Empresariales / 3 de abril de 2021

Una empresa que nació de la nostalgia por el boli

José Alejandro Olano y William Torres crearon Boliquilla hace casi dos años.

Miredvista.co

José Alejandro Olano, magangueleño, y William Torres, barranquillero, se unieron para crear Boliquilla. A corto plazo proyectan abrir en centros comerciales y en Cartagena.

Boliquilla vende mensualmente entre 10.000 y 12.000 bolis.

¿A qué sabe Barranquilla? A corozo, a coco, a mango biche, y a un sinnúmero de frutas tropicales que empacadas en un boli (como así le llaman en el Caribe a estos manjares congelados en pequeñas bolsas plásticas) evocan la niñez y adolescencia de varias generaciones de hombres y mujeres que han crecido saboreándolos.

Eso fue lo que llevó al magangueleño José Alejandro Olano, y al barranquillero William Torres, administradores de empresas de la Universidad de Norte a crear lo que ellos promocionan como el auténtico boli con sabor casero, 100%  artesanal y hecho con las mejores frutas de la región.

‘Boliquilla’, como se llama el emprendimiento que en junio próximo cumple dos años de fundado, nació una tarde en el Centro de Barranquilla cuando Olano observó a un vendedor ofreciéndolos en una cava.

“Hey William, el boli está perdido de la zona norte, ah?. Hoy vi uno en el Centro y me provocó”, le comentó a su amigo y socio, a lo que este respondió con la propuesta de empezar a venderlos.

En julio de 2019 arrancaron con mango y coco la primera etapa entre familiares y amigos a quienes les iban pidiendo la opinión.

Recuerda que entre pruebas y ensayos perdieron la producción de mango luego de un apagón prolongado de la antigua Electricaribe.

Pese a este tropiezo, a la semana siguiente ya estaban comprando el primer congelador.

Los dos jóvenes emprendedores producen 18 sabores de bolis.

Olano recuerda que en el comienzo Torres etiquetó en Twitter al empresario Christian Daes para ofrecerle una degustación de 30 bolis.

Allí en la oficina de Tecnoglass los dos emprendedores llegaron con las cavas para escuchar la opinión de los potenciales clientes.

“¿Para cuándo nos tienen listos 1.000 bolis?”, les preguntó Daes, a lo que ellos emocionados le respondieron que en cinco días estaría  listo el pedido.

Con tal de cumplir tuvieron que prestar plata para comprar el segundo congelador.

Luego de cinco días de largos trasnochos, los dueños de Boliquilla llevaron los sabores de coco, vainilla, tamarindo, maracuyá y guayaba agria que Daes entregó al personal administrativo y operativo.

“Nos fue súper bien porque logramos recuperar lo suficiente para prestar lo que habíamos prestado. A partir de ahí empezaron a llamarnos para diferentes eventos sociales”, rememora.

En septiembre, dos meses después de esta primera venta al por mayor, un amigo le propuso que le podría ayudar para que vendiera bolis en Sabor Barranquilla. La acogida del público fue enorme, añade Olano.

Como buenos emprendedores tocaron además las puertas de la Secretaría de Desarrollo  Económico de la Alcaldía Distrital para inscribirse en Quilla Innova, el programa que busca la consolidación de modelos de negocio en Barranquilla.

Con la exsecretaria de Desarrollo Económico, Madeleine Certain, cuando participaron en Quilla Innova en el 2019.

 “Aunque somos administradores, allí nos apoyaron en la creación de la empresa, el mercadeo y la campaña en plataformas ideales, por ejemplo Quilla Innova ha sido una buena vitrina porque siempre nos invitan a sus ferias. Este paso nos ayudó a consolidarnos y a seguir creciendo”, añade.

A finales de ese mismo año lograron tener un espacio durante mes y medio en el Gran Malecón, que también fue clave para que conocieran el producto, que hoy elaboran de 18 sabores como coco, corozo, cola con leche, galleta y limonada cerezada.

La comercialización es hasta ahora virtual (@boliquilla) y los pedidos se entregan a domicilio.

Como parte de su plan de expansión hace un par de meses instalaron un punto de venta en una cancha de fútbol en la 77 con 53, y a mediano plazo abrirán un punto en Cartagena porque su objetivo siempre ha sido la venta directa, sin intermediarios.

La empresa genera cuatro empleos y las ventas mensuales están entre los 10.000 y 12.000 bolis.

¿Cuál es la clave del éxito?, Olano responde que cambiar la idea de que la mitad del boli es puro hielo.

“Tenemos una alta concentración de frutas, pero además producimos de vainilla, Nutella, galleta Óreo, Festival de limón, Rondalla”, añade.

Ahora proyectan entrar en conversaciones con los centros comerciales para empezar a ofrecer el producto en las llamadas islas.

Para los dos jóvenes emprendedores, con Boliquilla confirman aún más aquello de que “No hay proyecto pequeño, sino visión pequeña”.

+ Noticias


Todos los detalles de las cuadrangulares semifinales de la Liga BetPlay
Los carros más caros de los jugadores de fútbol en el mundo
¿No puedes ir al restaurante? ¡el restaurante va a tu casa!
“Muchas veces estuve a punto de tirar la toalla”: Carla Celia