Lo último / 10 de febrero de 2024

Lluvias, ríos secos, marea alta, incendios forestales… ¡el clima está loco!

Miguel Utria

Un fenómeno fuera de lo común se registró en los últimos días en la región Caribe por alta nubosidad, precipitaciones y cambio de temperatura.

En las redes sociales comenzaron a circular contenidos que dan cuenta de que “el clima está loco” porque “¿cómo así que está lloviendo en plena época de carnaval?” Algunos comentan que ya ese fenómeno se había visto antes, y no falta quien relacione el fenómeno con extrañas energías propias del diablo “que viene a Barranquilla”.

Calle de Castillogrande inundada por la marea alta. (El Universal)

Es más el fenómeno ‘paranormal’ lo relacionan con otros suceso y con el anuncio de la llegada de una carroza que exhibe una enorme carabela en su frente.

Lo cierto es que las lluvias caídas recientemente en Barranquilla tienen a sus ciudadanos con los nervios de punta, pero por la posibilidad de tener un carnaval pasado por agua, algo que no ocurre en esta parte de la geografía colombiana, al menos en los últimos 30 o 40 años desde se tiene registro de algo asimilar.

Este fenómeno singular en esta temporada y que se vivió de igual forma en toda la Región Caribe, se suma a la marea alta que se registró en todo el litoral y que hizo que las de Cartagena fueran cerradas y que se impusieran restricciones en el Puerto de Santa Marta por las fuertes brisas y el mar de fondo. De igual forma, y aunque parezca un contrasentido, a la sequía que en días anteriores hizo bajar el nivel del Rio Magdalena, al punto que este podía ser cruzado a pie en algunos puntos, y a los incendios forestales que sacudieron, entre otros lugares, la Sierra Nevada de Santa Marta y los cerros Bogotá en enero, poniendo en alerta a las autoridades y atemorizando a la población.

Vista aérea del Rio Magdalena a finales del mes de enero.

Dichas acciones se presentan en medio de la temporada del fenómeno de El Niño, época en la cual se han registrado fuertes cambios de clima, no solo en la región Caribe sino en todo el territorio nacional, por lo que las autoridades adelantan estrategias para monitorear la situación y evitar accidentes.

LLUVIAS EN PRECARNAVAL

Los barranquilleros acostumbrados a tener días fuertemente soleados, con calor intenso solo atenuado por la suave brisa de la época, no entendemos que fenómeno se esté presentando, porque desde el pasado fin de semana casi a diario se nubla y caen lloviznas que hacen temer la caída de fuertes aguaceros.

Las tías y abuelas ahora tienen que sacar los paraguas que ya habían guardado en los escaparates a la espera de las lluvias que solo se esperaban en el mes abril o mayo, para cargar con ellos en pleno mes de febrero y en vísperas de carnaval.

“Oye parece que hubiera esperado que decorara la terraza para que lloviera”, dijo la señora Mary Luz Urueta, habitante del barrio San José quien vio como quedaron los adornos que había colocado frente a su casa para ponerse a tono con las festividades carnavaleras.

En una de las redes sociales el experimentado hombre de medios, Rodrigo ‘El Pana’ Meléndez, comentó que siendo domingo de carnaval, en el año 1980, cuando él apenas se iniciaba en los medios, departía con un grupo de periodistas y comunicadores en una caseta de carnaval, cuando se registró una breve pero fuerte precipitación que los hizo correr a protegerse de la lluvia.

Una de las zonas afectadas por las lluvias en Barranquilla fue el Centro.

“No recuerdo la fecha exacta, pero supongo que debió ser en febrero. Lo que sí recuerdo perfectamente es que fue el domingo de carnaval de 1980, estábamos en la caseta ‘Curramba la Bella’, que quedaba frente al Hotel El Prado, donde ahora queda Prado Office Center. La organizaba la disquera TH que trajo a Oscar De León y otros más. Nos habían invitado a un grupo de periodistas, yo estaba con varios colegas comiéndonos un sancocho”, dijo el Pana Meléndez, a quien contactamos para que nos compartiera esa experiencia.

Asegura Meléndez que era aproximadamente la 1:00 de la tarde, que hacía un sol radiante como los de febrero, pero de repente se nubló y calló un chaparrón, que duró poco, pero fue bastante intenso. “Todos agarramos nuestra totuma y corrimos a buscar donde protegernos, porque la caseta era a cielo abierto, en un lote que quedaba ahí”, apuntó.

Otro barranquillero que usó sus redes sociales para referirse a este inusual fenómeno, es Edgar Herazo, quien aseguró haber sido testigo de un fenómeno parecido en 2004en pleno carnaval Olga Rodríguez Pérez.

FENÓMENO ATÍPICO

Investigando con las autoridades meteorológicas del país nos explicaban que este es un fenómeno atípico del que no se tiene registro en los últimos 30 o 40 años, a diferencia de otras regiones del país que son tradicionalmente húmedas y lluviosas en esta y casi todas las épocas del año.

Se cree que el hecho sea rezagos o efectos de un anticiclón bastante grande registrado a finales del año pasado en la Costa Este de Europa, en el océano Atlántico y ello haya derivado en cambios atmosféricos que no fueron previsibles.

Ese fenómeno ocasionó la acumulación de humedad en la atmósfera ubicada en el pacífico colombiano que es arrastrada por los vientos y entra a los departamentos del Caribe por el sur, humedad que al final termina convertida en lluvias.

Incendio forestal en los cerros que rodean Bogotá.

Sin embargo, de acuerdo con los pronósticos que maneja el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, los cambios en estado  del tiempo podrían permitir días soleados y secos durante este fin de semana y lo que resta de la temporada de verano, ya que ese comportamiento ha sido totalmente atípico y difícilmente esto podría extenderse por más días.

“Hay modelos que nos mandan nubosidad, pero sin posibilidades importantes de lluvias”, dijo la fuente consultada.

De acuerdo con el Ideam en la época del cambio climático, un día caluroso de verano puede convertirse de un momento a otro en una fuerte lluvia que puede causar, inclusive, inundaciones en pocos minutos, y que esto es cada vez es más común.

Por eso los pronósticos de lluvias en la ciudad de Barraquilla y otras ciudades se han mantenido por encima del 50 por ciento durante el día y menos del 20 por ciento en horas de la noche.

Es de recordar que barranquilla es una ciudad de pocas lluvias con respecto a otras regiones del país. Sin embargo hay dos temporadas de precipitaciones en el calendario, la más importante va de agosto a noviembre, siendo septiembre y octubre los meses que más llueve. La segunda temporada comienza de mayo a junio y son menos intensas.

En contraste, la temporada seca ocurre de diciembre a abril, siendo de enero a marzo los días más secos en Barranquilla.

+ Noticias


“Yo no solo canto, yo ofrezco una experiencia bacana”: Gussho
Messi y Maluma, la amistad que une al fútbol y la música
Meme de la semana
Viola Camacho, la pianista que nació y vivió para la música