Dolce vita / 24 de octubre de 2020

Las canitas al aire están de moda

Miredvista.co
La actriz Margarita Rosa de Francisco sorprendió por su cabello más corto y encanecido.

La presentadora de RCN Silvia Corzo, la actriz Margarita Rosa De Francisco, la presidenta de la Cruz Roja Patricia Maestre y la jefe de prensa del Carnaval de Barranquilla, Lisbeth Díaz, entre muchas otras, renunciaron a los tintes y decidieron lucir su cabello al natural.

En momentos en que la belleza femenina se despoja de prejuicios y estereotipos, las canas se ponen de moda entre las mujeres. De hecho, muchas de ellas, jóvenes, lindas y famosas empezaron a lucirlas sin complejos durante la pandemia, pues tal vez el hecho de que los salones de belleza estuvieran cerrados se sumó a su deseo de no querer tinturarse más para ocultarlas. La aparición de las canas obedece al envejecimiento de las células que producen melanina, lo cual no está necesariamente está asociado a la edad, ni al estilo de vida, sino que es producto más bien de la genética. Así que si te animas a soltar tus canas al aire, hazlo con orgullo y mucho estilo, protégelas del sol para que luzcan muy plateadas y brillantes y empieza a usar la gama especializada que ofrece el mercado para su cuidado.

“No quiero esconder mi pelo blanco”

La abogada y presentadora de noticias Silvia Corzo con su nuevo look.

La abogada, periodista, conferencista y presentadora Silvia Corzo ha sido noticia este año por su drástico cambio de look, pues no solo sorprendió en enero al dejarse el cabello muy corto, sino que también decidió darle el sí a sus canas, que resaltó además con unas iluminaciones doradas. Aunque al principio algunos aseguraron que su nueva apariencia la hacía ver mayor, lo cierto es que con el pasar de los días ellas siguió robándose las miradas por su belleza. Corzo, de 46 años y vinculada actualmente al Canal RCN, dijo que aunque al comienzo no fue fácil, quería un cambio radical y que tenía claro que quería dejar de ocultar las canas que se venía tinturando desde hacía años. Iba a dejarme las canas y para eso tenían que quitarme el color de pelo que tenía y era mucho más práctico cortarme el cabello”, dijo. “Las mujeres debemos romper esquemas y estereotipos”, expresó antes de admitir que se siente feliz con su cabello corto y cenizo. “No a todo el mundo le gustan las canas, se cree que son sinónimo de vejez y además hay quienes usan esa palabra con mucho temor. Yo era una de esas personas pero poco a poco he cambiado muchas de las creencias que tuve por mucho tiempo y que me impedían mostrarme realmente como soy. No lo hagan por complacer a los demás, sean coherentes con ustedes”.

“Me aburrí del tinte”

Patricia Maestre, presidente de Cruz Roja del Atlántico, dejó de tinturarse hace 5 años.

Patricia Maestre, comunicadora social y quien es reconocida por labor ejecutiva en la presidencia de la Cruz Roja del Atlántico, entre otros motivos, dice que hace cuatro años decidió dejarse al natural su cabello que siempre lleva muy cortito. “Me aburrí del tinte, lo detestaba. Además, no soy mujer de andar metida en el salón de belleza”, contó. Dice además que se acostumbró a ver en su familia a las mujeres con el cabello blanco, como por ejemplo, su abuela, la recordada dirigente política Paulina De Castro Monsalvo, y su tía María Eugenia Castro, directora del Museo de Arte Moderno de Barranquilla.“Lo tenía programado cuando estaba alrededor de los 50 años. Un día fui a cortármelo y vi que lo tenía gris, y decidí dejarlo así, como platinado”, cuenta. Sobre el cuidado de sus canas dice que, si bien no usa un champú especial, procura hidratarlo muy bien. “El cabello se me ha recuperado mucho. Lo tengo más sano y brillante”, apunta. Su familia apoyó su decisión de dejarse sus canas al natural, y entre sus amigos, el cambio de look gustó más a los hombres que a las mujeres. “Les da temor verse mayores. Yo en cambio pienso que, aunque con el cabello teñido puedo verme 3 o 4 años más joven, definitivamente no vale la pena esa esclavitud con el tinte”, expresó. 

