Entretenimiento / 6 de mayo de 2023

Fueron bellos y sexis, pero hoy lucen ¡irreconocibles!

Miredvista.co

Madonna, María Conchita Alonso, Lucía Méndez y Mickey Rourke figuran en la lista de celebridades que han recurrido sin éxito a los retoques estéticos para contrarrestar el paso de los años.

Que el tiempo no perdona es una verdad de a puño que muchas celebridades –mujeres y hombres— se resisten a aceptar. En el caso de los y las celebrities, al paso de los años se les suman las largas jornadas de trabajo, los trasnochos, la exposición a todo tipo de luces y en general la vida desordenada. Por eso, muchos pretenden conservar una apariencia juvenil, fresca y lozana recurriendo a los más variados procedimientos y tratamientos estéticos , lo cual está bien y es lo recomendado, pero sin excederse o sobrepasar los límites. Cuando se abusa, los efectos son devastadores, y ejemplo de ello hay muchos entre actores, cantantes, modelos y en general personalidades del espectáculo que hoy lucen realmente irreconocibles. Para la muestra, cuatro casos:

Lucía Méndez, ¿el rostro de México?

En 1972, Lucía Méndez recibió el título de ‘El rostro de El Heraldo de México’ por su incuestionable belleza. A partir de ese momento la joven de 17 años comenzó a recibir propuestas para incursionar en el mundo de las telenovelas, y fue así como debutó al lado de Angélica María en Muchacha italiana viene a casarse. A partir de ahí comenzó una fulgurante carrera como actriz, cantante y empresaria que la hizo brillar en los años 70, 80 y 90. Sin embargo, a sus 68 años es poco lo que conserva de aquel rostro sensual, pues desde los años 90 ella se sometió a varias cirugías plásticas y retoques estéticos que transformaron y endurecieron sus facciones. Si bien ella al principio se negaba a aceptar una cirugía en los párpados y una lipoescultura, en 2004 aceptó en Univisión que se había practicado una rinoplastia que no le había quedado bien, por lo que no estaba satisfecha. Pero además estaban el lifting facial para eliminar todo tipo de arrugas y las cirugías de papada, de busto y barbilla. En 2018, ante la insistencia de los medios confesó que su última cirugía había sido en 2008. “No, ¡ay bueno!, pues no voy a decir cuántas cirugías me he hecho, pero la última fue hace 10 años”, aseguró en ese momento. Hoy, la extrema transformación de quien fuera una de las actrices mexicanas más lindas genera críticas y burlas.

Por culpa «del tipo equivocado»: Mickey Rourke

El actor Mickey Rourke, de 71 años –que en los años 90 lo tenía todo:talento y belleza—, deformó su rostro por su adicción a las cirugías estéticas. En efecto, si hay un artista irreconocible por culpa del bisturí es este actor estadounidense, que en 2008 ganó un Globo de Oro por su película El luchador y que se hizo famoso por sus personajes en películas de acción, drama y suspenso. Sin duda, de aquel sensual hombre que apareció en película Nueve semanas y media, al lado de Kim Basinger, ya no queda nada. Él ha dicho en reiteradas ocasiones que su afición por el bisturí es producto de su vieja pasión por el boxeo: “Me rompí la nariz dos veces, así como las operaciones de cinco y otra más por una rotura del pómulo”, declaró al Daily Mail en 2009. En una de las operaciones, incluso, se extrajo cartílago de la oreja del actor para reconstruirle la nariz, pero él precisó que en realidad el problema fue que la primera vez que pasó por el quirófano acudió “al tipo equivocado” para recomponer su rostro. En 2019, tras practicarse la sexta cirugía en el rostro, Rourke sorprendió al publicar fotos suyas en las que además aparecía con una extraña línea de cabello artificial, por lo que muchos lo compararon con una máscara de Halloween.

Madonna: 20 años de ‘retoques’

En febrero pasado, Madonna, de 64 años, dejó a todos boquiabiertos por los cambios de su rostro, durante la ceremonia de los Premios Grammy. La cantante, actriz, bailarina, productora, empresaria e ícono de la cultura pop apareció evidentemente inflamada, con implantes de colágeno y bótox. Sin embargo, la intérprete de Like a virgen comenzó su carrera en el mundo de los ‘retoques’ en el año 2000, a la edad de 42 años, pero nunca tan inflamada como ahora. Madonna se ha levantado y estirado la piel, a través de lifting de cuello, cara y frente; se ha practicado blefaroplastia completa o cirugía de los párpados, y elevación del tercio medio para eliminar el exceso de piel y las bolsas, y además ha rasgado la mirada con cantopexia. “Una vez más estoy atrapada por el resplandor de la discriminación por edad y la misoginia que impregna el mundo en el que vivimos… Este es un mundo que se niega a celebrar que las mujeres pasen de los 45 años y que siente la necesidad de castigarla si continúa siendo fuerte, trabajadora y aventurera”, dijo ella ante las críticas por su reciente apariencia. La idolatrada intérprete estadounidense se practicó además una rinoplastia con la que adelgazó su tabique y elevó la punta nasal, y una queiloplastia para elevar el labio superior; se aumentó el volumen de sus labios con ácido hialurónico y se perfiló el mentón y el maxilar inferior con infiltración; se hizo retoques con bótox, y un tratamiento con láser facial o peeling médico profundo, para “rejuvenecer la piel”. En esto se habría gastado unos 20.000 euros. aseguran medios especializados.

«No quiero nada que cuelgue»: María Conchita Alonso

La actriz y cantante María Conchita Alonso, de 65 años, pareciera no querer envejecer: en las dos últimas décadas se ha hecho una serie de ‘arreglitos’ para lucir más joven y bella. Es más, ella comenzó a ir al quirófano por temas estéticos mucho antes de que eso se pusiera de moda. Hace varios años, esta ‘bomba sexy’ cubano-venezolana contó en el programa Suelta la sopa que en 2007 se hizo una cirugía para corregirse la papada y que antes se había hecho otra para levantarse los párpados. “Un día manejando, mi mamá estaba sentada al lado y me dijo ‘como que te tienes que quitar ese pellejito de guanajo’ y me lo quité”, dijo en el programa. En otras entrevistas contó que se había puesto un poco de botox para lucir mejor. Sin embargo, en los últimos años ha preferido tratamientos menos invasivos, como los hilos tensores de colágeno. ”Me encanta que la cara y cuello se puedan levantar sin cirugía, y no me gusta inyectarme nada que lo que hace es ‘hincharte’ como un globo y quitarte tus expresiones… No quiero lucir de 20, 30, ni de 40, jajaja, solo fresca, bien y nada que cuelgue”, dijo con la jocosidad que le caracteriza.

+ Noticias


‘Las distancias’, la obra de Sergio Ocampo Madrid sobre el hijo mayor de Luis Carlos Galán
El “paseo” de 15 elefantes que tienen en vilo a China desde hace 17 meses
“Yo no me como el cuento de la fama”: Lucho Borrego, presentador de Univisión
¡Los actores se toman las redes sociales!