Lo último / 25 de junio de 2022

“Fue una experiencia luminosa haberme salvado del covid”, dice madre de J. Balvin

Alba Mery Balvin con su famoso hijo José (J. Balvin) de quien se siente orgullosa como persona y como artista.

Luis Alfonso Borrego

Después de permanecer 3 meses en Cuidados Intensivos, donde estuvo a punto de morir, Alba Mery Balvin por primera vez habla de esa experiencia. *Cuenta también cómo su famoso hijo afronta la depresión que sufre y de su nuevo nieto Río, de quien afirma le ha cambiado hasta la risa al reguetonero.

J. Balvin, el multigalardonado artista paisa que a pesar de ser uno de los artistas más influyentes en el mundo de la música, estuvo e vilo. como muchos. al ver a su mamá Alba Mery hospitalizada durante la pandemia por el ataque del covid-19. Fue en uno de los momentos más mediáticos de su carrera artística sumándole más dolor a su existencia.

Con el autor de la entrevista realizada en Medellín esta semana.

La progenitora de Josecito, como así lo llama cariñosamente a su famoso hijo, cuenta en esta entrevista concedida en Medellín, donde reside, y a pocos días de volver a la vida, lo que fueron para ella esos días angustiosos.

“Fue un renacer, una experiencia luminosa. Aprendí muchas cosas estando en cuidados intensivos. Perdí el miedo, porque nada más con pensar qué es una USI uno siente pánico, pero es allí donde cuidan más al paciente. En la clínica, donde estuve hospitalizada no solamente te alivian tu cuerpo sino que te dejan miles de enseñanzas para el alma”, dijo.

Comentó que a J.Balvin le ha dicho que no se crea el cuento de la fama porque “es algo efímero. Hoy puede estar y mañana no. Yo no creo en los méritos humanos, creo es en el espíritu, en esa lucha espiritual para salir de esos momentos en que tú te equivocas yo creo que esa es la verdadera felicidad. Cuando Josecito se equivoca, él mismo sale a retomar su camino y hace los cambios que tiene que hacer. Esa es la verdad de la felicidad, que no es pelar el diente todo el día. Las equivocaciones te hacen crecer si tú tienes la voluntad y reconoces porque lo primero es reconocer que te equivocaste”.

Fue tal su gravedad que en Medellín se llegó a decir que usted no salía de ésta.

-Me siento bendecida. La experiencia que tuve con el covid y en cuidados intensivos cambio mi vida por completo. Me enseñó la importancia de las cosas simples. ¿Cuándo agradecí que tuvieran sabor mis comidas? ¡nunca! . Casi lo consideraba que eso era como un derecho y ahora que lo perdí me doy cuenta lo importante que es. Aprendí a valorar mi vida. Estuve cinco días agónica y puedo decir que fue la unión de lo humano y lo divino, y las oraciones del mundo entero que cayeron en terrenos de fe.

«Después de varios meses de ausencia, quiero darles las gracias por todas las oraciones y mensajes de aliento que recibí», escribió en su cuenta de Instagram

Tu hijo pedía oraciones todos los días ¿estaba contigo?

-Siempre ha estado a mi lado y toda mi familia. Las oraciones de todos me ayudaron mucho, pero te digo algo fuera de esto yo apenas vine a recuperarme hace 7 días que sentí que volvía. Quiero contar como experiencia, nadie me lo contó sino que lo viví, que tenemos que ser más generosos en las palabras, qué una palabra generosa cambia todo. Yo trabajo con la ONU pero tantas ausencias, como siete u ocho meses, dije: seguramente van a mandar a alguien para que haga lo que yo estoy haciendo. Cuando se subió un mensaje por las redes llegó uno de la ONU que me decía, pasé por tu casa, te dejé unas flores y te seguimos esperando, lo importante es tu recuperación.  Esa frase yo no lo podía creer me tocó el corazón.

 Uno de los momentos o de las situaciones más complicadas de vivir con la fama de su hijo es precisamente porque ha sido un pionero a la hora de levantar la bandera de las enfermedades de salud mental y es un algún momento se le ha venido en su contra ¿qué opina?.

-Todos hemos inventado o hemos sentido vergüenza de que alguien tenga problemas como la depresión, que la tiene Josecito, como es la ansiedad que siempre está escondiendo esto, pero yo te digo algo, si hay derechos de los animales derechos de los ancianos de verdad que yo soy una abanderada para trabajar por los derechos del alma y los derechos del alma solo tú lo sientes, no importa lo que piense el mundo entero. Tenemos que apoyarnos tenemos que escucharnos y cada uno da de acuerdo a lo que ha vivido y a la generosidad de su corazón. No siento vergüenza que yo tenga un hijo como Josecito que sufre depresión, es que sufre de ansiedad, y ¿entonces por qué esconderlo? El solo hecho de que el haya reconocido al mundo que sufre depresión no tiene nada si necesita un psiquiatra o un psicólogo.

Pero que se o refieran públicamente ¿no es más dolorosa la situación?

