De viaje / 25 de diciembre de 2021

La Guajira exótica, opción para las próximas vacaciones

Atardecer en la playa de Palomino, en jurisdicción de Dibulla, La Guajira. (Foto: Nicol Nicolson-CNN)

Miredvista.co

El Santuario de Flora y Fauna Los Flamencos, el Cabo de la Vela, el Cerrejón y el cerro de La Macuira, entre los atractivos de este departamento desértico e indígena.

¿Quieres unas vacaciones llenas de magia, con paisajes maravillosos y con experiencias extremas en desiertos, playas exóticas, ciudades acogedoras y tradiciones ancestrales? Si esto es lo que buscas, el departamento de La Guajira, en el extremo norte de Colombia, te espera ¡con los brazos abiertos!

Vista general de la ciudad de Riohacha.

Estamos hablando de la única región en Colombia que tiene desierto, tiene mar, que alberga una cultura ancestral, que es cuna de una de nuestras expresiones folclóricas y culturales más fuertes y que es una frontera viva del país.

La Guajira, departamento y península bordeado por el mar Caribe,  Venezuela y la Sierra Nevada, es dominada en el extremo norte por un desierto en el que llueve solo un puñado de días al año y que en la tarde se torna de color naranja.

Tiene en su territorio tres parques naturales (La Macuira, Santuario Los Flamencos y Reserva Montes de Oca), alberga cinco comunidades indígenas (wayuu, kinqui, ika, kogui y wiwa) y es el escenario donde se abre la mina de carbón a cielo abierto más grande del mundo (El Cerrejón).

Por eso, si no sabes a dónde ir, anímate, arma equipaje, lleva vestido de baño y bloqueador solar, ropa fresca, zapatos cómodos para caminar y un buen sombrero o gorra, y disfruta a ritmo de vallenato de esta tierra mágica que siempre sorprende. Aquí, una lista de sugerencia de lo que podrás hacer en territorio guajiro:

Recorre Riohacha, la capital, que tiene unas playas lindas, con buena oferta de hoteles, y que es el punto de partida para conocer el resto de la región. Puedes llegar en bus sin problemas y recorrer sin problemas esta ciudad que, aunque pequeña, tiene su encanto.

Santuario Los Flamencos.

Visita el Santuario de Flora y Fauna Los Flamencos. Ubicado en el corregimiento de Camarones, a 17 km de Riohacha, se trata de una reserva inmensa que desde 1992 fue declarada patrimonio nacional. Este santuario posee más de 7.000 hectáreas, y es un territorio de bosque seco, con lagunas y ciénagas, que forman un delicado ecosistema compuesto de multiplicidad de aves, peces, crustáceos y plantas. Su mayor atractivo es el flamenco, maravillosa ave rosada que se podrá apreciar en su hábitat natural en todo su esplendor.

No dejes de ir al Cabo de la Vela, uno de los lugares más icónicos y bellos de La Guajira. Se trata de un pequeño corregimiento pesquero con un encanto particular. Hay que llegar a Uribia (en taxi colectivo) y, luego tomar una camioneta que te lleve hasta allá. Aquí podrás ver y subir el cerro Pilón de Azúcar, que te enseñará un atardecer y una vista maravillosas de todo el sitio. También podrás disfrutar de sus diferentes playas, ya sea mediante caminatas o contratando transporte local. Y si decides quedarte puedes dormir en una ranchería en chinchorro, bajo las estrellas, que además de ser una experiencia sin igual, es barato.

Cabo de la Vela.

Comparte con los wayúu. No dejes de vivir esta experiencia única, lo cual podrás hacer en Uribia, donde podrás comer su comida y participar en algunas de sus prácticas. Y no olvides que esta comunidad es el 45% de la población guajira. Eso sí, respeta sus normas.

Llega hasta Punta Gallinas, el punto más al norte de Sudamérica. Se puede contratar un tour en el Cabo de la Vela y hacer un viaje de 5 horas en camioneta o de 3 horas en lancha. El paisaje allí es extraordinario, con sus dunas, manglares y playas. Puedes subir a la Duna de Taroa, bañarte en sus playas y llegar al faro de Punta Gallinas, el punto más norte del subcontinente austral. Ver desde allí el atardecer es una aventura inolvidable.

Incluye en el recorrido el Parque Nacional Natural La Macuira, un ecosistema único que posee montañas y bosques que contrastan con la geografía desértica de la zona. Entre ellos el bosque enano nublado, que a pesar de estar en una zona de desierto, posee una alta humedad y una vegetación exuberante.

Parque Nacional La Macuira.

También incluye una visita al Cerrejón y Manaure. El primero es un yacimiento de 7 kilómetros que produce más de 32 millones de toneladas de carbón al año, y que es realmente un sitio extraordinario, por toda la infraestructura que se desarrolló en su entorno. Y el segundo es un municipio famoso pos tener las salinas marítimas más importantes del país, con más de 4.000 hectáreas y una producción promedio de 2.5 millones de toneladas de sal cruda. Pero no es solo eso, su paisaje natural es de los más hermosos de Colombia.

+ Noticias


Pegaditos a las redes
Así han cambiado algunas de nuestras glorias de Junior
“Shakira encontrará pronto un nuevo amor”, dice la astróloga Távata
El compostaje hay que ponerlo de moda