Decoración / 26 de junio de 2021

Ideas para colgar bien los cuadros

Para colgar bien un cuadro tiene que quedar bien centrado y en armonía con el resto de los elementos decorativos de la estancia.

Miredvista.co

Hay que saber elegirlos de acuerdo al espacio de la pared para que la temática no desentone con la función de cada lugar.

No hay nada más desagradable que ver colgado un cuadro torcido ya sea en la casa u oficina. Una equivocada distribución en las paredes también provoca un molesto impacto visual alterando los demás elementos decorativos.

Cuando están bien puestos los cuadros que, además de vestir las paredes aportan buen gusto, tienen una función: contribuyen a darle realce al entorno del lugar donde se coloquen.

La coordinación y asimetría entre varios cuadros con la misma temática le dan un toque de elegancia en una sala como esta.

Colgar bien un cuadro es un arte que determinará dar un toque de diseño especial. La elección tiene que ser en función del espacio que se vaya a llenar para que la temática no desentone con la función de cada habitación, sala o comedor.

Los motivos de naturaleza son para el comedor; en la cocina van los detalles frutales, bodegones o animales; las figuras abstractas con muchos colores en el estudio, mientras que los paisajes o fotos familiares, en la sala de estar. Para las habitaciones pueden ser imágenes religiosas u otras con pinceladas suaves que produzcan paz.

La distancia entre unos cuadros debajo de un mueble debe ser proporcional.

La clave es tener en cuenta el tamaño de la pared, porque ésta tiene que ser proporcional. Se recomienda que el cuadro no esté más cerca del techo que del mueble que se tiene debajo, como así reza una regla en diseño de interiores en relación a la altura en que se deben colocar.

Para las paredes grandes, por ejemplo, se deben utilizar obras de cortos tamaños. Si dispones de una hermosa y gran obra, este gana de inmediato protagonismo en un espacio, por eso es importante que quede centrado y en armonía con el resto de la decoración.

En cuanto a las paredes pequeñas, el tamaño de los cuadros tiene que ser también pequeño; si éstas son angostas los cuadros o fotos tienen que ser colocados en proporción.

Hay personas que les encanta tener cantidades de obras enmarcadas o fotografías en una sola pared, como si se tratara de una galería de arte. Para evitar tal saturación conviene saber que los elementos que participan de una decoración deben estar acotados al proyecto, y los cuadros lucen mejor si se distribuyen por áreas. Siempre es conveniente poner pocos cuadros que atiborrar la habitación logrando un efecto desagradable.

Aunque hay cientos de formas de colgar, hoy en día hay un sistema con guías por medio de cordones de aluminio, de hilos de nailon o de cuerdas. El mismo que muchas galerías de arte utilizan. Con este fácil método, para el cual no se necesita hacer muchos agujeros en la pared, no solo damos importancia a la composición de los cuadros, sino también, a la forma de colgarlos dejando a la vista su mecanismo. Así, ambos se convierten en elementos decorativos por partes iguales.

+ Noticias


Museo Fundación Victorio & Lucchino abre sus puertas
La reina olímpica de Colombia: ¡Mariana Pajón!
La periodista y activista afro que inspiró una muñeca de Barbie
Para endulzar el paladar