Me dieron ganas de tener el pelo blanco

View this post on Instagram

Ya me dieron ganas de tener el pelo blanco.

A post shared by margaritarosadefrancisco (@margaritarosadefrancisco) on

A comienzos de julio, la exreina, actriz, cantante, columnista y conductora de televisión Margarita Rosa de Francisco publicó en Instagram una fotografía en la que aparecía, en actitud firme, con el cabello recogido y en su tono natural –oscuro en algunas partes y muy encanecido en las sienes– y acompañado con un mensaje contundente: “Ya me dieron ganas de tener el pelo blanco”. Las reacciones no se hicieron esperar. A la fecha la publicación ha recibido más de 43.700 Me Gusta y más de 2.200 comentarios, en su mayoría elogiosos. Colegas de ella, como las actrices Alejandra Azcárate, Verónica Orozco y Lorena Meritano apoyaron su decisión. “Hermosa siempre”, “Imposible más elegante. Ni lo dudes”, “Lo hice post quimioterapias y fue un placer. Con tu cara puedes tenerlo como quieras. Hermosa”, fueron algunos de sus mensajes. Ya a comienzos de año, Margarita Rosa, de 55 años, había dado de qué hablar pues su larga y frondosa melena crespa ya no lucía tan larga como la había tenido por años, sino que había decidido recortarla hasta los hombros, aunque el color seguía siendo el rubio acostumbrado. La novedad ahora es que el rubio empezó a salirse, dejando al descubierto su tono plateado natural.

“Me encanta mi cabello blanco”

La periodista Lisbeth Diaz luce sus canas al natural desde hace 4 años.

A la periodista Lisbeth Díaz, jefe de prensa del Carnaval de Barranquilla, le empezaron a salir las canas desde muy joven, recién cumplidos los 20 años. Comenzó con una especie de lunar en la parte frontal, por lo que ella empezó a teñirse para unificar el tono. Pero explica que con el paso del tiempo las hebras blancas se extendieron por toda la cabeza, y el cabello le crecía tan rápidamente que llegó al punto de tinturarse (de rubio) cada ocho días. “Me tinturaba hoy y a los ocho días ya las canas estaban afuera, apenas me lavaba el cabello. Comprar tinte ya era de mis gastos habituales, porque cada semana me retocaba la raíz, sobre todo adelante, para disimularla”, recuerda. Terminado el Carnaval de 2016, el Miércoles de Ceniza fue a la peluquería a hacerse los retoques de rigor, pero se encontró con que ya tenía una raíz blanca pronunciada y, aburrida por el tema, le dijo a su peluquero que no se lo tiñera más. “Acordamos que solo lo cortara y me lo planchara y que quedara en dos tonos, teniendo en cuenta que en esa época estaban de moda la mechas que llamaban las californianas. Así que la raíz me quedó blanco y las puntas rubias”, dice. El peluquero le recomendó comprar unos sobres de tratamiento capilar en beige perla, gris plata, cenizo y negra, que evitaban que las canas se le pusieran amarillas –que es uno de los riesgos cuando se llevan naturales– y las matificaban en un bonito tono cenizo. Así, siguió cortando su cabello hasta que el rubio desapareció y las canas quedaron totalmente al descubierto. “La decisión no fue fácil. Al principio algunos me decían que me iba a ver vieja”, cuenta. Hoy Lisbeth está que no se cambia por nadie, según sus palabras. “La verdad es que me encantan, y al parecer a mucha gente le gusta, porque en la calle y en el supermercado siempre me paran a preguntarme si son naturales y con qué me las cuido”, asegura finalmente.

+ Noticias


Menstruación, los retos para romper el tabú
¿Clases presenciales? el reto es la bioseguridad emocional de sus hijos
Pasión de Gavilanes 2: un reencuentro entre abrazos y lágrimas
“Messi tiene las puertas abiertas del Junior, si algo que me avise”: Teófilo Gutiérrez