Empresariales / 25 de septiembre de 2021

Tity Jaramillo, la barranquillera que lleva a Soledad en el corazón

Miredvista.co

En 2017, esta comunicadora social de 33 años asumió el reto de gerenciar el Centro Comercial Nuestro Atlántico, en ese municipio. Desde ese cargo ha venido trabajando por mejorar las condiciones sociales de su entorno.

Tity Jaramillo (centro) con su equipo de trabajo en Nuestro Atlántico.

La comunicadora social Tity Jaramillo dice con frecuencia que tiene a Soledad metida en el corazón. Desde que asumió la gerencia de Nuestro Atlántico, en el noroccidente de ese municipio, su meta ha sido no solo timonear el posicionamiento y la rentabilidad de ese centro comercial, sino propiciar acciones en favor de la comunidad y ganarse el corazón de los soledeños.

“Queremos que Soledad crezca de la mano con nosotros, impactar el entorno y generar espacios laborales”, asegura esta ejecutiva de 33 años, una de las más jóvenes en estar al frente de la administración de un centro comercial en Atlántico.

Ilse Milena Jaramillo Villarreal es su nombre de pila, pero nadie la llama así. Su familia, sus amigos, compañeros y clientes la conocen como “Tity”, como empezó a ser llamada en casa desde muy chica. Esta barranquillera es egresada de la Universidad Autónoma del Caribe, donde se graduó de comunicadora social y periodista con énfasis en comunicación organizacional.

Dice que contra viento y marea terminó su carrera, pues estando en tercer semestre quedó embarazada y posteriormente decidió radicarse en Santa Marta. Tras superar algunas vicisitudes, logró graduarse en 2012, cuando ya había trabajado como coordinadora de servicio en AeroRepública y como asesora en Tigo.

Con Uniautónoma TV presentó los programas ‘Románticos de siempre’ y ‘Bote corriente’. Posteriormente, asumió como asistente de la directora del Centro de Medios de la Universidad Autónoma, institución por la que dice que siente mucha gratitud por las oportunidades profesionales que le brindó.

A finales de 2017, en momentos en que se desempeñaba como administradora de publicidad y medios en Dolmen, encontró una oferta laboral en Facebook para trabajar en la coordinación de mercadeo del centro comercial Nuestro Atlántico, un outlet que acababa de abrir en el corazón del nuevo polo de desarrollo de Soledad, entre los barrios Los Robles, Las Moras y El Manantial, en el extremo sur del Portal de Soledad de Transmetro.

Cinco meses después de estar en ese cargo surgió la oportunidad de asumir la gerencia en calidad de encargada, pero a los tres meses fue ratificada en vista de que, según cuenta, dio la talla y los resultados comenzaron a verse.

Con su esposo, Milton Llinás, la hija de él, Valery, y sus hijos Carlos y Samuel.

Tity es madre de dos varones: Carlos Francisco, que tuvo a los 19 años y que hoy tiene 14, y Samuel David, de 4 años, nacido de su segundo unión con Milton Llinás.

Al hablar de su trabajo, ella explica que hay dos asuntos claves: “uno es el relacionamiento de las marcas, y el otro, el trabajo que se pueda hacer con y por la comunidad”. En ese sentido, en estos cuatro años al frente del centro comercial se ha interesado por brindar apoyo a madres cabeza de hogar y a eventos deportivos, y en general por hacerse presente en los momentos más importantes de los sectores vecinos.

“El centro comercial construyó un sendero que une a Nuestro Atlántico con el Portal de Soledad para facilitar el acceso de nuestros clientes y garantizar su seguridad. Nuestra gerencia se enfoca en escuchar a la gente, porque si los soledeños están bien, Nuestro Atlántico también lo está”, dice.

Esta ejecutiva barranquillera de corazón soledeño, como lo asegura, dice que en este momento las expectativas de todas las marcas del outlet están puestas en el fin de año que se avecina. “Es que en pandemia Soledad fue la primera en cerrar y la última en abrir. Las ventas se han recuperado, pero aún falta mucho por conquistar”, apunta.

Pero para lograr esas metas en ventas, ella dice que es clave el bienestar, el desarrollo y el crecimiento económico de los soledeños, a quienes describe como gente pujante, trabajadora, de carácter, que no se deja echar cuentos y que busca oportunidades para sacar a sus hijos adelante, especialmente las mujeres cabeza de hogar.

Tity es tal vez la gerente de centro comercial más joven.

Con mucho entusiasmo y optimismo, la dinámica ejecutiva destaca las oportunidades de desarrollo que hay en Soledad, la octava ciudad en cuanto a población en Colombia, en la que hoy hay al menos unos seis centros comerciales.

“En Nuestro Atlántico queremos impactar en el entorno, generar espacios laborales e incentivar el sentido de pertenencia y orgullo de lo nuestro. Para ser sostenibles y rentables todo el año tenemos que transformar la vida de nuestras comunidades, pero los primeros que tienen que creer en ellos son ellos mismos, y deben convencerse de que no tienen por qué ir a Barranquilla a comprar nada porque en su municipio lo tienen todo”, dice al final.

+ Noticias


Sin calorías y sin grasa
Mario Venturini, un hotelero cinco estrellas
Reciclaje Crea Arte y su propuesta en defensa de las playas de Puerto
Estrenos de Netflix, Amazon, Disney+ para este mes de diciembre