La Buena Sazón / 14 de agosto de 2021

Historia al trapo

Una vez terminado su envoltorio con un trapo, este apetitoso lomo cocinado en un fogón de leña está listo para compartir en familia o con amigos.

Carmen Vásquez

Acaba de pasar la feria de moda en Medellín, pero no crean que esta receta es de pasarela.

A la hora de la verdad si en términos de cocina hablamos a referencia, buen punto de sazón le faltó a esta combinación especial entre Colombiatex-Colombiamoda, fue un buffet.

Al trapo que hacemos referencia es a esa famosa receta que por cierto de su origen se ubica entre Uruguay y Argentina, que son los territorios master en el tema de carnes: «Lomo al trapo» y no crean que es cualquier trapo, lienzo o algodón la preferencia. El secreto está en el tiempo  que este trapo con su delicado envoltorio de lomo de res estén al punto. ¿Y el punto de la cocción de la carne? es recomendable que al ponerla al fuego vivo empiece a rezar a los santos del cielo. Todo en la vida es empezar, hacerlo por primera vez. Esta no es una receta que ustedes se van a encontrar en muchos restaurantes como el de «Andrés carne de res».

Mi receta tiene la fascinante historia de esas reuniones de amigos que saben cocinar, que el tema cocina es filosofía de vida. Su autor fue el arquitecto y periodista Frank Solano, que al  anfitrión dejó sin camiseta de puro algodón. Una receta para compartirla entre amigos, mucho vino y mucho que contar. Importantísimo… el fogón de leña.

LOMO AL TRAPO

INGREDIENTES

1  – un lomo de res de 2 libras a trés

1  – kilo de sal

1  – cucharadita de pimienta negra recién molida

1  – cucharada de tomillo fresco

2  – tazas de vino tinto o de agua o mezcla de los dos

1  – trapo grande de algodón

1  – pita para amarrar las puntas y el lomo

PREPARACIÓN

Lo primero es preparar las brasas del asador, el anafre, la chimenea y deje que aumente la temperatura.

Limpie muy bien el lomo de res y úntelo como si lo acariciara con la pimienta y el tomillo. Coja el trapo y mójelo en el vino que le quede bien empapado, extiéndalo en una mesa y póngale la sal en cantidades que quede una capa de un centímetro o más de espeso, ponga el lomo de res en un extremo para que comience a enrollarlo y amárrelo en los extremos y en el centro con la pita. Que les quede bien apretadito.

Lo importante es que lo cubra muy buena sal para que haga una buena costra. Póngalo sobre las brasas por unos minutos, vaya volteando hasta que el trapo se vaya dorando o quemando de a poquito. 

Lógico que al desarmarlo se necesita alegría de por medio para quebrar la costra de sal y sacar el lomo de res, limpio, jugoso, tierno y muy sabroso. Sírvalo con papas al vapor.

NOTA: Esta es una receta diferente, divertida para maridar con buenos vinos tintos.

+ Noticias


Las 10 mejores películas de diciembre en Netflix, Amazon y Disney Plus
Estrenos de Netflix, Amazon, Disney+ para este mes de diciembre
Colegas y amigos recuerdan al cantante Joe Urquijo
La docente que rescató el trapillo para  elaborar artesanías