En Pantalla / 27 de agosto de 2022

El mundo del cine y su gran amor con las crispetas

Romario Quintero

Esta unión surgió en la Gran Depresión, debido a que el maíz era uno de los alimentos más baratos.

Desde que tenemos uso de razón las crispetas o palomitas de maíz se han convertido en el principal aliado para ver una película en el cine.

“No se disfruta igual si no llevamos”, así es el pensamiento de muchos espectadores cuando compran el tiquete y se trasladan al auditorio.

Siempre nos hemos preguntado, ¿De dónde surgió esta relación crispetas y cine? – Lo primero que debemos hacer es trasladarnos a la historia. Los primeros en comer este ‘snack’ fueron los estadounidenses entre los años 1929 y 1933. En esta época, 13 millones de personas se fueron a paro y era muy complejo encontrar un medio de entrenamiento.

Antes de estos años, el séptimo arte todavía estaba reservado a las clases pudientes y, por ello, las salas para las proyecciones todavía parecían una ópera o un teatro y no se permitía comer en su interior, debido a la delicadeza de las alfombras y otros objetos decorativos.

En esta época el cine empezó su auge. Igual de barato que el cine resultaba comer palomitas, solo era comprar una bolsa de maíz y en conjunto comprar las entradas para ver un film. A raíz de eso, el poco dinero y el hambre que se vivía en la guerra, podía alimentarse con un producto que saciara su apetito en las largas sesiones de cine y fuera barato.

Debido al gran impacto, los empresarios empezaron a ver esta combinación como una fuente importante de dinero y con el tiempo empezaron a desaparecer los vendedores en las calles vendiendo este producto.

Las palomitas se unieron definitivamente con el cine tras la Segunda Guerra Mundial, donde la escasez de azúcar hizo que se potenciara el consumo de palomitas, debido a la elevada producción de maíz que había en el país.

Estas son las 5 mejores películas de la historia del cine, según Internet Movie Database:

Sueño de Libertad (1994)

Andrew Dufresne es un hombre inocente que es acusado del asesinato de su mujer. Tras ser condenado a cadena perpetua, es enviado a la cárcel de Shawshank, en Maine. Con el paso de los años, Andrew conseguirá ganarse la confianza del director del centro y el respeto de los otros convictos, especialmente de Red, el jefe de la mafia.

  • El Padrino (1972)

Don Vito Corleone es el respetado y temido jefe de una de las cinco familias de la mafia de Nueva York en los años 40. El hombre tiene cuatro hijos: Connie, Sonny, Fredo y Michael, que no quiere saber nada de los negocios sucios de su padre. Cuando otro capo, Sollozzo, intenta asesinar a Corleone, empieza una cruenta lucha entre los distintos clanes.

  • Batman – El caballero de la noche (2008)

Con la ayuda del teniente Jim Gordon y del Fiscal del Distrito Harvey Dent, Batman mantiene a raya el crimen organizado en Gotham. Todo cambia cuando aparece el Joker, un nuevo criminal que desencadena el caos y tiene aterrados a los ciudadanos.

  • La lista de Schindler (1993)

El empresario alemán Oskar Schindler, miembro del Partido Nazi, pone en marcha un elaborado, costoso y arriesgado plan para salvar a más de mil judíos del Holocausto.

  • El señor de los anillos (2001)

En la Tierra Media, el Señor Oscuro Sauron forjó los Grandes Anillos del Poder y creó uno con el poder de esclavizar a toda la Tierra Media. Frodo Bolsón es un hobbit al que su tío Bilbo hace portador del poderoso Anillo Único con la misión de destruirlo.

+ Noticias


Colombia ya conoce sus rivales en el Mundial femenino Sub-20
Lady Gaga estará en ‘Joker: Folie à Deux’, junto a Joaquin Phoenix
Con aroma de café
Esto es lo que pasa si no aceptas las nuevas condiciones de WhatsApp