Dolce vita / 18 de diciembre de 2021

El ‘cambio extremo’ que vive Usiacurí, el pesebre del Atlántico

Está de moda hacerse una selfi en Usiacurí con el fondo de las intervenciones que han hecho varios artistas.

Alix López

Además del lienzo a cielo abierto y las intervenciones en sitios emblemáticos por parte de varios artistas, la meta es potenciar el municipio como destino arquitectónico y atractivo turístico para el avistamiento de aves.

Los techos de las viviendas le rinden tributo a la riqueza de las aves de Luriza, la reserva natural de Usiacurí.

Bienvenido de la Hoz Mozo sonríe siempre que se le pregunta sobre Usiacurí, su tierra natal.

Desde la Parroquia Santo Domingo de Guzmán, uno de los sitios más altos del llamado «Pesebre del Atlántico», como se le conoce al municipio, se refiere a que en este último año los turistas nacionales y extranjeros se han incrementado, lo cual es fácilmente perceptible apenas el visitante pisa sus calles empinadas.

“Fue construida en calicante y adobe hace 129 años por el ingeniero cubano Francisco Javier Cisneros (1892), que meses después de terminar de construir el muelle de Puerto Colombia, llegó a Usiacurí a curarse en las aguas minero medicinales y nos dejó este regalo”, explica orgulloso.

Bienvenido de la Hoz posa orgulloso en la Parroquia Santo Domingo de Guzmán.

La población, distante 40 minutos de Barranquilla a la que se llega por vía de La Cordialidad luego de pasar Galapa y Baranoa, está convertida hoy en un enorme lienzo de 18.000 metros cuadrados pintados sobre los techos de sus viviendas que hacen parte de la estrategia «Usiacurí es más» que lideran la Gobernación del Atlántico y la firma Pintuco.

Desde el mirador de la Parroquia Santo Domingo de Guzmán se aprecia el enorme lienzo pintado con colores muy del Caribe.

La obra de 18.000 metros cuadrados resalta la riqueza de aves de Luriza como la guacharaca colombiana, el periquito bronceado, la pitanga abejera, el búho de anteojos, el tucán caribeño entre otras aves identitarias.

Como parte del proceso de intervenciones artísticas y culturales que rinden tributo a la tradición artesana, la riqueza natural de Luriza y el bien inmaterial de la poesía de Julio Flórez (oriundo de Chiquinquirá, Boyacá, que murió en Usiacurí el 23 de febrero de 1909), artistas locales y nacionales como Edwin Solano y Danilo Jiménez, (de Usiacurí), Nicolás Ayala (de Puerto Colombia), Omar Alonso y Daniela Char (de Barranquilla), plasmaron sus obras.

Evelyn Cantillo y Edilberto Páez, dos turistas que posan en la Casa Museo Julio Flórez.

Uno de los últimos poetas del romanticismo, autor de Mis Flores Negras, La Araña e Idilio Eterno vino a curarse de las aguas medicinales de la población, pero también, encontró el amor en Petrona Moreno, nacida en Usiacurí, unión de la que nacieron Cielo, León Julio, Divina, Lira y Hugo.

La casa, Patrimonio Cultural y Monumento Nacional es hoy un museo totalmente recuperado al que anualmente ingresan centenares de visitantes para observar los objetos personales y familiares de una de las figuras de las letras más destacadas de Colombia.

Al frente de la casa-museo están la remodelada plaza que lleva su nombre y la exposición permanente de artesanías de Usiacurí que tanto renombre le han dado al Municipio y al Atlántico. Eso sí, el visitante no se puede ir sin tomarse una foto en las alas pintadas por la artista Daniela Char.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Gobernación del Atlántico (@gobatlantico)

En la feria de artesanías, que es permanente desde hace 12 años, están varias maestras, en su mayoría, herederas de toda una tradición. Como ocurre con Astrid Angulo quien desde los 7 años empezó en el oficio.

