Nuestra Gente / 13 de marzo de 2021

El veterinario que hace ‘clic’ con los animales

Las consultas a domicilio tienen la ventaja de que los animales se estresan menos, dice el veterinario barranquillero Christian Sánchez.

Miredvista.co

Cada vez que el barranquillero Christian Sánchez Velásquez atiende sus consultas a domicilio capta en fotos y videos a sus amigos de cuatro patas.

Christian Sánchez habla y juega con cada un de sus pacientes peludos. Es una manera de hacer conexión con ellos.

Este es de los pocos veterinarios a domicilio que desde que llega a atender a sus pacientes les toma fotos y videos y juguetea con ellos mientras les habla con cariño.

“Cuando me preguntan cómo es el día de un veterinario a domicilio”, escribe en su cuenta de Instagram (@Ipet_Barranquilla) mientras acompaña un video saludando y acariciando a algunos de sus amigos de cuatro patas.

Para el barranquillero Christian Alejandro Sánchez Velásquez, egresado de la Universidad San Martín, lo importante es conectar con el animal para auscultarlo, aplicarle las vacunas o tomarle  una placa de Rayos X, dependiendo de cada caso.

“Me encantan los animales porque son seres nobles con los que tengo una conexión especial”, asegura sonriente quien hace dos años decidió dejar el trabajo en las veterinarias más prestigiosas de la ciudad para dedicarse a las consultas a domicilio.

Dice que además de representarle mayores ingresos económicos, este servicio le da más libertad para manejar los tiempos, mientras que para las mascotas significa menos estrés por los desplazamientos y una atención más personalizada.

“Llevamos las historias clínicas con los respectivos calendarios de vacunas por lo que les estamos recordando a sus tenedores de manera permanente cuándo le corresponde el siguiente biológico a sus perros y gatos, por ejemplo porque lo nuestro es la medicina veterinaria preventiva”, explica Christian, que además es un aficionado a la fotografía.

En una de las jornadas sociales con perros y gatos.

Cuenta que como le ocurre a sus colegas, en su cuerpo guarda rasguños y mordidas, nada graves, de sus amigos de cuatro patas.

“La mayoría de las veces es por descuido o por confiado, aunque hay compañeros que les ha pasado accidentes más graves, pero eso hace parte del oficio”, anota.

De las miles de anécdotas buenas y malas que guarda, recuerda en especial la de un perro callejero al que le habían echado aceite hirviente sobre el lomo lo que le provocó desprendimiento de piel.

“La persona que lo llevó lo recogió en la calle y nos pidió que lo salváramos que él asumía todo. Fue un proceso lento y doloroso al principio, y me gané el cariño del animal que al final solo se dejaba curar de mí. Cuando lo recuperamos lo llevaron a una finca en Medellín en donde le cambió la vida”, confiesa.

Christian es de los que piensa que lo importante es adoptar y no comprar perros y gatos teniendo en cuenta la cantidad de animales que hay por las calle padeciendo.

«Me encantan los animales porque son seres nobles»

Christian Sánchez
veterinario

Por eso trabaja desde hace varios años con las fundaciones Adopta una mascota y el Arca de Noé para ayudarle a conseguir hogar a los más desamparados.

Como buen animalista y veterinario ha adelantado jornadas de vacunación, esterilización y desparasitación.

Christian tiene en su hogar a dos entrañables amigos de cuatro patas, su perro Leia y su gata Tifa. A este última la salvó de morir en un caño luego de sorprender a jóvenes lanzarla en una caja de cartón.

A quienes deseen adoptar una mascota, recomienda que se pregunte por qué se quiere quedar con el animal.

“Lo primordial es saber por qué lo voy a hacer. Un perro o un gato es la compañía ideal, sobre todo para generarles sensibilidad a los niños”.

“Si compramos animales es muy probable que algunos provengan de reproducciones que no son sanas, por ejemplo, mamás con hijos, o que provengan de papás enfermos”, asegura.

Christian Sánchez, derecha, junto a uno de sus colegas, transportan a una de sus pacientes para una radiografía.

Recuerda el caso reciente que le correspondió a atender a seis cachorros de perros que nacieron enfermos. Uno de ellos, una hembra, murió a los tres meses de nacida, un momento muy doloroso para este profesional criado en el barrio Bellavista en el hogar de Carlos Sánchez y Nancy Velásquez, oriunda de Planeta Rica, departamento de Córdoba.

Sus otras dos grandes pasiones son la fotografía y los viajes. Por eso procura empacar maleta cada mes y medio para desconectarse y recorrer los sitios que más le agradan junto al grupo de senderismo Trails Hikers al que pertenece en donde es el plan obligatorio.

Por eso en enero paseó por el desierto de  la Tatacoa, por estos días recorre algunos pueblos de Antioquia y en abril proyecta desplazarse a  Capurganá.

Con su inseparable cámara fotográfica en el desierto de la Tatacoa.

+ Noticias


“Me encantaría ser abuela muy pronto”: Isabella Santodomingo
Horóscopo 2021
He hecho muchos inventos musicales, pero mi bandera es el folclor: Checo Acosta
Y después del encierro…