Mundo curioso / 23 de abril de 2022

La curiosa estrategia para buscar a niños extraviados en las playas

Expertos recomiendan fijar puntos de encuentro entre padres y niños por si se extravían. Foto: Freepik

Alix López

“No dejen de aplaudir” fue lanzada por Missing Children Argentina, pero se ha hecho extensiva en centros comerciales y lugares de alta concentración. Un caso en Brasil se volvió viral.

Los papás de Pedrinho celebran.
Turistas rodean al niño extraviado.
El final feliz en las playas de Ubatuba.

Esta historia ocurrió el 31 de diciembre de 2017 en las playas de Ubatuba, Sao Paulo (Brasil) cuando un turista halló a un niño que buscaba afanosamente a sus papás con quienes disfrutaba de un paseo familiar.

El adulto cargó al pequeño sobre sus hombros y empezó a aplaudir junto a los otros bañistas que lo rodeaban mientras coreaban el nombre del niño extraviado.

“Pedrinho, Pedrinho, Pedrinho”, gritaban sin dejar de sonar las palmas de sus manos quienes a esa hora se hallaban en el balneario Perequê Açu.

Las imágenes se hicieron virales luego de que fueran grabadas y compartidas por las redes sociales por una bañista sorprendida por la técnica para buscar a las familias de los niños perdidos en esa zona de Brasil, muy similar a la que Argentina puso en práctica en el 2005.

«Escuchamos los aplausos. Primero pensamos que se trataba del cumpleaños de alguien, pero después vi a un hombre con un chico perdido. Tardó 10 minutos en encontrar a su mamá”, relató.

«No dejen de aplaudir»

Sumar aplausos para encontrar a los niños perdidos en las playas de Argentina. De eso se trata la campaña lanzada por Missing Children (@missingchildrenarg) en ese país denominada No dejen de aplaudir.

La campaña de bien público fue desarrollada por FWK Argentina y Nextperience y fue desarrollada a partir de la costumbre de la gente de aplaudir cuando un niño se pierde en la playa.

La estrategia fue lanzada en Playa Grande (Mar del Plata) en donde varias personas comenzaron a aplaudir mientras enseñaban carteles con imágenes e información de niños perdidos, lo que generó un efecto contagio en los turistas que estaban disfrutando de la playa.

El afiche de la estrategia argentina para hallar niños perdidos en ese país,

Diego Villanueva, director general creativo de Nextperience, declaró que el principal objetivo es ayudar a encontrar a los niños perdidos de Missing Children.

“No hace falta estar en la playa para sumarse a este aplauso. Ojalá que todos se sumen y que sigamos ayudando a esta búsqueda que lamentablemente es muy difícil”, dijo.

Según Missing Children Argentina, eesde el 2012 hasta la fecha, el Ministerio de Seguridad de ese país registró un total de 61.955 personas desaparecidas o extraviadas en todo el territorio nacional, de las cuales se hallaron 31.169. Esta ONG busca a 110 niños y niñas y a 420 adultos.

Otro de los afiches que se exhiben en las playas de Argentina.

«Seguimos dando una mano para que cada vez más chicos vuelvan adonde tiene que estar, su casa, junto a su familia”.

Christian Oneto, director creativo de FWK

Algunas recomendaciones

En Argentina, además de los aplausos se coloca una bandera blanca a orillas de la playa en señal de que hay un niño extraviado.

Los adultos deben acudir en primera instancia a los salvavidas para reportar la desaparición y describir los rasgos físicos del menor y la ropa que lleva puesta.

Miguel Ángel Sánchez, miembro de la Cruz Roja española, en entrevista al portal web Meganoticias, recomendó que cuando se sale a sitios concurridos con menores de edad, los adultos responsables conversen con sus niños y acuerden sitios de encuentro previos en caso de que se extravíen.

También recomienda que cuando vayan de paseo a playas y balnearios, vistan a los niños con vestidos de baño y ropa fosforescente y en lo posible, que luzca sombrero o gorra porque es más fácil identificarlos en lugares altamente concurridos.

Se aconseja que los adultos caminen en la misma dirección que el viento porque a los niños les molesta la brisa en la cara.

Dependiendo de la edad del niño, haga que se aprenda de memoria el número del teléfono celular de los papás o de los adultos que lo acompañan.

+ Noticias


Paseadores de mascotas, un negocio que camina
Liga contra el Cáncer reta a fumadores con ‘21 días libres de humo’
En 2021 ¡viva el color en el maquillaje!
El ajo: un condimento con historia