Astrid Angulo en el stand de Yaranma, la empresa de artesanías de sus hermanas.

Esta usiacureña dice que sus hermanas Rosmary y Yaneri fueron las diseñadoras y creadoras del bolso elaborado en palma de de iraca que lució Ivanka Trump, hija del presidente de los Estados Unidos, en su llegada Colombia en septiembre de 2019.

Ivanka Trump con su bolso en iraca.

Las Angulo Romero, hijas de Alfredo y Carmen, también artesanos, aseguran que aprendieron el arte de sus padres y de su abuela Julia Salas, mientras que sus tías paternas les enseñaron a diseñar.

Las tres son profesionales que lograron pagar sus carreras con el tejido: Yaneris (@iracapalma_) estudió licenciatura en ciencias sociales,  Rosmary es docente de manualidades y fue instructora Sena, mientras que Astrid es licenciada en lengua castellana.

«Siempre estamos a tono con la moda porque hasta hace unos años las artesanías solo venían en el tono natural de la palma de iraca, pero poco a poco fuimos visionando y capacitándonos», destaca.

La pediatra Mónica Morales quedó encantada con Usiacurí posa en iglesia de Usiacurí construida por el ingeniero cubano Francisco Javier Cisneros, meses después de terminar el muelle de Puerto Colombia.

Comunidad, aliada

La gobernadora Elsa Noguera destaca que en este proceso de transformación siempre han trabajado de la mano de la comunidad.

Para la propuesta arquitectónica, la Gobernación instaló 10 puntos de votación en la que participaron más de 893 familias que finalmente eligieron la propuesta “Usiacurí es más arte y tradición” que resalta la identidad como el pesebre del Atlántico, muros blancos, y la tradición artesana, acentos arquitectónicos de colores hacienda honor a los mismos tonos con los que se tiñe la palma de Iraca para las artesanías.

«En la construcción del plan de vida comunitario, la meta es llegar a puntos de encuentro para conectar a las nuevas generaciones de usiacureños con sus antecesores».

Elsa Noguera
Gobernadora del Atlántico

Por ejemplo realizaron mesas de trabajo con los guías oficiales del municipio para construir la ruta de experiencia, y se inició la selección para el fortalecimiento de 15 iniciativas productivas.

“Conforme a la caracterización turística, se ha evidenciado que los ingresos a los usiacureños gracias a los resultados del proyecto, han aumentado en un 150%, ventas habituales de $350.000 pasaron a ventas de $1.500.000 y ha beneficiado no solo a quienes están en la ruta certificada sino a todos los habitantes del municipio”, revela un informe de la administración departamental.

En el proceso de transformación y embellecimiento de fachadas se beneficiaron más de 4.100 beneficiarios directos de la estrategia que les entregó insumos como pintura para 1.000 viviendas.

Andrés Gómez teje una lámpara que deberá ser despachada a un cliente de La Guajira,

En la construcción del plan de vida comunitario, con un aproximado de 215 participantes, adultos mayores y niños niñas y jóvenes, que, desde sus diferentes visiones de presente pasado y futuro, llegan a puntos de encuentro para conectar a las nuevas generaciones con sus antecesores.

Con el fin de transmitir saberes y tradición, se desarrollaron 5 encuentros con maestros artesanos y niños y niñas, más de 150 niños y niñas quienes en un proceso de apropiación de la tradición de tejido han aprendido técnicas de parte de los maestros, siendo semilleros de cultura e identidad.

Hanny, estudiante de ingeniería agroindustrial, acudió el fin de semana con sus primos. «Está bien bonito Usiacurí», exclamó.

+ Noticias


El “pueblo fantasma” que resurgirá después de 26 años de hundido
Fiesta carnavalera pro obras sociales
Luces, sonido… ¡vuelven los grandes conciertos con público!
Las alegres bebidas ¡refrescantes!