Empresariales Moda / 8 de agosto de 2020

Judy Hazbún se rediseña

La diseñadora barranquillera Judy Hazbún.

Zoraida Noriega

La creadora barranquillera se muda de su casa de modas, entra a la virtualidad  y su marca la transforma en Hazboun.

El pasado domingo la diseñadora Judy Hazbún decidió cerrar las puertas de su casa de modas, tras 19 años de estar operando en esa mansión de dos pisos, declarada patrimonio arquitectónico de Barranquilla, donde venía funcionando simultáneamente su boutique y atelier.

Diseños de Judy Hazbún para la marca Arkiteck del Éxito.
Para el mes de la madres propuso una colección para Bluss.
Con Amalín de Hazbún, su mamá, de quien Judy heredó su talento.

Tomar la decisión no fue fácil, pues para ella fueron días de incertidumbre, y más durante esta emergencia sanitaria mundial. Al no llegar a un acuerdo con los arrendatarios, se vio en la necesidad de recoger sus telas, vestidos, accesorios, espejos, máquinas y  vitrinas para llevárselos a otro lugar mientras se reorganiza.

Con la mudanza también se fue el talento de Judy Hazbún, quien hoy se “transforma a la virtualidad, mientras descubre cómo mantenerse conectada con la energía vital que es lo que representa su marca”, como dice ella.

EL NUEVO PASO

Cuenta que se asoció con un primo (a sus 27 años es un exitoso empresario) que se encargará de administrar todo lo que tiene que ver lo digital, “un mundo que no conozco y por eso voy muy optimista de la mano de la tercera generación”.

La marca se llamará Hazboun, como así es el apellido original de su padre, quien fue un empresario que tuvo una fábrica de textiles y fue la persona que le regaló la primera máquina de coser a su esposa la destacada diseñadora  Amalín de Hazbún, conocida como ‘La aguja de oro de Colombia’, de quien dice Judy ha sido su maestra.

“Hazboun: la o y la u hacen referencia a la unión. Vamos a rescatar la historia que tenemos proyectada contar para los próximos 10 años. De ahí que nuestra primera colección, a través de la tienda virtual, la llamaremos Volver al origen y saldrá en octubre de este año”, explicó Judy, quien asegura que “será una marca incluyente porque ofreceremos todos los productos sostenibles”.

OTRA SUBASTA

Con la marca no solo vamos a vestir al ser humano. Somos conscientes que no solamente lo vamos a vestir, sino  también a alimentar, lo vamos a ensañar a respirar. Porque la vida es oxígeno. En la respiración está todo el control de las emociones. Tu mente controla tu cuerpo, pero la respiración controla tu mente”, comenta.

 “Hazboun saldrá virtualmente para atender todas las necesidades, tal como lo veníamos haciendo en mi casa de modas. La marca se vuelve nómada y sostenible. Porque estamos haciendo una labor colectiva. Vamos a darle trabajo a la gente de distintas comunidades del departamento del Atlántico. Por ejemplo, estamos trabajando con artesanos a quienes les regalamos la materia prima para que, de acuerdo a los diseños que les entrego, hagan lo suyo”.

Como había tanta oferta por estos días de pandemia, el pasado 29 de julio, la diseñadora se inventó la subasta virtual Cásate conmigo, con la idea de que la gente se quedara con ella. En esa primera puja se vendieron los 14 vestidos ofrecidos. Debido al éxito, ya alista la segunda.

“SOMOS SENTIMIENTO”

Pese a que más de una lágrima le corrió cuando le tocó dejar su casa de modas, donde realizó desfiles con las más importantes modelos del país, ruedas de prensa y lanzamientos, Judy no se ha dejado amilanar. Como mujer echada pa’ lante hoy mira con optimismo su  nuevo paso en la industria de la moda.

A sus cinco empleadas, (algunas llevan casi 30 años trabajando con ella)  las reunió para decirle cuando tomó la decisión. “Teniendo en cuenta que no tenemos un espacio donde estemos todas, cada una desde sus respectivas casas sigue laborando. Porque nos dimos cuenta que somos un sentimiento como marca, nos une un sentimiento de resiliencia”.

 En cuanto a los diseños sobre medida, los hará por ahora en el taller de su mamá.

Para  el Grupo Éxito, Judy Hazbún  tiene 4 marcas propias. Está Arkitect, que viene realizando colaboraciones con los diseñadores más destacados de Colombia,  Custer para la cual hizo una su colección de masculina con motivo del mes del padre, también para el Día de la Madre diseñó otra para Bluss. Igualmente, para la temporada de Carnaval este año lanzó una línea de camisetas inspirada en los colores y personajes representativos de esta gran fiesta.

En este reto al que ahora se enfrenta, a Judy Hazbún no le han faltado los mensajes de respaldo tanto de sus clientas como de sus colegas. “Lo que puedo decir es que  la transformación es virtual, como le ha tocado hacer a  mucha gente por la pandemia. El alto costo de nuestro país es absurdo. Los impuestos, pago de servicios públicos, etc, acaban con cualquiera. Para la muestra un botón”.

La casa de modas fue desmantelada desde la semana pasada con motivo de la mudanza.
En el cierre de la presentación de su aplaudida colección Retasos presentada en Ibagué antes de que empezara la pandemia.

+ Noticias


Inicia el fútbol colombiano: Estos son los futbolistas estrellas de este 2022
Maribel Gutiérrez: “Vivo feliz con una familia maravillosa”
Matrimonio, la “pandemia” que contagia a los famosos
¡Que los ciberdelincuentes no le dañen sus compras en línea en fin de año!