Lo último / 10 de febrero de 2024

Las carrozas en la Vía 40, arte autóctono y movimiento

La carroza del Rey Momo Juventino Ojito fue hecha una figura «a su imagen y semejanza» tocando el clarinete.

Zoraida Noriega

18 carros móviles, decorados con alegorías del Carnaval, engalanaron el desfile del Cumbiódromo.

La pintura laca, vinilo, poliuretano, estructuras metálicas, icopor, papel maché y madera, son apenas algunos de los elementos con los que vinieron trabajando contra reloj más de 100 maestros del arte manual para darle forma a las carrozas que rodaron este sábado en la gran apertura del Carnaval de Barranquilla 2024.

‘Fantasía marina’, así fue titulada esta carroza elaborada para los reyes infantiles.

Basándose en los diseños de los bocetos, en los que participaron experimentados pintores y escultores, los artesanos elaboraron 18 carrozas en las que se destacan personajes de la fiesta barranquillera y de sus danzas patrimoniales.

Los trabajos se realizaron en la Fábrica de Carrozas del Distrito (que son tres de las bodegas de la Vía 40) bajo la coordinación del arquitecto Elías Torné, quien lleva más de una década trabajando en este tipo de escenografías móviles.

‘Puloy picotera’ con todo su sabor demostró que la negra tiene tumbao.
El torito carnavalero fue así representado en esta carroza.

El pueblo pudo apreciar en la Batalla de Flores, por ejemplo,  la monumental figura de una negrita puloy moviéndose y con una amplia carcajada, al son de la música de un picó. El mensaje es: “la negra tiene tumbao’.

La decoración de otra de las carrozas fue inspirada en la marimonda, creación del arquitecto Roy Pérez. Para destacar los brincos que da este popular disfraz, ingeniosamente fue colocado uno en todo lo alto que va haciendo esos movimientos, impulsado por una persona oculta.

En la decoración estuvo una marmonda haciendo de las suyas con sus movimientos en el aire. Esta auténtica carroza fue la ganadora.

El público se sorprendió con la cabeza de un gigantesco tigre que abría y cerraba la boca, de aves de fantasía que parecían volar, de otros animales de nuestra fauna como las guacamayas y el caimán; de figuras de cumbiamberos, instrumentos musicales autóctonos, de máscaras y de las flores multicolores del Caribe como la cayena, trinitaria y lluvia de oro.

En la carroza que llevó a la Reina del Carnaval Melissa Cure estuvieron simbolizados guacamayas, gallos y otras aves como un mensaje al mundo de que todos estos animales ayudan al buen funcionamiento de los ecosistemas. Grandes materas repletas de flores naturales hicieron parte de la decoración.

La Cumbiamba El Gallo Giro fue merecidamente escogida para rendirle homenaje en sus 40 años y secundar la carroza de la reina. Las cumbiamberas lucieron el tradicional vestido de cuadritos rojos y blancos, y llevando cada una, con admirable equilibrio al ritmo de las caderas, una botella sobre la cabeza, como así se ha distinguido este colectivo folclórico.

La cumbia, sus instrumentos, velas y bailarines no podían faltar en una de las carrozas.

En la que transportará al Rey Momo Juventino Ojito a lo largo del desfile, su creador lo representó con una monumental figura vestida de cumbiambero y tocando el clarinete.

‘Fantasía marina’ así se llamó la carroza en la que desfilaron los reyes infantiles.

En varias carrozas patrocinadas por la empresa privada, varias ex reinas del Carnaval qisieron revivir el año en que lideraron su respectivo Carnaval. Entre las que estuvieron figuraron Marcela García, Giselle Lacouture, Cristina Felfle y Valentina Lapeira. Esta última por fin cumplió su sueño de saludar al pueblo en este desfile aunque no alcanzó ser soberana. Hasta modelos, como Tata Becerra, esposa del cantante vallenato Peter Manjarres.

La reina popular Hanna Orozco también hizo su debut en la Vía 40 saludando desde su carroza. Lo mismo que la reina del Carnaval del Atlántico Natalia Muñoz.

Como todos los años, no faltaron los trailers con orquestas, artistas de la televisión que no quisieron perderse de semejante pantallazo.

Es de destacar en la Batalla de Flores las actuaciones de la danza Selva Africana, que fundó y dirige José Llanos; el Congo Grande, El Cumbión de Oro, Los Negritos de Santa Lucía, el Torito Ribeño, la cumbiamba la Pollera Colorá, entre otros.

+ Noticias


La colección masculina de Prada, un salto a la libertad
Las  ‘insólitas’ excusas que damos a los jefes cuando llegamos tarde a trabajar
“Colombia va a la Copa América con el objetivo de ser campeón”: Jesurún
El Aeropuerto Ernesto Cortissoz será sede de Killart 2020