En Pantalla / 15 de enero de 2022

La historia no contada del ABBA, a propósito de su regreso a los escenarios

Björn Ulvaeus, Anni-Frid (Frida) Lyngstad, Agnetha Fältskog Y Benny Andersson, integrantes del Grupo ABBA..

Miredvista.co

Infidelidades, separaciones y traumas rodean a las dos exparejas de esposos suecos que hace 40 años eclipsaron al mundo con éxitos como ‘Chiquitita’ y ‘Mamma mía’.

Después de 40 años de ausencia, Agnetha Fältskog, Björn Ulvaeus, Benny Andersson y Anni-Frid ‘Frida’ Lyngstad, integrantes del mítico grupo sueco ABBA regresan los escenarios del mundo. Entre mayo y septiembre se anuncia una serie de ‘conciertos’ en los que ellos tal vez ni se vean.

El Grupo ABBA, 40 años después (Rtve.es/EFE)

¿La razón? Serán espectáculos digitales mediados por la más alta tecnología en los cuales ellos estarán en forma de hologramas, esa técnica avanzada de fotografía que consiste en crear imágenes tridimensionales basada en el empleo de la luz, y que en esta ocasión estará a cargo de un equipo de gran prestigio: la compañía de efectos especiales Light & magic, fundada por George Lucas, además de la participación de Johan Renck, director de la serie Chernobyl.

Se trata de ABBA Voyage, la gira pop que harán en el Reino Unido y que es considerada desde ya uno de los espectáculos del año, en el los avatares de los cuatro artistas estarán acompañados por 10 músicos en vivo, para estrenar así su nuevo disco, Voyage.

Las noticias de ABBA  se dieron a conocer por un comunicado y por una transmisión de Youtube: “Únase a nosotros para un concierto de 40 años en proceso. Un concierto que combina lo viejo y lo nuevo, lo joven y lo no tan joven. Un concierto que nos ha vuelto a reunir a los cuatro”.

La banda tiene varios hits que han impactado la vida de múltiples generaciones desde los años setenta hasta la fecha. Dancing Queen, Mamma Mia, Chiquitita, The Winner Takes It All, Super Trouper, Take A Chance On Me, Waterloo, Lay All Your Love On Me y Voulez-Vous son las 10 canciones más importantes en el catálogo de ABBA

Benny Andersson y Frida Lyngstad y Agnetha Fältskog y Björn Ulvaeus.

“Paramos por motivos creativos, porque sentimos que la energía se agotaba en el estudio, porque no nos divertíamos en el estudio”.

Björn Ulvaeus

Pero mucho agua ha corrido debajo del puente y muchas cosas han pasado con las dos parejas de esposos que adquirieron fama mundial por sus bellas canciones pop, sus voces maravillosas y su estilo.

El hecho de que el regreso sea mediante hologramas tiene una explicación que resulta increíble para los admiradores de este cuarteto: hoy, 40 años después, no se pueden ver ¡ni en pintura! Todo apunta a que los conflictos privados que sepultaron a la agrupación en 1982 aún persisten.

Los cuatro miembros de ABBA fueron dos parejas, que tomaron caminos separados tanto en lo personal como en el profesional. Cuando comenzaron, el amor surgió rápidamente dentro del grupo. Björn y Agnetha se casaron en 1971 y tuvieron juntos dos hijos, Linda y Christian. En 1979 rompieron.

Benny Andersson y Frida estuvieron casados tres años, entre 1978 y 1981, hasta un año antes de la disolución del grupo. Para él fue el primer matrimonio mientras que para Frida fue el segundo. 

Al año siguiente de esta separación decidieron hacer una pausa en los escenarios, en la que se les fueron 40 años. “Paramos por motivos creativos, porque sentimos que la energía se agotaba en el estudio, porque no nos divertíamos en el estudio”, declaró Björn.

Pero en realidad el doble divorcio de Agnetha y Björn y de Frida y Benny fue el verdadero incendio de un desastre que aún no se ha apagado del todo. Por eso, en todas las entrevistas y apariciones ellos poco han coincidido: las mujeres por su lado y los hombres por el suyo. Para las escasas fotos que hay, los encuentros han sido limitados.

“Tengo muchos miedos, fobias, ansiedad enfermiza. Me da miedo mezclarme con la gente. No puedo ir de tiendas, a restaurantes o bares. La gente se me queda mirando allá donde voy. No me atrevo ni a salir de casa. Lo único que he llegado a controlar es la fobia a volar: me tomo una copa antes de despegar”.

Agnetha Fältskog

Agnetha no superó que el padre de sus hijos la abandonara. Se casó con él, cinco años mayor, cuando ella tenía 20 años y la dejó tirada y con dos hijos, cuando ella cumplió 29, por una famosa presentadora de televisión. Pero hubo varias infidelidades, lo que desembocó en un divorcio que le destrozó su vida. La rubia de ABBA incluso llegó a rechazar mil millones de dólares en 2003 por hacer una gira todos juntos. Ahora ha aceptado el reencuentro debido a que este será virtual.

Frida y Benny estuvieron juntos 9 años, pero el alcoholismo de él terminó dañando la relación. Tuvo que entrar en rehabilitación varias veces debido a su adicción sostenida durante 20 años.

Además, Agnetha desarrolló pánico escénico, y un miedo irrefrenable a volar y necesitó ayuda psicológica para sobrellevar la culpabilidad y ansiedad por separación, y superar los estragos del machismo de su expareja. Hablaba poco inglés, por lo que su nivel de relacionamiento fuera de Suecia era escasa. Tampoco recibió bien el asedio de la prensa y el hecho de que fuera llamada “el trasero más sexy de Europa”.

Los integrantes del Grupo ABBA con actores de la película Mamma mía. (Rtve.es/Reuters)

“Tengo muchos miedos, fobias, ansiedad enfermiza. Me da miedo mezclarme con la gente. No puedo ir de tiendas, a restaurantes o bares. La gente se me queda mirando allá donde voy. No me atrevo ni a salir de casa. Lo único que he llegado a controlar es la fobia a volar: me tomo una copa antes de despegar”, dijo en una entrevista Agnetha, quien tras la disolución de la banda en el 82 se alejó de todo y se fue a vivir a una granja, pese a que era una estrella mundial. Solo en 2008 aceptó asistir al estreno de la película Mamma mía, y tomarse una foto con Frida y la actriz Meryl Streep.

Frida tampoco también ha vivido momentos trsites. Después de Eurovisión y del éxito arrollador que vivió con el grupo hasta 1982, sacó algún disco en solitario y hasta vendió (la produjo Phil Collins). En 1992 se casó con el príncipe Heinrich Ruzzo Reuss von Plauen, quien murió apenas 7 años después, víctima de un linfoma con solo 49 años. Un año después, su hija murió en un accidente de tráfico. A sus 76 años, Frida vive en Suiza y comparte su vejez con un vizconde británico llamado Henry Smith. 

+ Noticias


Margarita Ortega: No me gusta hacer las cosas a medias
Colombiamoda y Colombiatex 2021 se llevaron todos los aplausos
¿Se pasó de tragos? 7 consejos para hacerle el quite al guayabo
Valeria Charris y la experiencia soñada de ser Reina del Carnaval