Lo último / 19 de febrero de 2022

Bloques y terrazas, otras de las novedades del Carnaval de la 44

Grupos de disfraces que participarán en el Carnaval de la 44.

Miredvista.co

Un nuevo escenario necesitaba de un nuevo contenido y una nueva forma de apreciar nuestro Patrimonio: Edgar Blanco.

Édgar Blanco y la reina Paula Sarmiento.

El Carnaval de la 44 se reinventa y para 2022, bajo el lema “El Carnaval de la Esperanza”, se viene con grandes novedades.

La primera de ellas tiene que ver con el ya anunciado cambio de escenario motivado por dos razones principales. Una, poder controlar el aforo para mantener a raya nuevos contagios por Covid.

“Solo en un espacio abierto, donde no molestemos a vecinos en sus casas y negocios, con entrada y salida controlable, es posible cumplir con todos los protocolos de seguridad que son necesarios para no contagiarnos y retroceder en la reactivación”, afirmó Edgar Blanco Acevedo, presidente de AGFA, Asociación de Grupos Folclóricos del Atlántico, entidad que tiene a su cargo este Carnaval que, aunque tenga otro escenario, se llama Carnaval de la 44.

La otra razón para el cambio de escenario tiene que ver con la “exigencia” de quienes hacen el Carnaval, los hacedores y actores, de tener un escenario amplio para mostrarle al mundo toda su grandeza y alegría. “Y el boulevard de la 65 es una vía nueva de dos calzadas, cada una con tres carriles, que les va a facilitar el lucimiento a nuestros grupos que con gran entusiasmo se están preparando para mostrarse al mundo”, aseguró Blanco Acevedo.

Hay también otras razones como la necesidad que tiene la ciudad de abrir nuevos espacios a la cultura, y la obligación de los operadores de la fiesta de interferir lo menos posible en el desarrollo normal de actividades, posibilitando que la vida “normal” no se afecte por el montaje y realización de los eventos culturales.

BLOQUES PATRIMONIALES

Otra de las grandes novedades que presenta el Carnaval de la 44 tiene que ver con el contenido de sus dos principales desfiles: la Batalla de Flores del Recuerdo, y la Gran Parada de Tradición.

Las danzas de congos harán parte de los bloques patrimoniales.

Para el 26 y 27 de marzo, los asistentes al boulevar de la carrera 65, los televidentes y cibernautas podrán apreciar unos desfiles diferentes con los denominados Bloques Patrimoniales que son un verdadero cabildo de Congo, Danza Negra y Mapalé, una gigantesca rueda de Cumbia, o un extraordinario combate entre la vida y la muerte escenificados en un espacio no convencional.

Más de 3.500 hacedores tradicionales del Carnaval de Barranquilla y el Atlántico, junto a nuevos salvaguardas de nuestra cultura festiva, protagonizarán dos desfiles cargados de amor, respeto, tradición y mucha alegría.

Cada una de las modalidades que conforman la gran diversidad del Carnaval estarán presentes en forma compacta. Los cumbiamberos se unirán en un solo grupo conformado por 23 colectivos con 900 cumbiamberos y cumbiamberas que bailarán al son de la flauta de millo y la tambora como símbolo de unidad y respeto.

Como ellos también harán presencia los Congos, Garabatos, Danza de Negros, Mapalé, danzas con marcada influencia africana que denotan fuerza, gallardía, rebeldía y que, de alguna manera, en sus inicios tenían los cabildos como punto de encuentro. Esta vez, su gran cabildo será la carrera 65.

OTRAS MODALIDADES

Danza de tipo más anfibio como Caimanes, Coyongos, Pájaros y Goleros, que tradicionalmente han desfilado en forma desarticulada se han unido para mostrar su riqueza y esplendor y enviar un mensaje de preservación.

Son de Negros en la presentación de la agenda carnavalera.

Nunca antes en el Carnaval Las Farotas habían sido tan numerosas. La danza procedente de Talaigua, en el departamento de Bolívar, donde tuvieron su espacio los indios Chimilas y Farotos es una representación de la venganza indígena contra el blanco abusador, y en su conformación natural está integrada por 13 hombres y una madre. Esta tradicional danza se mostrará en el Boulevar de la 65 por más de 50 hombres vestidos de mujer para despistar al enemigo.

Así mismo estará el Gusano más grande, los Diablos más poderosos y los disfraces más tradicionales.

También harán parte de los desfiles, comparsas de fantasía que han comenzado a conquistar un espacio en la Fiesta de todos. Y que “en el Carnaval de la 44 son acogidas con amor porque la Tradición se va construyendo y la Salvaguardia es nuestra ley”, afirmó Edgar Blanco, Presidente de la Asociación de Grupos Folclóricos del Atlántico y Director del Carnaval de la 44.

DESDE TERRAZAS

Más de 3.500 hacedores participarán en el Carnaval de la 44.

Esa maravillosa puesta en escena que desde hace meses vienen preparando los distintos grupos folclóricos que participarán en el Carnaval de la 44, y el reto de mostrarlo con gran calidad al mundo, “nos exigía pensar en cómo logarlo. Y es ahí cuando surge la idea de las Terrazas carnavaleras. Unas estructuras con sabor a nuestra tradición urbanística, donde los espectadores estarán cerca a los danzantes pero sin obstaculizar su desplazamiento. Unas estructuras que permite a más personas apreciar el espectáculo con comodidad y seguridad”, comentó Edgar Blanco.

Pero la idea de las estructuras va mucho más de esas buenas intenciones, según lo afirman varios integrantes de grupos folclóricos que han apoyado la idea. “Sucede que nosotros ya hemos comenzado a entender la importancia y la necesidad de las industrias creativas. Ya entendemos que sí nosotros nos organizamos y hacemos bien las cosas, somos nosotros los que debemos monetizar nuestro trabajo.”

“Llevamos años organizando un desfile, invirtiendo tiempo y recursos, sin que eso lo veamos nosotros. Lo que iniciamos con el bordillo, donde cada cual se ubicaba en el sardinel, se convirtió en una oportunidad de ingresos para otros que nos representa ni un peso. El producido de las terrazas, será para pagar los costos que conlleva un espectáculo de altura hecho con todas las de la Ley, y la ganancia, si es que las hay, será para quienes hacemos el espectáculo”, explicó Leonidas Barraza miembro del Comité Cultural del Carnaval de la 44 y con 40 años de estar participando en el Carnaval

Las Terrazas serán espacios seguros, cómodos, con todos los protocolos de bioseguridad, con ventas certificadas de alimentos y bebidas y con el sabor propio de un disfrute en grupo.

Según explico Edgar Blanco, las terrazas hacen parte de un piloto y recalcó que la idea “no es abandonar nuestras propuestas culturales en la 44, la 21 y la 8. Este año queremos irnos con las terrazas, pero cuando vuelva la normalidad de salud, la idea es volver a nuestros espacios de siempre en la 44, la 21 y la 8, con desfiles más abiertos, más descomplicados, más con la nostalgia barranquillera”.

+ Noticias


Cuando la unión hace la fuerza en el diseño industrial
El veterinario que hace ‘clic’ con los animales
Apuntes del Reinado Nacional de Belleza 2021
Ropa de cama para descansar más … ¡y lucir mejor!