-Para nada. La persona que se expresa así, seguramente está viviendo ese trastorno y le queda más fácil señalar a alguien. Tenemos que ser más amorosos y conscientes cuando alguien padece este tipo de situaciones. Jamás vas a utilizar la depresión para llamar la atención o para que sientan lástima

¿Cómo se enteró de la enfermedad de su hijo?

-Cuando él empezó a deprimirse me lo contó. Me dijo que sentía mal, que no se hallaba, se sentía triste. Como somos buenos amigos le  dije: hablemos. Es que eso se ve hasta en la mirada, es una lucha interna por librarse, es una batalla que la persona tiene que, indiscutiblemente, tener una asesoría médica. El acompañamiento de la familia es primordial, que no lo miren como el hijo loco de la casa. Si la persona lo todo ¿cómo vas a estar triste? Es una tristeza del alma, que no tiene ni color ni es porque seas moreno y tenga una oposición económica, eso es muy diferente. Y le digo a las mamás que acompañen a esa persona y no la critiquen.

Una tierna imagen del artista con su primogénito Río.

¿Cómo ha sido la llegada de Río, el primogénito de José con Valentina Ferrer, a la familia?

-Una bendición una bendición para toda la familia, es una experiencia qué te enseña muchas cosas no solamente lo que han recibido los hijos de los padres. Creo que eso le ha pasado a Josecito qué Río vino para enseñarnos a todos muchas cosas tanto al papa como a la mamá y a nosotros, que ya tenemos tres nietos. Es una experiencia te llena que te duplica la esperanza de qué estás muy bien acompañado.

¿Y cómo es José como papá? ¿Qué le ha cambiado?

–Yo creo que el nacimiento de Río ha multiplicado muchas cosas en su vida hasta su risa. Le ha cambiado pienso que sonríe desde el alma, tiene una gran ilusión con su hijo porque tiene a alguien a quien enseñarle el camino y mostrarle ser siempre la luz no perfecta, porque ninguno es perfecto, pero que lo acompañe. Yo sé que Josecito va a ser luz para su hijo.

¿Y ya lo conoció?

-Cuando nació yo estaba hospitalizada, lo conocí por un ratito y ya después entré a cuidados intensivos. Después lo vi a través de video llamadas. Es hermoso, se parece al papá y a la mamá. Es un niño tranquilo y muy sonriente. Creo que cuando Río a nuestra casa va a ser un día muy especial.

 Uno se da cuenta que ese pequeñito ha llegado a solidificar esa relación que usted me dijo en una ocasión que si hubiera pedido una nuera como Valentina no te hubiera llegado tan perfecta ¿sigue pensando lo mismo?

-Totalmente. Es una mujer muy valiosa, muy centrada y comprometida con su relación y su hijo.

En el proceso de José ¿qué tan bueno ha sido la solidez de su relación con su pareja?

-Creo que eso es importantísimo, es primordial. Si tú estás bien en familia y con tu pareja, no es que se te quite la depresión. Ojalá fuera eso, pero estás más tranquilo te sientes acompañado y amado.

J. Balvin con su pareja Valentina, madre de su hijo Río.

¿Los ve casados por la iglesia o ante un juzgado?

-Antes  soñaba con una novia o con un novio en una ceremonia, pero ya no. Pienso que la relación tiene la misma solidez si tú tienes una bendición de un sacerdote o un juez, pero si tienes una unión libre la responsabilidad es la misma. No les pregunto nada, estoy aplicando lo que he aplicado siempre, y ahora más lo que el papá dijo. La suegra muda.

¿Y qué tal es usted como suegra?

-Me la llevo muy bien con todas. No es que ella (Valentina) está por interés ¿cuál interés? entonces mi hijo el único valor que tiene es que sea reconocido en el mundo no. Él tiene también sus cosas muy lindas y ella no está por interés.

¿Qué secuelas le dejó el covid?

-Después que uno supera la enfermedad me tocó aprender a caminar, le queda todo el cuerpo tembloroso, las manos y los pasos son muy lentos. A mí me dijeron que me iba a demorar para caminar año o año y medio pero camine a los tres días, gracias a mi inmensa fe y a las cadenas de oración

¿Qué opina de los artistas colombianos que triunfan en el mismo género de José?.

– Karol G, por ejemplo, es inteligente y dedicada. Antes de empezar su carrera ya estaba en la casa nuestra con Josecito, eran amigos, es una mujer de admirar. Malumita también iba a nuestra casa siendo muy pequeño. Han tenido una gran admiración mutua. Yo no sé de dónde inventaron que eran rivales, porque siempre se han querido, se han ayudado y respetado. Para mí, Maluma es como un hermanito de José lo mismo que Karol G. Por eso digo: vamos a hacer una campaña para humanizar la lengua… (Risas) de verdad la humanización de la lengua.

+ Noticias


Maquillaje en los ojos, otra mirada en Carnaval
Aprende a escoger las prendas acertadas para tu cuerpo
Empieza a revivir el baloncesto en Colombia: Titanes y Colombia, los abanderados
Diseñadores se solidarizan con Ucrania en Semana de la Moda en Milán