Personaje / 17 de febrero de 2024

“Si pudiera, sería reina todas las veces”: Melissa Cure

En la tranquilidad de su casa tras culminar el carnaval, Melissa Cure ha vuelto a su vida sin tanto ajetreo.

Miguel Utria

Aunque el del 2024 fue un Carnaval corto, la soberana dijo haber cumplido con todo lo que se propuso y que seguirá trabajando en pro de las festividades. Lo que más le gustó fue el cariño que brindó la gente y ver tanta felicidad en todos.

“Si me propusieran ser reina otra vez, aceptaría todas las veces que fuera posible, no me arrepiento de nada. Soy la más feliz; si por mí fuera, el Carnaval hubiera durado un mes más”.

Con el equipo de trabajo que no la desamparó en ningún momento.

Con estas palabras despidió Melissa Cure Villa su Carnaval, unas fiestas que muchos consideran fue de las mejores en los últimos tiempos, no solo porque se corrigieron errores del año pasado, sino por el carisma, la alegría y disposición de la soberana, que siempre tuvo una sonrisa y un gesto de cariño para todos.

Melissa se destacó además por ser una de las reinas mejor vestidas de los últimos carnavales, con atuendos que rendían homenaje a la tradición, al patrimonio y el medio ambiente: los pilares de su reinado.

Además los eventos programados fueron de los más puntuales que se tenga conocimiento en la historia reciente de las festividades barranquilleras, y una de las que más entusiasmo despertó entre el público asistente a los diferentes desfiles, visitas a los barrios y fiestas privadas, pese a que en un comienzo su designación causó resistencia por una parte de las comunidades expresadas en las redes sociales.

Una de las críticas a Melissa, al inicio de su nombramiento era su supuesta falta de talento para el baile, lo que fue desvirtuado no solo por las publicaciones en sus redes sociales sino por lo que fue mostrando en las tarimas de Lectura del Bando y coronación.

De ‘Negrita puloy’ en homenaje a este personaje.
Con este atuendo en el que sobresalía un gigante adorno de plumas desfiló en la Gran Parda de Fantasía.
Saludando al pueblo desde su imponente carroza durante la Batalla de Flores.

También destacan de Melissa Cure su trato y cariño para con las personas que hicieron parte de su comitiva, entre ellas su edecán, teniente Efraín Silva, quien dijo haber tenido un trabajo agradable con ella para quien estuvo disponible las 24 horas, los siete días de la semana desde que fue designado el año pasado.

Silva, quien está recién llegado a la ciudad de Barranquilla, también fue acompañante de la soberana de la Feria de Manizales en 2019, por lo que ya conocía como sortear este tipo de actividades.

En una de las escenas del espectáculo de coronación.

La reina aseguró que a pesar de lo corto que fue la temporada de pre y carnaval, pudo cumplir con sus expectativas y propósitos, y que lloró el último día por la gente, por el pueblo que siempre la recibió con alegría y por el trato de la prensa para con ella y su carnaval.

“Le di check a todo lo que quería. Tenía unos proyectos y un propósito, y los cumplí todos. Me siento satisfecha, orgullosa por todo el amor que me manifestó la gente, y eso es inolvidable”, dijo Melissa.

Recuerda con mucho agrado la cantidad de pancartas que le abrían paso en cada aparición que hacía pública, con mensajes de admiración y apoyo que asegura le hacían feliz el momento y olvidara el cansancio que por momentos sentía.

“Son cosas que te marcan la vida y el corazón para siempre. Me siento la más agradecida con el amor de todos los barranquilleros. Soy la reina más feliz”, insistió una y otra vez.

Al preguntarle qué no le salió como hubiera querido respondió que “la vida es perfecta” y que aunque el domingo de Carnaval no le llegó el vestido que usaría ese día, lo tomó con calma. Como siempre estuvo dispuesta y el ánimo que le daban los miembros de su equipo, no se desalentó y pudo hacer una salida en la que recibió el mismo cariño de siempre y con la comodidad que le ofrecía el atuendo con el que salió.

“Las cosas pasan o dejan de pasar  por algo. Yo creo que si hubiera llegado el vestido, no me hubiera desenvuelto ni gozado el desfile como me lo disfruté, porque bailé, salté, brinqué, me lo gocé como tú no tienes idea. No hay obstáculo en la vida que pase si no es porque algo más positivo viene”, apuntó la reina.

Las manifestaciones del público le gritaban vivas a Melissa Cure al paso de su carroza, fueron por doquier.

Insistió en que lo que más le gustó de su Carnaval fue ver tanta gente feliz, sonriente y que le manifestaban su admiración y cariño en cada presentación que hacía ya fueran en los barrios o en los otros escenarios como desfiles oficiales de las fiestas.

“En lo personal lo mejor fue el tema de la moda circular que me propuse hacer porque esto no acaba aquí sino que sigue y continúe año tras año. Y mis reinas populares que no olvidaré”.

Dijo no recordar cuántos vestidos lució desde el día en que fue notificada de su designación hasta el último día de Carnaval, pero sí que varios de ellos fueron donados para que sigan siendo usados por otras mujeres como la reina popular, quien fue una de las favorecidas con este tema de moda circular.

“Este fue un Carnaval para mi historia y para la historia de muchos porque fue diferente en todo el sentido de la palabra, cumplí con todos mis objetivos y propósitos”, indicó Meme.

Aseguró que aunque le duele que el Carnaval se haya acabado porque fue bastante corto, ella sigue siendo la reina y estará trabajando en proyectos en beneficio de la organización de las fiestas.

Los corre corre de la programación con una agenda súper apretada, no le dejaron a Melissa mucho tiempo para dormir. Asegura que en ocasiones dormí solo tres horas para cumplir con todos los compromisos, pero que sí llevó una dieta controlada que le permitiera alimentarse para aguatar el trote.

“No he bajado de peso, antes por el contrario, subí al inicio del reinado, pero ya volví a mi peso habitual. He estado feliz, contenta, súper nutrida, con mucha energía, nunca me desmayé ni me dio nada, porque soy a todo timbal”.

Despidió su Carnaval con un atuendo de viuda, en el que representó el rojo de la pasión, el duelo por una edición más que acabó y el blanco de la vida que representó es porque estas fiestas “siempre volverán”.

+ Noticias


En la Met Gala la moda no incomoda
El éxito de los colombianos en el Giro de Italia, Egan a un paso de la gloria
Sofía Osío, la reina de Colombia que prestó el servicio militar en Israel
Sorber alimentos: ¿placer o malos modales? Lo que revelan varios expertos