La Buena Sazón / 6 de marzo de 2021

Corvina con frutos secos en tiempo de Cuaresma

Como una de las tradiciones más arraigadas entre los creyentes católicos es la abstención de comer carne durante el Miércoles de Ceniza, los viernes de Cuaresma, el Jueves Santo, el Viernes de Dolores y el Sábado de Gloria. por eso hoy le presentamos una exquisita receta de Corvina.

Carmen Vásquez

El tiempo de Cuaresma trae con las olas del mar no solo la tranquilidad del silencio, la reflexión y el perdón. Trae las riquezas de los mares, pescados deliciosos, carnes blancas, tiernas, saludables, fáciles de cocinar. La receta de este fin de semana de Cuaresma tiene como protagonista una de las carnes blancas de más prestigio por su textura y sabor suave, es la Corvina, un pez de color gris o plateado que habita en los océanos tropicales. Esta receta es fácil, perfecta para este tiempo de reflexión.

INGREDIENTES

4  – tajadas de corvina

1  – diente de ajo

1  – cebolla blanca

50- gr. de avellanas – las puede remplazar por almendras

1  – pimiento verde

400 gr de tomaticos cherry de colores

200 ml de vino blanco

4  – endibias (hortaliza de hoja crujiente y se puede comer cruda o cocida)

sal – pimienta – perejil y buen aceite de oliva

PREPARACIÓN

Tomamos una sartén y ponemos buen aceite de oliva, aquí ponemos los tomaticos a los que le hemos hecho una crucecita en la parte de arriba, deben quedar cubiertos por el aceite, cocinamos. Cuando el aceite esté bien caliente lo ponemos en bajo y los dejamos confitar por unos minutos.

La cebolla y el pimiento se cortan en cuadritos, se ponen en una sartén a sofreír a fuego lento y se le incorpora el ajo picadito, con un chorrito de aceite. Se agregan las avellanas troceadas y cuando vean que están doraditas se les pone el perejil bien picadito. Las endibias se cortan en cuatro trozos y se saltean aparte y se agregan al sofrito bien picaditas. 

Los lomos de la corvina se salpimientan y se ponen en la sartén en donde está el sofrito a fuego alto por unos minutos (se cocina muy rápido) dándoles una vuelta y se riega todo con el vino blanco.

Cuando el pescado esté prácticamente hecho se deja evaporar el alcohol.

El emplatar es perfecto por los colores. Se pone el trozo de pescado al centro, alrededor los coloridos tomaticos, el sofrito y encima los frutos secos.

NOTA: Es una receta deliciosa, saludable y se puede marinar con un vino blanco o rosado, les recomiendo un verdejo de Ramón Bilbao. 

+ Noticias


‘Otto’, de Karol G., y otras mascotas de famosos
Meme de la semana
“Sueño con vestir la camiseta de Colombia y jugar en el Metro”: Alexis Pérez
Consejos prácticos para sortear las lluvias de abril