Dolce vita / 9 de abril de 2022

“Música sacra, un sonido sublime para conectarse con Dios»

Jairo Reyes Rodríguez, músico egresado de Bellas Artes, es organista, guitarrista y cantor de la Parroquia San Francisco de Asís.

Alix López

Así lo asegura el sacerdote Jesús Granados Bolívar, delegado de Música Sacra de la Arquidiócesis, que tiene a su cargo la formación de músicos litúrgicos y coros parroquiales de 150 ministerios musicales del Atlántico, con quienes trabajó la programación de esta Semana Santa.

Sacerdote Jesús Granados Bolívar, delegado de Música Sacra de la Arquidiócesis de Barranquilla.

Desde que Jairo Reyes Rodríguez ingresó a la Parroquia San Francisco de Asís como organista y cantor, esta será la primera vez que viva esta Semana Santa de manera presencial.

Eso lo afirma porque allí se vinculó en febrero del 2020, es decir, unas semanas antes de que empezara la pandemia de Covid-19 y con ella el aislamiento total que obligó a suspender todo tipo de celebraciones masivas como la que mañana comienza con el Domingo de Ramos.

Jairo (@jairoreyesrodriguez), de 25 años y bachiller del Colegio Don Bosco, trabaja además en la conformación de coros infantil y juvenil de su parroquia porque a mediano plazo quiere seguir capacitándose como pedagogo musical.

El hijo de Jairo Reyes Navarro y Alix Lorenza Rodríguez, que se graduó como músico en la Escuela de Bellas Artes, es estudiante de la Escuela Arquidiocesana de Barranquilla de la que hacen parte 150 ministerios musicales del Atlántico.

Jairo Reyes frene a su piano en la Parroquia San Francisco de Asis.

El sacerdote Jesús Granados Bolívar, delegado de Música Sacra de la Arquidiócesis (@musicasacrabq) dice que uno de los objetivos es la formación de músicos litúrgicos y los coros parroquiales, tarea que comenzó hace 21 años.

En la actualidad, Reyes está en la sexta escuela de formación en música, liturgia, historia de la música e instrumentación, asegura, al agregar que la experiencia en la parroquia lo ha hecho otra persona. “Me siento lleno, completo. Había vacíos en mi vida, pero en esta oficio la fe va creciendo a nivel espiritual. Siempre estamos de la mano de Dios», añade.

En ese sentido, el delegado de música sacra de la Arquidiócesis de Barranquilla (@arquidiocesisbq) asegura que con la música se expresan los sentimientos más puros.

«La música propia de estos tiempos de Semana Santa busca conectarnos de una manera especial con Dios. En tiempos de recogimiento es ideal escuchar los Cantos Gregorianos, que es el de la Iglesia, las melodías en tono menor para llevarnos a esa reflexion profunda y de unión con nuestro Señor porque siempre cantamos la palabra, la verdad, la teología, y la experiencia religiosa».

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Jairo Reyes (@jairoreyesrodriguez)

El área que él lidera, se encarga de distribuir semanalmente las propuestas de canto cuaresmal, la aclamación de cada domingo y la propuesta musicalizada de Honor y Gloria a ti, pero en esta Semana Mayor cambian el repertorio y el carácter de los cantos.

«No solo cantemos al perdón y al pecado. Recordemos la Pascua del Señor. Su paso liberador por nuestras vidas debe estar presente en las letras de los cantos que escojamos. También tengamos en cuenta temas como La Montaña Sagrada, el Ëxodo, el Bautismo y la Luz, por ejemplo», recomienda a los coros y músicos litúrgicos.

Granados Bolívar, oriundo de Sabanalarga, y quien se ordenó como sacerdote en el 2011, está a cargo de la parte formativa del canto litúrgico sacro (que es la música de la evangelización católica) desde el 2016, y como tal, tiene la misión de formar y acompañar los ministerios musicales y coros de las parroquias.

Aclara que no es músico profesional porque lo que sabe lo estudió durante su formación sacerdotal en el Seminario Mayor y que en la actualidad se capacita vía virtual con algunas escuelas en México.

Explica que el proceso con los diferentes ministerios musicales se realiza a través del canal de Youtube de la Arquidiócesis. Al mismo tiempo tienen una escuela con 75 estudiantes, mientras que los lunes dictan micro cursos de música litúrgica a las 7 p.m. en la sede de la Curia Arquidiocesana.

La capacitación incluye a población residente en los municipios que cada mes se conectan a las clases.

El padre Reyes, quien está a cargo de la Parroquia Cristo Rey del barrio Lipaya, suroccidente de Barranquilla, explica que por un lado están quienes cantan en las misas que por lo general pertenecen a coros parroquiales, y por otro lado están los músicos litúrgicos que se dedican a la llamada música de evangelización que ofrece conciertos y animaciones, entre otros.

En la actualidad están siendo capacitadas 150 personas pertenecientes a los coros de las parroquias de Barranquilla y alrededor de 550 músicos en todo el Atlántico. Los estudiantes son laicos entre los 7 años y 80 años.

Dentro de ese proceso varios sacerdotes especializados en la parte litúrgica y dogmática se encargan de la parte doctrinal. Ya en la parte musical los apoyan docentes de la Diócesis de Querétaro (México).

“Podríamos decir que estamos empezando el proceso de formación porque tenemos 23 años, pero la de Querétaro es la segunda a nivel mundial con 130 años de servicios”. Recuerda que el instrumento oficial de la Iglesia es el órgano, pero ya están usando otros como la guitarra y bajo. La mayoría son músicos profesionales egresados de a Escuela de Bellas Artes y que hace arte de los 150 ministerios musicales de la Arquidiócesis.

“Lo más importante en la música católica son los textos que son sacados de las Sagradas Escrituras. Entonces lo que hacemos es cantar la Biblia en la misa”.

Padre Jesús Granados Bolívar

El sacedote afirma que en esta Semana Santa cambia el sentido de la música en cuanto a los textos y la forma de interpretarla, por lo tanto hay mucho recogimiento y reflexión por la Pasión del Señor.

«La sonoridad varía en cuanto al profundo dolor de la muerte, pero después, la gran alegría de la Pascua», dice Granados Bolívar, quien además se siente orgulloso porque varios de quienes pertenecen a los coros y músicos litúrgicos han ganado premios a nivel nacional e internacional.

Recuerda que por estos días de esta música sacra hacen parte cantos compuestos por sacerdotes españoles y mexicanos que se refieren al Domingo de Ramos y la entrada de Jesús como Rey de Jerusalén.

El Jueves Santo entonará música que habla del servicio y del amor (lavatorio de pies), mientras que el Viernes Santo tendrán los llamados improperios, que son cantos en los que reconocemos el dolor por la muerte de Jesús. “Es un día en el que solicitamos misericordia al Señor por nuestros pecados”, añade.

El sábado se escuchará el Pregón pascual, Gloria, Aleluya y los Cantos de resurrección. «Lo que hacemos es cantar la Biblia en la misa», explica.

+ Noticias


Tres voces de la radio que están a otro nivel
La historia de Teófilo Gutiérrez en Junior ha terminado
Estoy muy enamorado y feliz: Alberto Linero
En este fin de año es tiempo de volver a comprar lo nuestro