Dolce vita / 2 de septiembre de 2023

El ‘boom’ de los gastrobares en Barranquilla

Los gastrobares son barras con servicio de mesa de buen restaurante y están a la orden del día.

Miguel Utria

En el mundo de la culinaria colombiana este tipo de establecimientos, en el que se ofrecen platos especiales y bebidas, ha venido posicionándose a nivel mundial. La capital del Atlántico hoy no es la excepción y entró en la moda como una opción más. Aquí contamos cuáles son los requisitos que se deben cumplir para la apertura y funcionamiento de estos sitios de atención al público

Sin duda, Barranquilla sigue siendo un referente en la gastronomía no solo en el Caribe colombiano sino a nivel nacional e internacional. No en vano es una ciudad influenciada por diferentes culturas derivadas de su condición de ciudad puerto, de ciudad de inmigrantes que trajeron, como parte de su cultura, recetas y platos típicos de otras latitudes.

Paralelo a ello, los platos típicos del Caribe colombiano y de la provincia del Atlántico en especial, le dan a Barranquilla un agregado especial que la hace diferente, especial y única, cuando se trata de presentar su carta gastronómica.

Desde cocteles, cerveza y demás bebidas pueden consumirse en un gastrobar acompañado de un buen plato.

Desde la típica sopa de guandú con carne salada o el arroz con lisa, que son netamente de aquí, hasta los kibbeh árabes o los apetecidos platos orientales tienen un sello característico cuando se comen en sitios ubicados en Barranquilla.

El paso del tiempo fue llevando a Barranquilla y a sus hijos, propios y adoptivos, a mostrar esa riqueza en restaurantes típicos que fueron fundándose en la ciudad y que, pese a ofrecer platos de otros países siempre han llevado esa mezcla del sabor original con la sazón propia de esta urbe.

Barranquilla es de las pocas ciudades en las que se pueden encontrar restaurantes especializados en comidas de casi todos los países del mundo. Es así que tanto el residente como el visitante encuentran aquí restaurantes de comidas china, japonesa, árabe, italiana, francesa y los típicos del país.

Pero Barranquilla también es música, fiesta, celebraciones, lo que siempre va acompañado de un buen plato de comida. En los últimos años la ciudad comenzó a abrir nuevos espacios son los denominados gastrobares (bar-restaurante en el que se venden bebidas alcohólicas y platos especiales). Son sitios que cada vez van en aumento y hoy son los preferidos de los barranquilleros para compartir con amigos, familiares o compañeros de trabajo.

Las empresas han escogido estos establecimientos como los predilectos para hacer sus fiestas de despedidas de año para sus empleados, pero además son centros de celebraciones de cumpleaños, bodas, aniversarios, etc, pues en un mismo sitio tienen la atención en materia gastronómica como de diversión.

“Barranquilla es una ciudad alegre, pujante y moderna la cual todos los turistas nacionales y extranjeros quieren visitar. Por eso visionábamos ser el referente más importante de la comida típica en la ciudad y abrimos nuestro establecimiento. Yo creo que la sostenibilidad financiera hace necesaria la figura de los gastrobares, ya que vender solo licor es muy difícil perdurar en el tiempo”, asegura Gonzalo Guarín, gerente propietario del gastrobar Cucayo que lleva 10 años funcionando.

De acuerdo con Guarín, quien también lidera los establecimientos ‘Le Panier’ y  ‘Tacopolis’,  abrir un establecimiento de alimentos en Barranquilla constituye todo un reto debido a que la competencia es grande y las inversiones son importantes. “Mi recomendación es tener un concepto muy original que marque la diferencia”, afirma.

Los gastrobares llegaron a ser un boom en la ciudad hasta el punto que son invitados con tarjetas especiales a Sabor Barranquilla, la feria gastronómica más importante de la ciudad y la región que acaba de concluir.

Ante proliferación de los gastrobares en la ciudad muchos se preguntan qué tan fácil es abrir o montar uno, qué requisitos deben cumplirse y que entidad está encargada de otorgar estos permisos o licencias de funcionamiento.

Nos dimos a la tarea de averiguar este dato y nos encontramos con que es la Policía que, a través de su Código Nacional, establece los requisitos para la apertura de gastrobares y demás establecimientos de atención al público.

Dice el Código Nacional de Policía y Convivencia en su artículo 87 que “es obligatorio, para el ejercicio de cualquier actividad de tipo comercial, industrial, de servicios, social, cultural, de recreación, entretenimiento o diversión; con o sin ánimo de lucro, o que siendo privadas, trasciendan a lo público; que se desarrolle o no a través de establecimientos abiertos o cerrados al público, además de los requisitos previstos en normas, cumplir con una serie de requisitos.

Entre esos requisitos que se destacan lo relacionado con las normas sobre el uso del suelo, destinación o finalidad para la que fue construida la edificación y su ubicación. Así mismo la matrícula mercantil vigente, expedida por la Cámara de Comercio de la respectiva jurisdicción donde se desarrolle la actividad. De acuerdo con el Código Nacional de Policía los interesados en abrir estos establecimientos deben comunicar al comandante de estación o subestación de Policía del lugar donde funcionará el mismo.

Adicional a ello, durante la ejecución de la actividad económica deberá cumplirse con requisitos como:

1. Las normas referentes a los niveles de intensidad auditiva.

2. Cumplir con los horarios establecidos para la actividad económica desarrollada.

3. Las condiciones de seguridad, sanitarias y ambientales determinadas en el régimen de Policía.

4. El objeto registrado en la matrícula mercantil y no desarrollar otra actividad diferente.

5. Para aquellos establecimientos donde se ejecuten públicamente obras musicales causantes de pago, protegidas por las disposiciones legales vigentes sobre derechos de autor.

+ Noticias


‘Los caminos de la vida’ de Omar Geles, de la gloria hasta su última morada
Cindy, Naomi, Linda y Christy: las más grandes vuelven a posar juntas 33 años después
La conmovedora historia del salsero que volvió a ver la luz gracias a su virtuosismo musical
El Camus, del “man de la cavita” al influencer que cambia vidas