Dolce vita / 9 de marzo de 2024

Meten en cintura el uso de vapers: las razones médicas no son puro humo

Miredvista.co

Aunque fueron publicitados como alternativas más seguras al cigarrillo tradicional, contienen sustancias nocivas que pueden afectar el sistema respiratorio y cardiovascular.

Carlos José tiene 31 años, es ingeniero industrial especializado en gestión de calidad y en este momento es líder en el área de Planeación estratégica de su empresa, una multinacional con sede en Barranquilla. Descubrió los cigarrillos electrónicos desde sus días de estudiante universitario y desde entonces comenzó a usarlo.

“Me gustaba por sus sabores, por el precio, pero sobre todo porque lo que se nos decía era que el vape era lo mejor, porque es menos nocivo, para dejar el cigarrillo, y yo venía fumando desde los 18. No volví a fumar, pero quedé enganchado en el vapeo”, dice.

Fue precisamente esa creencia, de que era una alternativa más segura, la que atrajo a millones de personas en el mundo. Y Colombia no se quedó atrás: ya en 2017 el III Estudio Epidemiológico Andino sobre Consumo de Drogas en ​​Universitarios, realizado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, estimó que en Colombia el 16 % de los estudiantes ha usado cigarrillos electrónicos alguna vez. También la Universidad del Valle hizo una Encuesta Nacional de Tabaquismo en Jóvenes, que reportó que el 15.4 % de ellos utiliza vapeadores y cigarrillos electrónicos en ciertos momentos.

Sin embargo, esa popularidad empezó a levantar alarmas debido a las consecuencias adversas que traen estos productos. “Se ha comprobado con modelos in vitro​ y con animales que los componentes del cigarrillo electrónico causan daño y muerte celular, así como afectación de las defensas contra virus y bacterias”, explica Jorge Ortega, médico neumólogo de Sura.

El debate llegó al Congreso de Colombia, que esta semana aprobó un proyecto de ley que regular el consumo, la comercialización, la venta, la publicidad y el etiquetado de dispositivos electrónicos o vapeadores. “Yo creo que damos un gran paso; lo que hemos hecho es actualizar la ley antitabaco, y ajustarla precisamente para estos nuevos productos y nuevos dispositivos que hoy en Colombia tienen libre mercadeo y libre venta”, sostuvo Víctor Salcedo, ponente del proyecto de ley.

Hay estudios sólidos sobre los efectos nocivos de los vapers en la salud, pero para Juan Eduardo Guerrero Espinel, presidente de la Asociación Colombiana de Salud Pública, el uso de vapeadores puede generar adicciones y conlleva riesgos para la salud, incluyendo problemas cardiovasculares, enfermedades respiratorias agudas y cáncer.

Así, algunas de las consecuencias del vapeo en la salud comprobadas en diferentes estudios son:
1. Riesgos cardiovasculares: El uso constante de vapeadores puede aumentar el riesgo de problemas cardíacos, como enfermedades cardiovasculares.

2. Enfermedades respiratorias agudas:
El vapeo puede provocar afecciones respiratorias agudas, como lesiones pulmonares graves y bronquiolitis obliterante, una enfermedad pulmonar específica de los vapeadores.

3. Adicción a la nicotina: Los dispositivos de vapeo contienen nicotina, lo que puede llevar a la adicción, especialmente entre los jóvenes.

4. Cáncer:
Aunque se necesitan más estudios, algunos investigadores sugieren que el vapeo podría aumentar el riesgo de cáncer debido a los productos químicos presentes en los líquidos de vapeo.

5. Daño pulmonar agudo: El vapeo se ha asociado con casos de daño pulmonar agudo, aunque la investigación sobre este tema aún está en curso.

6. Incertidumbre sobre los efectos a largo plazo: A pesar de los estudios en curso, todavía no se comprenden completamente las repercusiones a largo plazo para la salud asociadas con el vapeo.

Con esta nueva ley, Colombia se une a otros países que han implementado regulaciones para abordar el creciente uso de vapeadores y cigarrillos electrónicos, con el objetivo de proteger la salud de la población y prevenir futuros problemas de salud relacionados con el vapeo.

+ Noticias


Boda Puche-Jiménez
Cómo celebrarán la Navidad y el fin de año los famosos
Ufff… ¡tronco de calor!!
Carin León, lo que va del original al imitador