La Buena Sazón / 16 de octubre de 2021

La suavidad de un grano de arroz

La receta de esta semana es un risotto con jamón serrano. Les contamos cómo se prepara y cómo se puede lograr para que quede crocante.

Carmen Vásquez

Si se tratara de hablar de la vida y milagro de lo que significa ese maravilloso grano de arroz que nace entre el agua, no terminaríamos. El arroz, es hermoso por naturaleza y no crea que  solamente es blanco, también lo hay rojo y negro y tiene hermosos nombres como jazmín  y silvestre y basmati y… etc, etc. Con decirles que es el segundo cereal que más se produce en el mundo y en todos los rincones del mundo se cocina arroz, de una y mil maneras y todas con un secreto incluido.

No me digan ustedes, que me están leyendo, que esa «cáscara doradita» que se pega en el caldero y que hermosa y folclóricamente llamamos «cucayo» ¿no es una delicia?

Y tiene su secreto para que quede doradita y suave de comer… De lo contrario le tumba una calza. De paso les doy un secreto… Pónganle a ese cucayo unas cucharadas de queso costeño rallado… ¡Qué delicia!

Como este fin de semana es de puente, amerita que vamos a la cocina y sorprendamos con una suave y deliciosa receta de risotto. El risotto es una preparación de arroz de consistencia cremosa y se cocina sin taparlo. Hay infinidad de recetas y la de hoy es muy especial.

RISOTTO CON JAMÓN SERRANO CROCANTE

INGREDIENTES

1 y 1/2  – taza de arroz arborio

3    –  cucharadas de mantequilla

2    –  cucharadas de aceite de oliva

1/2 –  taza de cebolla blanca finamente picada

2    –  dientes de ajo picados

1/2 –  taza de vino blanco

6    –  tazas de caldo de pollo

2/3 –  de taza de queso parmesano recién rallado

100-  gramos de jamón serrano

2    –  cucharadas de perejil bien picadito

Un toquecito de gotitas de achiote – sal – pimienta

Unas lajas de queso parmesano para el momento de servir.

PREPARACIÓN

En una olla amplia con buen fondo vamos a derretir las dos cucharadas de mantequilla y una cucharada de aceite para sofreír la cebolla hasta que este transparente. Agregamos el ajo y las gotitas de achiote y revolvemos por unos dos minutos. Agregamos el arroz y revolvemos bien por unos minutos. Luego le agregamos el vino y lo dejamos evaporar pero siempre revolviendo. Aquí vamos agregando el caldo con un cucharón poco a poco y revolviendo suave que vaya secando y vamos agregando más caldo. Verifique que esté al dente pero suave.

Cuando esté listo agregue el queso parmesano rallado, media cucharada de mantequilla y la pimienta. Mezcle bien y pruebe si necesita sal. Aparte mientras tanto, coloque las tiras de jamón serrano en trozos en una bandeja para hornear durante unos 10 o 15 minutos hasta que quede crocante. Mezcle el risotto con el perejil, mire si necesita para su suavidad, otro tris de mantequilla.

Sirva en bonitos platos, póngale el crocante de jamón encima y al lado adorne con las lajas de queso parmesano. Que delicia…. invite a su familia, invite a sus amigos y abra una botella de un buen vino blanco de la Rioja muy frío. 

NOTA: La palabra risotto viene de «riso» que es el nombre de arroz en italiano. Es un platillo típico muy de las regiones del norte de Italia, especial para los fines de semana. ¡Feliz puente del Día de la Raza!

+ Noticias


Todo lo que tienes que saber sobre el iPhone 12
¡A tomar bebidas calientes!
Tres deportistas se bajan del ‘Vuelo del Deporte’ por dar positivos por coronavirus
¿Podrá volver a caminar Liza Minelli?