Dolce vita / 22 de enero de 2022

La magia de los girasoles del Atlántico que tiene encantados a los turistas

Más de 15.000 personas han visitado en el último año la Ruta del Girasol en el Atlántico. Cortesía: Aleydis Coll

Alix López

El proyecto agroturístico impulsado por la Gobernación, que por estos días florece en Baranoa y Usiacurí, es además el paisaje natural para imágenes de cumpleaños, pedidas de mano y 15 años, entre otros. Más de 20.000 visitantes en el primer año.

La ex reina de Colombia Adriana Tarud cautivada por los girasoles.

El campo de Baranoa y Usiacurí volvió a teñirse de amarillo y naranja en este mes de enero para seguir encantando a miles de turistas que no solo han compartido imágenes en Instagram junto a los girasoles sino que lo han convertido en el escenario propicio para pedir matrimonio, celebrar cumpleaños y tomarse una foto en estado de gestación.

Es la magia de la Ruta del Girasol, el proyecto agroturístico impulsado por a Gobernación del Atlántico que en el último año ha recibido a 20.000 visitantes. Pero alrededor de las 40.000 semillas sembradas se mueve toda una oferta de comidas típicas y artesanías que tiene felices a quienes habitan los alrededores del cultivo.

Cibelis García es guía turística de la finca Loma Linda en Usiacurí.

«Acá se está beneficiando desde la persona que siembra la tierra, los guías turísticos, los vendedores de pasteles y sopa de guandú hasta el motocarro que conduce a los turistas», destaca Cibelis García Ortiz, una joven usiacureña que estudiante de Comercio y Negocios Internacionales en la Universidad Simón Bolívar.

Ella es una de las encargadas de guiar a los visitantes y de explicar el proceso de siembra y sus bondades en la finca Loma Linda, en el barrio San Luis de Usiacurí.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Gira entre soles (@giraentresoles)

El otro punto, la Finca Gira entre Soles, a la entrada de Pital de Megua (Baranoa), el visitante puede disfrutar además de paseos en caballo, senderismo y muestra musical.

Esperanza López de Márquez viajó desde La Guajira a conocer la Ruta del Girasol.

En esas tierras el turista realiza un recorrido que tarda alrededor de 45 minutos a lo largo de los cuales puede saborear una sopa de guandú, un boli de fruta, comprar semillas de girasol, las flores y deleitarse con el paisaje de 360 grados que se puede apreciar desde la Casita de Abraham en la parte más alta del terreno.

Una pedida de mano entre girasoles. Foto: @anthonyph1

En esta nueva fase de germinaci´ón fueron sembrados 40.000 girasoles, el principal atractivo para decenas de familias que los visitan, pero también, de parejas que se juran amor eterno, celebrar cumpleaños y captar la mejor imagen de una mujer en embarazo. ¡Es la magia de los girasoles!

Cibelis explica paso a paso el proceso desde el cultivo hasta su germinación. «Tienen un sembrado de cero a 45 días y a partir allí florecen durante 20 días», dice, al destacar las variedades que se siembran como el oleico y el ornamental (que se torna naranja) que es para jardinería y floristería».

Los ocho meses de este bebé quedaron para el recuerdo en esta foto.

De acuerdo con su ciclo de vida, los girasoles permanecerán florecidos hasta el 31 de enero, luego del cual comenzará una nueva etapa porque la idea es ampliarlo a los municipios de  Candelaria, Ponedera, Juan de Acosta y Suan, entre otros,

Solo en ese terreno hay 30 mujeres trabajando en la venta de gastronomía típica, dulces y artesanías.

Miguel Vergara, secretario de Desarrollo Económico del Atlántico, destaca que con la llamada Ruta del Girasol el objetivo es reactivar la economía de cerca de 200 agricultores que forman parte del programa.

Imágenes como esta son compartidas en redes. @deivisimpacto

De acuerdo con cifras oficiales el primer fin de semana Baranoa y Usiacurí recibieron 6.000 visitantes (que pagan una boleta de 10.000 pesos para ingresar) que dejaron ingresos por el orden de los 80 millones de pesos.

