Lo último / 2 de octubre de 2021

‘Jubilación’ de la yegua Princesa, nueva vida para un oficio de tradición

Un veterinario evalúa el estado de Princesa. A su lado su poseedor por 10 años, Mauricio Rosales.

Alix López

El equino llevaba diez años con tu tenedor Mauricio Rosales, el primero en acogerse al programa de sustitución de vehículos de tracción animal con el que la Alcaldía beneficiará a 100 familias. Se espera que en 2024 rija la prohibición total de esta práctica.

El alcalde Jaime Pumarejo observa la placa que le pusieron al carro de mula de Mauricio Rosales, con lo que comienza la jubilación de la yegua Princesa y de una nueva vida laboral para la familia que la tenía.

Desprenderse de Princesa, la yegua que lo acompañó en su carro de mula durante diez años vendiendo frutas y verduras por el suroccidente de Barranquilla no será fácil para el poseedor de animal, Mauricio Rosales.

Este hombre corpulento de 36 años no pudo contener las lágrimas el martes pasado cuando el alcalde Jaime Pumarejo oficializaba la nueva fase del Plan Integral de Sustitución de Vehículos de Tracción Animal (VTA), el programa que el Distrito pone en marcha para garantizar el bienestar tanto del ciudadano como del animal.

«Es una sensación entre frustración y dolor porque son diez años juntos. Uno como ser humano se encariña con los animales. Muchas veces me la quisieron comprar, pero yo no quise. Aprovechando este programa de la Alcaldía, me acojo», expresó emocionado mientras su esposa Celia Barrios y sus hijos Kevin, Daniel, Michelle y Sebastián lo escuchaban atentos.

«Con Princesa trabajaba vendiendo frutas y verduras desde las 6 de la mañana hasta las 10 de la noche. Íbamos por Me Quejo, La Manga, Por Fin y El Pueblo. Me hará falta, pero sé que ella estará mejor y nosotros también».

Mauricio Rosales
Carromulero

Sin embargo, Mauricio reconoció que desprenderse de su inseparable Princesa es un acto de amor porque será entregada en adopción, mientras él y su familia comenzarán un negocio que les mejorará la calidad de vida.

Otro de los beneficios para las 100 primeras familias que hacen parte de un oficio de tradición es que podr´an acceder a toda la oferta institucional de la administración distrital. La meta es que en el 2024 rija la prohibici´ón total de esta práctica que ejercer 578 personas, según el censo de la Alcaldía Distrital.

Rosales contó ante miembros del gabinete y periodistas que ha trabajado durante 20 años como carromulero con el que ha sostenido y criado a toda su familia. «Yo quiero que mis hijos crezcan en el mismo vínculo. Es hora de soltar a Princesa para avanzar y crecer porque hay mucha tierra que cultivar», exclamó en medio de aplausos.

“Mauricio, eres un valiente. Esta es la Barranquilla que nos merecemos todos. Una ciudad que va a cuidar y preservar a nuestros seres sintientes, a nuestros animales, que, en conjunto con la Patrulla Animal, el Centro de Bienestar Animal y este programa de sustitución, estamos encaminados hacia reconocer que no vivimos aquí solos y que hay otros integrantes de esta hermosa ciudad y tenemos que cuidarlos, integrarlos y hacerlos parte de la prosperidad colectiva que vivimos”, le dijo el mandatario.

La familia Rosales en la tienda que Donde Celia que tienen en su casa del barrio Evaristo Sourdis y que aspira a ampliar con apoyo de la Alcaldía.

Durante la ceremonia Pumarejo recordó que en la primera fase de programa él era secretario de Movilidad, y Alfredo Carbonell ( gerente de Desarollo Social), secretario de Gestión Humana.

«La gran mayoría de quienes se acogieron tienen condiciones de vida muy distintas lo que nos impulsan a hacerlo mejor», añadió.

