Lo último / 9 de octubre de 2021

¿Cocteles en forma de boli? ¡Qué heavy!

Miredvista.co

El samario Aldo De Angelis y su novia, María Camila Amaya, cuentan la historia de su novedoso emprendimiento en el mundo de las bebidas y los licores.

¿Tomarse un coctel? ¡Qué rico! ¿Comerse un boli? ¡Qué delicia! La combinación de estos dos placeres llevó a que el samario Aldo De Angelis, de 21 años, se inventara hace dos años una ingeniosa manera de combinar licores, frutas y hielo, y creara así un coctel congelado y con la apariencia de un producto muy nuestro, el boli.

Los emprendedores Aldo De Angelis y María Camila Amaya.

Así surgió ‘Boly heavy’ una combinación de sabores y de sensaciones ¡del otro mundo! Vienen empaquetados como bolis, con nombres y colores sugestivos, a tono con la temática espacial que brandea esta marca cien por ciento costeña y muy juvenil.

“Todo comenzó como un pasatiempo de fin de semana, pero ahora es una promesa”, asegura De Angelis, el joven creador de esta iniciativa a la que también se sumó su pareja, María Camila Amaya, una bogotana que estudia Negocios Internacionales en Uninorte.

“Cami y yo noaçs dijimos que si en Estados Unidos se consumen los cocteles enlatados, por qué no hacer algo similar aquí, pero con el toque de la cultura costeña”, explica el joven, estudiante de Negocios en la CUN de Santa Marta.

View this post on Instagram

Una publicación compartida por BOLI HEAVY OFFICIAL®️ (@boliheavy)

Dice que si bien a través de tutoriales de Youtube y también con un amigo que es bartender en Santa Marta aprendió los secretos de las mezclas y que ya en el fin de año de 2019 la Navidad en casa fue con sus cocteles de colores neón.

Sin embargo, fue a comienzos de 2020, después de conocer a María Camila, cuando recibe el impulso estratégico que necesitaba para redondear su emprendimiento. “El tenía muchas ideas en mente, pero no las aterrizaba. Yo le ayudé a materializar cosas y creé la estrategia de redes, markentig y ventas, que se hacen todas por Whatsapp e Instagram”, explica ella.

Cuenta que la estrategia publicitaria gira en torno al tema espacial: naves, extraterrestres, muy a tono con el lenguaje y la forma de comunicarse de los jóvenes. Una cosa importante es que este emprendimiento maneja en su presentación los textos legales que se exigen para las bebidas embrigantes.

El centro de producción de los cocteles está en Santa Marta y en la empresa apoya también la mamá de él, Silvia Rosa Delgado, en el tema de las finanzas. I Food y Rappi son las plataformas por las que distribuyen la venta al detal.

“Boli heavy’ es una combinación de cosas ilógicas que al final te terminan gustando”, asegura Aldo, refiriéndose a las combinaciones de sabores que hace: vodka Absolut, triple sec, ginebra, frutas naturales y barras de dulces americanos, y colores neón (colorantes naturales, no contaminantes), por ejemplo.

En su carta figuran 12 combinaciones: Himalaya (vodka con limón, el más solicitado); Amnesia (ginebra con fresa); Maríajuana (guaro con naranja); Overdose (fourloko blue y Nerds); Posday (triple sec y maracuyá); Purple crak (ron blanco y mora); Phantom (Vodka y Jollyrancher) y Red Soul (whiskey y mandarina). Los cocteles premium son el Andrómeda (jager y mango biche); Chapo (tequila y limón); Goldpineapple (piña colada), y Metástatis (vodka, cerezas y gomas).

‘Salimos con miedo al mercado, pero la aprobación de la gente fue rápida”, cuenta Aldo. Este emprendimiento que hoy se toma las discotecas, restaurantes, hostales y hoteles tuvo durante la cuarentena una gran acogida, pues por su presentación era ideal para compartir en casa.

Ha sido tal el crecimiento, que esta iniciativa fue una de las premiadas en el programa Quilla Innova. ‘El proceso ha sido gratificante y tenemos grandes expectativas”, puntualiza.

+ Noticias


“El jugador colombiano tiene un ADN especial”: DT de Colombia
La Selección Colombia mantiene su puesto en el ranking Fifa
¿Quién es el Spiderman que tuvo un encuentro inusual con el papa Francisco?
Receta de una médica