De viaje / 1 de abril de 2023

Planes para disfrutar la Semana Santa… sin gastar mucho

Patricia Escobar

Una nueva temporada de descanso y ¿sin plata para salir de viaje? Eso no debería ser un problema si se trabaja en equipo y si se ponemos a volar nuestra creatividad.

Esta semana de receso se convierte en un dolor de cabeza para muchas familias que no cuentan con un presupuesto para salir a viajar, mucho más si se tiene en presente que es una temporada donde los precios de algunos bienes y servicios se elevan hasta las nubes.

Armar plan para ver un partido, una película o un programa especial también es propicio para disfrutar en casa.

Es entonces donde hay que poner a funcionar nuestra creatividad y recursividad para que los días no se hagan eternos, para que la familia no se aburra y para que todos se unan en causas comunes.

Quedarse en casa no es tan malo si, por ejemplo, la familia unida se dedica a preparar un buen almuerzo o una buena cena donde todos puedan participar. No importa si la cocina no es muy amplia para albergarlos a todos. Si se reparten las tareas, los espacios funcionan. Unos pueden ir pelando o cortando los ingredientes, y eso se puede hacer en la terraza, el patio o el comedor; otros pueden ir preparando los productos en la propia cocina, y el resto arreglando la mesa donde compartirán. La idea es que, como en una fiesta, todos participen y aporten.

Cualquier menú que se prepare, sacado de una receta de la abuela o de una página de internet, debe ser “presentado”, servido, con todas las de la ley, para salir así de la rutina. Y una recomendación de los expertos, mientras se consuman, debe prohibirse el uso del celular para aprovechar el momento y entablar una buena conversación.

Es tiempo de jugar en famlia.

El postre se puede consumir en la puerta de la casa, el patio o la sala sazonado con una buena charla o escuchando música, que posteriormente permitirá que se baile al son de ella o los aliente a realizar juegos de mesa o “competencia de saberes”.

Otra actividad para realizar en casa es ver una buena película o serie de tv. Pero para que la actividad sea distinta, hay que prepararla con esmero. Se pueden elaborar pasabocas, jugos y crispetas, se saca el televisor del cuarto y se coloca en el espacio más amplio donde todos puedan sentarse en el piso o sobre cojines como si fueran a un teatro. Al final habrá un motivo para conversar y compartir nuevamente sin gastar un peso y sin salir de casa.

Ahora bien, también se puede organizar una jornada de limpieza y decoración donde todos participen, o dedicarle un buen rato a afrontar retos con pequeñas recompensas.

SIN GASTAR MUCHO

También hay salidas que no cuestan mucho. Una visita a pie a 7 monumentos, como era tradicional hace algunos años, es un buen plan para disfrutar con familiares o amigos.

La iglesia de Nuestra Señora de Chiquinquirá, de estilo neogótico, es considerada una mini-catedral en Barranquilla.

La idea es ubicar 7 iglesias cercanas en una zona, a las que uno pueda llegar caminando, y mientras se va de una a otra se puede disfrutar de un helado, o haciendo un pare en un parque o una esquina. Este es un programa que nos puede tomar más de cuatro horas y al final del mismo llegaremos tan cansados que no habrá nada mejor que “tirarse» en una cama.

También se pueden organizar visitas a parques o volver al Malecón, pero no para recorrer los mismos espacios si no para ir a disfrutar de la vista y el ambiente que hay cerca al puente batiente o conectarse con el monumento de la Aleta del Tiburón, donde siempre hay raspados y dulces para disfrutar. En esos momentos, patinar, montar en bicicleta, trotar o correr, son ejercicios que podemos realizar.

Estampa del Barrio Abajo.

Organizar un city tour por el Barrio Abajo y disfrutar viendo sus casas típicas, sus murales llamativos, sus rinconcitos para deleitar un café o restaurantes para disfrutar de la gastronomía típica; ir al barrio Las Flores, recorrerlo antes de sentarnos en un restaurante, o llegar hasta la Ciénaga de Mallorquín y ver la belleza de nuestra naturaleza son también planes económicos, que en familia son toda una delicia.

UN POCO MÁS ALLÁ

Pero hay salidas de casa que no cuestan mucho. A Puerto Colombia hay que ir. En bus, bicicleta o carro particular. Visitar el vecino municipio sí que vale la pena. Su gran plaza Cisneros, remodelada y con las esculturas que cuentan pequeñas historias de las migraciones y descubrir en ellas lo que permitió el muelle que puede recorrerse en un pequeño tramo, es un buen plan que se complementa con un recorrido por el Malecón del Mar, la visita a barrios pintorescos, descubrir el gran mural que elaboraron varios artistas de la localidad, o disfrutar de la brisa marina viendo el mar Caribe, son planes que pueden estar en la agenda.

Puerto Colombia, otro destino para estos días de descanso.

En Puerto Colombia existen hoy varios y buenos lugares para disfrutar de un café, un refresco o una exquisita comida de mar.

En el Atlántico, donde se viene haciendo una interesante apuesta por el turismo, Usiacurí es otro de los municipios que vale la pena recorrer. Ubicado a menos de 40 kilómetros de Barranquilla, en el centro del departamento del Atlántico, es conocido como ‘el pesebre del Atlántico’ por la ubicación de las casas en una topografía que, para los costeños es montañosa. Su clima es muy agradable y la vista maravillosa.

Los techos, fachadas de las viviendas y algunas escaleras están pintadas con bellos motivos. En Usiacurí se debe visitar la iglesia que está en lo alto del pueblo, el Museo Julio Flores, los lugares donde venden artesanías, y si aman las aventuras participar del senderismo que allí se practica.

Visitar Usiacurí es un súper plan para estos días.

De ida o regreso, se pasa por Baranoa donde abundan los lugares para comer o se pueden visitar parques o lugares temáticos donde la diversión es para toda la familia y el contacto con la naturaleza es ley.

Galapa y Tubará son dos municipios donde también hay cosas por conocer, y quien quita que, en la visita en esta temporada a esas poblaciones del Atlántico, uno se encuentre con una de las tradicionales procesiones de la Semana Santa que, en los pueblos, tienen otra dimensión.

+ Noticias


Ocho colombianos estarán en la Vuelta España 2020
Estos son los deportistas con más seguidores en Instagram
Estos son los cuatro canales que mueven el comercio mundial
Algarrobo entona ‘Un canto por la vida’