Lo último / 23 de abril de 2022

Palabras largas, lindas, feas, raras… y que son marca registrada

Miredvista.co

A propósito del Día del Idioma, presentamos una curiosa selección de palabras singulares.

Después del chino mandarín, el español es la segunda lengua del mundo más utilizada: más de 475 millones de personas lo tienen como su idioma principal. Como otras lenguas romances, es producto de la evolución del latín hablado (latín vulgar)-

Por lo anterior, con tanta diversidad de hablantes en el mundo y con la cantidad de cambios que ha tenido a lo largo de su historia, la riqueza léxica del español es incomparable: varía no solo entre países, sino entre regiones de un mismo país, o entre actividades, por ejemplo. Así, una cuchara no es lo mismo en Colombia que en Venezuela, ni significa lo mismo en gastronomía que en deportes o en el lenguaje militar. ¡Por eso a veces a los extranjeros les cuesta tanto aprenderlo!

A propósito de la celebración del Día del Idioma este sábado, veamos algunas curiosidades de las palabras en español. Esperamos que se sorpresa, se divierta y aprenda!

Las más largas

El diccionario de la Real Academia Española registra como  las más largas las siguientes palabras:

  1. Esternocleidomastoideo (22 letras). “Músculo del cuello, desde el esternón y la clavícula hasta la apófisis mastoides”. Curiosamente, es también la palabra menos utilizada en español.
  2. Electroencefalográfico, ca (22 letras). «Perteneciente o relativo a la electroencefalografía».
  3. Anticonstitucionalidad (22 letras). «Cualidad de anticonstitucional», adjetivo que su vez significa «que va contra la Constitución».
  4. Electroencefalografía (21 letras). «Parte de la medicina que estudia la obtención e interpretación de los electroencefalogramas».
  5. Contrarrevolucionario, ria (21 letras). «Perteneciente o relativo a la contrarrevolución» o «partidario de la contrarrevolución, o que la favorece».
  6. Desoxirribonucleótido (21 letras). «Nucleótido cuyo azúcar constituyente es la desoxirribosa».

Las más lindas

El portal especializado Actualidad Literatura hizo un sondeo entre sus seguidores para escoger las palabras más bonitas de nuestro idioma. A continuación, las 10 primeras:

  1. Melifluo: Sonido excesivamente dulce, suave o delicado.
  2. Inefable: Algo tan increíble que no puede ser expresado en palabras.
  3. Etéreo: Extremadamente delicado y ligero, algo fuera de este mundo.
  4. Limerencia: Estado mental involuntario propio de la atracción romántica por parte de una persona hacia otra.
  5. Serendipia: Hallazgo afortunado e inesperado que se produce cuando se está buscando otra cosa distinta.
  6. Arrebol: Cuando las nubes adquieren un color rojo al ser iluminadas por los rayos del sol.
  7. Iridiscencia: Fenómeno óptico donde el tono de la luz varía creando pequeños arcoiris.

Las más extrañas

Según el sitio especializado www.elespañol.com, estas son algunas de las palabras más raras en español y su significado:

  1. Bahorrina: Suciedad o conjunto de muchas cosas asquerosas que están mezcladas con agua sucia. Aunque también puede referirse a un conjunto de gente soez y ruin.
  2. Depauperar: Esta palabra procede del latín pauper, -ĕris, pobre. En la RAE la definen como empobrecer, aunque también puede referirse a debilitar o extenuar.
  3. Ful: Se refiere a algo falso o fallido o de poco valor.
  4. Gaznápiro: Puede referirse a alguien palurdo, simplón, torpe o que se queda embobado con cualquier cosa.
  5. Lobanillo: En la RAE se define como excrecencia leñosa cubierta de corteza, que se forma en el tronco o las ramas de un árbol. También puede significar bulto superficial y por lo común no doloroso, que se forma en la cabeza y en otras partes del cuerpo.
  6. Ochavo: Esta palabra no solo es rara, sino que tiene gran variedad de significados: sinónimo de octavo; una parte de la acera correspondiente al chaflán; cosa insignificante y de poco valor o incluso una antigua moneda española de cobre con peso de un octavo de onza, entre otros.
  7. Uebos:  Significa una necesidad o cosa necesaria.

Las más feas

Sitios especializados en el idioma español de dieron a la tarea de seleccionar, con la ayuda de los internautas, las palabras más feas o malsonantes de nuestra lengua:

  1. Seborrea: Término que además de no sonar agradable conlleva un significado aún menos apetecible.
  2. Chichipato: Término despectivo usado en Colombia para referirse a alguien tacaño que prefiere comprar productos baratos a otros de buena calidad. 
  3. Boñiga: Nombre dado al excremento vacuno o equino.
  4.  Gurruño: Papel o tela que ha sido arrugado en exceso e incluso encogido justo después de ser usado.
  5. Churria: Sinónimo de diarrea
  6. Sobaco: Hueco en forma de cuenco que marca el límite entre el cuerpo y el brazo.

Marcas Registradas

  1. Superhéroe: Este vocablo usado para definir a cualquier héroe de cómic que posee capacidades sobrehumanas es propiedad al 50% de las editoriales estadounidenses Marvel y DC Comics. El término fue inventado en un serial radiofónico en 1917 y registrado por las editoriales en 1979. Eso ha obligado a sus competidores a emplear expresiones alternativas como “metahumanos”, “superhumanos” o “mutantes”.
  2. Olímpico: Juegos Olímpicos sólo hay unos y por eso este adjetivo de origen griego es propiedad del Comité Olímpico Internacional que ha llegado a perseguir legalmente el uso de la palabra o su derivado “Olimpiada” en el nombre de cualquier competición alternativa.
  3. Jacuzzi: La empresa Jacuzzi Brand Corps es la responsable y principal perjudicada de que su marca haya pasado a designar a cualquier bañera de hidromasaje. Tanto la empresa como las bañeras deben su nombre a los siete hermanos Jacuzzi, que inventaron y comenzaron a fabricar y vender este tipo de bañeras en 1917.
  4. Felicidad: La felicidad, al menos en su traducción al inglés como “joy”, es propiedad del gigante alimenticio suizo Nestlé desde que decidió asociar esa palabra a algunos de sus productos. Y registrarla.
  5. J.R.R. Tolkien: Aunque parezca increíble, las iniciales del autor de El Señor de los Anillos son una marca registrada por la compañía que gestiona los derechos de sus obras literarias. Los abogados de esta empresa, gestionada por los hijos y nietos del escritor británico, se encargan celosamente de evitar que el nombre sea tomado en vano en toda clase de libros o artículos.
  6. Sufijo «zilla» o el yo-yo:  El sufijo japonés “zilla”, los Marines Espaciales, juegos como el yo-yo  el ping pong y los populares táperes (recipientes plásticos de cierre hermético) son el resto de vocablos que completan esta curiosa lista.

+ Noticias


Jill Biden, el polo opuesto de Melania Trump en estilo
“Hay que iluminar los días con velas, pero que sean amigables con el medio ambiente”
¡Ojo al dato! WhatsApp eliminará los grupos que usen esta palabra
Ella es Clara Chía, la catalana que tiene a Gerard Piqué en el centro del huracán