Esta iniciativa agroturística, que además de reactivar el campo en el departamento y ofrece una alternativa para la generación de ingresos y reactivación económica de las 50 familias que participan en los cultivos,

La Finca Gira Entre Soles, a cargo de Sonia Fontalvo, destaca en sus redes sociales (@giraentresoles) varios de los momentos que los turistas han captado en imágenes que luego comparten en Instagram.

Mónica Urueta, otra de las promotoras de la Finca Loma Linda, dice que el proyecto familiar arrancó con la prueba piloto en una hectárea en la que participaron artistas como el galapero Rubiel Badillo que plasmó mariposas, pájaros, flores y bancas a lo largo del trayecto, así como con los jóvenes de Usiacurí Verde para vincularlos como ecoguías.

«Por las tardes vienen a apreciar el atardecer y a volar cometas, pero a partir de esta experiencia vendrán otras porque los resultados los estamos viendo. Todos están generando ingresos porque son unos 100 empleos directos y muchísimos indirectos. Ya Usiacurí despertó porque entendió que su vocación es ecoturístico», destacó.

La ministra de Cultura, Ángela Mayolo, quedó encantada.
Patricia Vargas, directora de Primera Infancia del Distrito.
La gobernadora Elsa Noguera ha sido gran impulsora.
Esta turista llevó a su mascota y posó junto a los girasoles. Foto: @nicolekcortez

Destacó el apoyo de la Gobernaci´ón del Atlántico y de la Corporación Regional Autónoma, entre otros, en el éxito de la iniciativa.

Alfredo Villadiego Lora, de la organización Agrocultura y promotor del proyecto, explica que la iniciativa surgió en pandemia cuando buscaban una altenativa para alimentar a los animales de los sectores de avicultura y porcicultura que en Colombia se sustenta en la soya importada principalmente de Argentina y Brasil.

Los ensayos arrancaron con la siembra de girasoles en la granja que tienen en San Jacinto (Bolívar) lo cual causó un impacto muy positivo para quienes transitaban por la zona. «Esa belleza paisajística nos llevó a explorar la posibilidad del agroturismo, nos reunimos con funcionarios de la Gobernación de Bolívar y Atlántico».

La foto familiar no puede faltar en este plan de fin e semana. Cortesís: Aleidys Coll.

La primera fase arrancó en junio en el corregimiento de Pendales (municipio de Luruaco) con enorme acogida, alrededor 9.000 visitantes en tres fines de semana. En julio fue en Pital de Megua (Baranoa) con 14.000 turistas en la temporada.

La foto en la banca al lado de una mariposa es infaltable.

«La flora amarilla sale al día 45 y tarda tres fines de semana. Las condiciones ambientales son tierra seca y suelos profundos porque la raiz busca el agua en el subsuelo. Por eso se creía que el cultivo era de Bogotá (donde la floración tarda 7 dias), pero requiere de alta luminosidad solar», explica.

Para Villadiego, la acogida ha sido tan importante que momentos inolvidables para los turistas quedan plasmados entre las flores amarillas y naranjas. «Lo que vendemos en un campo de girasoles son emociones y lo que hace el guía es interpretar esas emociones. Unos se toman fotos y otros llegan a estar a solas con las flores que se semejan al Sol que es un Dios», dice.

La gobernadora Elsa Noguera, una de las que más promoci´ón le ha hecho a este proyecto de reactivaci´´ón agroturística, destacó que el proceso se puso en marcha con participaci´ón de afiliados a la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos quienes realizan el trabajo de campo y reciben ingreso económico por la labor, así como capacitación en el manejo de las diferentes labores del cultivo.

El emprendimiento @delorigen usó la belleza del paisaje para promocionar sus alimentos horneados. Foto: @giraentresoles
Foto artística para el recuerdo captada en Gira entre soles: @duarcam_women
Mónica Urueta, promotora de la finca Loma Linda en Usiacurí.

+ Noticias


La buena y rica papa
Qué difícil es sentarse en el banco técnico de Junior
“Me gusta producir películas inspiradas en la cotidianidad”
Cuide sus vías respiratorias por el paso del Polvo de Sahara