Vida Cultural / 11 de marzo de 2023

Expertos se reúnen para repensar el Carnaval

Las danzas de negros congos son una de las joyas patromoniales del Carnaval de Barranquilla.

Patricia Escobar

El Carnaval de Barranquilla y la cultura afropalenquera de San Basilio de Palenque, dos de los Patrimonios que tenemos en Colombia, fueron el centro del análisis de auténticos actores festivos y la excusa perfecta para deleitarnos con los bailes en pareja de estos Patrimonios de la Humanidad.

Vista general de San Basilio de Palenque.

Con la participación de destacados académicos y artistas del Carnaval y de la cultura afropalenquera, la Corporación Cultural Barranquilla, en Alianza con la Universidad del Atlántico realizó el conversatorio ‘Patrimonio, Tradición y Fiesta’.

El Centro de convenciones de la Universidad del Atlántico-Sede Norte recibió a numerosos estudiosos y actores de las fiestas del Caribe colombiano que la Unesco elevó a la categoría de Patrimonio por su riqueza ancestral.

Para la Unesco, el Patrimonio es el legado cultural que recibimos del pasado, que vivimos en el presente y que transmitiremos a las generaciones futuras.

De izquierda a derecha, Mariano Candela, Robinson Liñán, Abrahám Cáceres, Nair Núñez, Mónica Ospino, Ricardo Sierra, Edaida Orozco, Ubaldo Mendoza, Gloria Peña, Magaly Salas y Mónica Lindo, algunos de los participantes en el evento.

Con la Convención de 1972 para la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural, la Unesco establece que ciertos lugares de la Tierra tienen un «valor universal excepcional”.  Sin embargo, el patrimonio cultural no se limita a monumentos y colecciones de objetos. Comprende también expresiones vivas heredadas de nuestros antepasados, como tradiciones orales, artes del espectáculo, usos sociales, rituales, actos festivos, conocimientos y prácticas relativos a la naturaleza y el universo, y saberes y técnicas vinculados a la artesanía tradicional. Pese a su fragilidad, el patrimonio cultural inmaterial o patrimonio vivo es un importante factor del mantenimiento de la diversidad cultural.

El propósito central del conversatorio fue reflexionar en torno a la forma cómo se asume el patrimonio y la tradición en el contexto especifico de las expresiones declaradas obras patrimoniales por parte de la Unesco, como son el Carnaval de Barranquilla y el Palenque de San Basilio, y la experiencia de participación en dichos espacios culturales en la contemporaneidad.

Diana Acosta, Cristian Pacheco y Mónica Lindo.

En el conversatorio en el que estuvieron como panelistas Marcela Cuellar, del Ministerio de Cultura; Diana Acosta, Secretaria de Cultura del Atlántico; Iván Movilla, de la Secretaria de Cultura de Barranquilla, Carmen Meléndez, Cristian Pacheco, y Mariano Candela, se hicieron críticas constructivas que, más que reproches, fueron pinceladas que, de ser tenidas en cuenta por los distintos operadores de la fiesta, tienden al engrandecimiento de nuestro Carnaval que aunque es cambiante tiene que mantener su esencia y el respeto al Patrimonio.

La corresponsabilidad de todos los actores del Carnaval fue un punto en común de todas las exposiciones. «Solemos criticar a otros sin darnos cuenta de los errores que nosotros cometemos y con los cuales también somos poco amigables con el respeto a la tradición», expresaron. Los ponentes afirmaron que no podemos ver como algo ajeno, distante, la tradición y el patrimonio, olvidándonos que “somos parte de esa tradición, de ese patrimonio, de esa fiesta”, por lo que se sugiere hablar del tema en primera persona para podernos empoderarnos, defenderlo, engrandecerlo.

Sin embargo, una de las conclusiones más fuertes se relacionó con la necesidad de repensar la manera cómo se comercializa la fiesta, cómo el espacio antropológico que significa el Carnaval puede engranarse con la necesaria comercialización inherente a la espectacularidad, sin que se afecte el Patrimonio. “Es un tema que debe tratarse a nivel nacional, porque no solo afecta al Carnaval, sino también a todas las fiestas nacionales”, consideró una de las asistentes.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Diana Acosta (@dianacostamiranda)

Como complemento al conversatorio, el viernes se realizó la Muestra de Danzas Patrimoniales en Clave de Dos en la que participaron parejas de distintas agrupaciones que interpretaron danzas patrimoniales del Carnaval de Barranquilla y de Palenque de San Basilio con el propósito de resaltar la unidad primigenia de la danza que es el baile en pareja y resaltar los componentes expresivos e interpretativos de las mismas, como una forma de estimular el valor por lo tradicional en las nuevas generaciones. La muestra se realizó en el Centro Comercial Gran Plaza del Sol del municipio de Soledad con entrada libre.

Ambas actividades hacen parte de una iniciativa liderada por la Corporación Cultural Barranquilla desde el proyecto ganador de la convocatoria de concertación del Ministerio de Cultura y se desarrolló en alianza y con el apoyo de la Universidad del Atlántico desde sus facultades de Bellas Artes y Ciencias de la Educación, los grupos de investigación Cedinep y SAM, así como la Vicerrectoría de Investigación, Extensión y Proyección Social.

+ Noticias


Despertar saludable
Conozca el picozapato, un pelícano que intimida por su aspecto prehistórico
¡Hay que ser más prácticos!
Valeria Charris y la experiencia soñada de ser Reina del Carnaval