Los consejos de la tía / 21 de enero de 2023

Hora de limpiar el clóset y sacar lo que no sirve, no funciona ¡o no te queda!

Miredvista.co

No tiene sentido conservar esos jeans de cuando tenías 10 kilos menos, ni la maraña de collares reventados que nunca mandaste a arreglar, el montón de facturas y papeles amarillentos de tu escritorio, o el despertador que se dañó y no tiene arreglo… Renueva tus espacios y ¡llénate de buenas energías!

¿Quieres comenzar el año con el pie derecho? ¿Ansías aprovechar estos primeros días para renovarte? ¿Deseas arrancar esta nueva vuelta al sol con la mejor energía? En cualquiera de estas circunstancias, lo mejor que puedes hacer por ti mismo es limpiar y organizar tu casa, sobre todo si no alcanzaste a hacerlo en el fin de año.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Marie Kondo (@mariekondo)

En ese plan de limpieza a fondo, tal vez lo más dispendioso es la limpieza y organización de los clósets, gavetas de mesitas y cajones de armarios en los que se suelen guardar, archivar y hasta enmohecer prendas, objetos, accesorios, calzados, maletas, carteras y todo tipo de artículos personales de los que no queremos desprendernos o sencillamente nos da pereza hacerlo.

¿Qué sentido tiene guardar per saecula saeculorum el vestido de tus 15, o de otras ocasiones especiales, que ya no te queda bien, está pasado de moda, no te gusta o huele feo y se ha dañado por tenerlo ahí en tu closet, guardado sin las mínimas normas de conservación? Deshazte de esos jeans viejos que usabas cuando tenías 10 kilos menos, bota esa maraña de collares reventados que en su momento no mandaste a arreglar, saca el montón de facturas y papeles amarillentos de la gaveta de tu escritorio, o bota el viejo reloj despertador que se dañó y no tiene arreglo. Tantas cosas acumuladas te restan energías, no te dejan fluir.

La interiorista Marie Kondo, gurú de organización en el hogar.

La japonesa Marie Kondo (@mariekondo), una gurú del interiorismo conocida también como Konmari, es una consultora de organización, autora y presentadora de televisión que triunfó con su libro La magia del orden. Ella aconseja cosas muy simples para días como estos en los que estamos haciendo balances, planes y redireccionando cosas: hay que ordenar, doblar ropa, doblar toallas, tirar lo que no se necesita en la cocina y organizar el closet, asegura.

 “Hay que hacer Oosouji, el ritual japonés que significa ‘la gran limpieza, tanto de nuestra casa como de nuestro mundo interior. ¿El objetivo? Sacar todo lo viejo e inútil de casa para dejar sitio a lo bueno que traerá 2023 y facilitar así el comienzo de un nuevo año», asegura Kondo, que ha escrito cuatro libros sobre organización de los que han vendido millones de copias en todo el mundo.

Esa gran limpieza –asegura la experta— implica repasar y reordenar todos esos lugares o rincones de nuestra casa que no limpiamos en el día a día, cambiar la ropa de cama, mover sofás, lámparas, estantes… en fin. Limpiar de arriba abajo, y desde el fondo hasta la puerta para sacar suciedades y también malas energías.

Tres consejos: procura involucrar en ello a todos en casa, para que se vuelva un plan familiar; dona todo lo que creas le sirve a alguien, todo lo que tenga un segundo uso y piensa siempre que hay alguien que necesita eso que ya tú no quieres o que no te queda bien; y aprovecha esos instantes en los que limpias, para meditar, para ordenar pensamientos, soltar cargas y decidirte a vivir el aquí y el ahora.

Los clósets y vestier son de los lugares en los que más basuras y cosas innecesarias acumulamos.

¿Qué cosas botar, regalar, cambiar, reciclar o arreglar? Aquí te presentamos algunas sugerencias, muy enfocadas en gavetas, estantes, clósets y armarios, pues increíblemente son los lugares en los que más basuras y cosas innecesarias acumulamos:

Toma nota, que la lista es larga: bolsos pasados de moda; tocados, sombreros y gorras que se han dañado de tanto guardarlos; carteritas de piedra a las que ya se les han ido cayendo; cinturones de cuando pesabas mucho menos (o mucho más); gafas a las que les falta una patica o están rayadas; riñoneras o canguros que se están desbaratando; cuadernos, diplomas, esquelas, tarjetas y stickers, todo ello húmedo y amarillento, de tu época colegial o universitaria (¡producen alergias!); moñas y colas de caballo ya sin elástico; collares reventados, ennegrecidos y enredados; aretes sin el compañero, sin maripositas para el cierre, partidos o sin piedras; anillos pasados de moda; ropa interior rota; vestidos de baño de cuando eras flaca ( o gordita); paraguas que ya no abren; vestidos de fiestas pasados de moda…

Así que no lo aplaces más: es hoy, es ahora. Y hazte el firme propósito de no almacenar más trapos, papeles y cachivaches, y siempre pregúntate ¿qué sentido tiene guardar algo que no te queda, no te gusta o no te sirve? Así que, ¡manos a la obra!

+ Noticias


Suave crema verde
¿Busca pareja? Tenga en cuenta lo que le espera con cada signo
El gol de Berthica de Carbonell
Meme de la semana