Dos de las familias beneficiadas en ese entonces, la de Rafael Antonio Vásquez y Marcos Molina Ochoa, contaron a través de video que si bien al principio les dolió entregar a sus animales, al final valió la pena. Los primeros son dueños de un café internet, y los segundos, de una tienda de abarrotes.

«Ojalá los que hoy tengan caballos, yeguas y burros se acojan al programa. Es un beneficio tanto para los carromuleros como para los animalitos que dejan de ser golpeados”, dice Luz Miriam Barón, esposa de Vásquez.

«Esta Barranquilla va a cuidar y respetar a nuestros animales. Estamos encaminados a reconocer que nosotros no vivimos aquí solos. Hay otros integrantes que tenemos que proteger».

Jaime Pumarejo
Alcalde Distrital

Presentaci´ón del Plan Integral de Sustitución de Vehículos de Tracción Animal (VTA).

Así será el plan de sustitución

La visión del alcalde Jaime Pumarejo es la de convertir a Barranquilla en una biodiverciudad, un objetivo que incluye el respeto por las especies que cohabitan en este ecosistema

Tanto el Centro de Bienestar Animal -cuya construcción fue adjudicada semanas atrás- como el Bosque Urbano de Miramar, así como un plan de arborización y la recuperación integral de la ciénaga de Mallorquín son componentes de la ciudad que se sueña para las próximas décadas.

El objetivo principal del Plan Integral de Sustitución de Veh´ículos de Tracción Animal es promover la reconversión laboral a través de la sustitución definitiva del oficio de conductor, garantizando la disposición adecuada y el bienestar de los animales usados en esta actividad.

El Centro de Oportunidades, a cargo de Óscar Peñuela, de la Secretaría de Desarrollo Económico, explica que Mauricio y las otras familias que accedan al programa tendrán acompañamiento, formación y asesoría personalizada para el diseño y ejecución de su plan de negocios por $5.000.000 con los que podrá impulsar la tienda ‘Donde Celia’ y ampliar la oferta de sus productos, llevar las cuentas claras y mejorar sus condiciones laborales.

Ricardo Plata, secretario de Desarrollo Económico, indicó que la reconversión productiva se hará con base en las necesidades e interés de los beneficiarios, quienes, con el apoyo de la Fundación Santo Domingo, que será el ente operador, podrán escoger entre Restaurantes y comidas rápidas, ferreterías, panaderías, reposterías, salones de belleza, taller de confecciones, tiendas, misceláneas, pescaderías, ebanisterías, llanterías, jardinerías, alquiler de lavadoras, entre muchas otras.

Del proceso hace parte la entrega de insumos para la creación o fortalecimiento de unidades productivas, por lo que Pumarejo hizo énfasis en que la administración desplegará toda su oferta distrital para brindarle atención no solo al conductor sino a su entorno, de mano de veterinarios, psicólogos, gestores socioempresariales, además de policías de tránsito y carabineros, quienes día a día trabajarán en pro del bienestar ciudadano, animal, vial y ambiental.

Alfredo Carbonell, gerente de Desarrollo Social, expuso que el programa es la oportunidad de acercar la oferta del Distrito a las familias beneficiadas que incluye formación básica y media, Universidad al Barrio y otros programas de la Secretaría de Educación, así como los programas para el adulto mayor y menores de edad, Familias en Acción y Sisbén, en articulación con la Secretaría de Gestión Social.

En cuanto a Princesa, las secretarías de Tránsito y de Gobierno, en alianza con fundaciones animalistas, se encargarán de su valoración y atención veterinaria. Asimismo, velarán para que su adoptante le brinde un espacio amplio, con zonas verdes (de mínimo 2 hectáreas) en donde el bienestar sea la prioridad.

Lo mismo pasará con los caballos, yeguas, burros y mulas que hagan parte del programa.

+ Noticias


La historia del abuelo que le pagó con un gallo y una gallina a su urólogo
Tecnoglass sonó la campana de Nasdaq en medio de aplausos
Murió Alfonso Ortiz, maestro de la actuación
El sello de Fabio Poveda Márquez sigue vigente en el periodismo deportivo