Lo último / 22 de agosto de 2020

Malecón, Ventana y Plaza de la Paz: cielos abiertos a la vida

Miredvista.co

Desempolve sus patines, aliste su bici y anímese a una buena jornada física en estos escenarios, eso sí, sin dejar de cumplir con todas las medidas de bioseguridad y respetando horarios y normas.

Barranquilla se abre lentamente a la vida. Las vitrinas de los almacenes lucen remozadas, los restaurantes prenden fogones y muchos servicios  que antes estaban cerrados por la pandemia, empiezan a reactivarse en medio de las medidas de bioseguridad debidas.

En este renacer a la vida, tres sitios en especial se alzan como un oasis tras un encierro de cinco meses: el Gran Malecón del Río, ese maravilloso espacio con el que cuenta la ciudad en el costado de cara al Magdalena; la Ventana al Mundo, un ícono contemporáneo que simboliza nuestra pujanza y alegría y la Plaza de la Paz, el corazón de la urbe que recientemente fue ampliada y que concentra los grandes eventos de la ciudad.

Gran Malecón

Hasta mediados de esta semana fue el espacio ideal para caminar y hacer deportes, teniendo en cuenta la brisa y el escenario natural que lo bordea. Pero desde esta viernes, en este sitio también se puede disfrutar, bajo todas las medidas y controles, de la deliciosa oferta del mercado gastronómico del Caimán del Río, según el plan piloto que se adelanta allí. Este malecón es un espacio turístico ideal para disfrutar en familia, en especial por su ciclorruta y sus espacios deportivos. Los adultos de entre 18 y 69 años pueden acceder en dos jornadas: de 5:00 a 8:00 a.m. y de 5:00 a  8:00 p.m. No se tendrá en cuenta el pico y cédula. Los mayores de 70 pueden ir de 4 a 6 p.m. y los menores de entre 12 y 17 años los martes, jueves y domingo de 3 a 5 pm.

Ventana al Mundo

Este colorido e imponente monumento de 47 metros acaba de llegar a su segundo aniversario y fue construido por iniciativa del Grupo Tecnoglass, concretamente de su CEO Cristian Daes. Está instalado en una hermosa y amplia glorieta del corredor industrial de la Circunvalar, cercana a su intersección con la Vía 40. Este espacio es el símbolo más “joven” de Barranquilla y su entorno es visitado con mucha frecuencia por propios y visitantes. Es la parada obligada para quienes deciden pedalear por el sector.

Plaza de la Paz

La emblemática Plaza de la Paz también está abierta, como los parques de la ciudad, solo para hacer deportes en los horarios indicados por la Alcaldía, similares a los que se cumplen en el  Gran Malecón. A finales de 2019, esta inmensa plaza fue abierta al público la ampliación de este espacio ubicado entre carreras 45 y 46 y que ahora va de la calle 46 a la 53. Sus senderos son ideales para caminatas y para manejar bicicleta.

+ Noticias


No jugar fútbol, no bailar y otros mitos de la Semana Santa
Periodista deportiva colombiana, seleccionada entre las mejores del mundo
La mansión de Sofía Vergara
¡Confirmado! James Rodríguez, nuevo jugador del Everton de Inglaterra