más espacios entre personas que se han sumado a sus clientela.

“Lo primero que subí en redes fue una colección de camisas de Navidad que tuvieron un gran éxito, en 2018, luego hago carnaval del año siguiente y seguí subiendo todo lo que me encargaban, hasta que llega el encierro por pandemia, y es un espacio que se consolida como el plus de todo este conocimiento que había empezado a adquirir”.

El éxito o ‘plus’ del que habla Xiomaly fue una colección que ella llamó “Llena de gracia” y que fue totalmente inspirada en las diferentes advocaciones de la Virgen María como la Auxiliadora, Guadalupe, Fátima, etc.

“En ese entonces tuve muchos pedidos, y desde entonces me he motivado mucho, me atreví a hacer muchas más cosas, más que cuadros y camisas, me atreví a hacer murales, camisetas, y otras cosas más”.

Siendo Carnaval una de las épocas de mayor trabajo, este inicia desde enero, inclusive desde diciembre, cuando estudia lo que fue el año anterior para presentar cosas novedosas, pues si bien las figuras y personajes son los mismos, siempre les pone algo que lo diferencie del año anterior, pero además las ideas nuevas “fluyen” en el momento de la creación.

DIBUJOS EN PRENDAS DE VESTIR

“Eso lleva un tiempo de planificación, es una época en la que pinto, camisas, camisetas, gorras, sombreros, yines, shorts, yo presento una especie de colección que subo a las redes y con base en eso la gente me hace los pedidos. Para esta época pinto para personas solas, parejas y grupos de amigos”.

La artista con algunas de las pinturas inspiradas en la virgen.

Afirma que las personas desde meses antes le están diciendo que al acercarse el carnaval les vaya preparando sus prendas, y ella sabe que ya son pedidos seguros para esa época.

Considera que la época de fin de año cuando realiza las camisas de Navidad, es un trabajo muy especial porque los clientes de esa temporada son por lo general niños y las piezas llaman mucho la atención.

Aunque en septiembre saca piezas relacionadas con Amor y Amistad, desde ese mes comienza el trabajo para diciembre, es una época en la que sus pequeños clientes, niños de prescolar, lucen sus camisas de promoción con motivos navideños, a parte de otras personas que también desean sus camisas navideñas pintadas a mano.

“En diciembre el trabajo es más detallado, recreo las figuras navideñas y le adiciono elementos dependiendo de si son niñas o niños, si es sobre camisas blancas o colores pero sí es un trabajo con mucha anticipación”.

+ Noticias


Para celebrar el Día de la Madre, un colegio organizó un show de strippers
Lo que se sabe sobre la muerte de ‘la princesa del pueblo’ 25 años después
Los ‘amores eternos’ de Clara Cabello, Nancy Zuleta y Mary Luz Alonso
Impacto del lenguaje IA, la revolución en la interacción humano y máquina