Empresariales / 11 de junio de 2022

La historia de la icónica campana que Tecnoglass tocó en la Bolsa de NY

Los hermanos Christian, director de operaciones de Tecnoglass y José Manuel, director ejecutivo, celebran con el grupo de invitados la Campana de Apertura (The Opening Bell) en la Bolsa de Valores de Nueva York.

Zoraida Noriega

La empresa barranquillera hizo sonar por tercera vez uno de los símbolos representativos del mercado bursátil más grande del mundo que da apertura a las sesiones del Nyse.

Esta semana, la noticia en el mundo financiero la produjo la  empresa barranquillera Tecnoglass al tocar por tercera vez  la Campana de Apertura del Mercado de la Bolsa de Valores de Nueva York, durante la tradicional e icónica ceremonia que tuvo lugar en las instalaciones del New York Stock Exchange (Nyse).

Este acto se celebra como resultado de la transferencia de las acciones de una empresa, en este caso, Tecnoglass, a la Bolsa de Valores de Nueva York, bajo su símbolo nemotécnico “TGLS”, convirtiéndose en la primera y única compañía colombiana con acciones listadas directamente en esta plaza bursátil.

El primer objeto utilizado en la Bolsa de Nueva York fue un martillo de madera.
El ‘gong’ chino, que también se utilizó, fue reemplazado en 1903, por una campana de bronce que después pasó a un dispositivo electrónico  que suena cuando se oprime un botón.

Como se sabe, la Bolsa de Nueva York (New York Stock Exchange, Nyse, en inglés) es el mayor mercado de valores del mundo en volumen monetario y el primero en número de empresas adscritas.

Fue creada en 1792 y eclipsó a la que fuera la primera Bolsa establecida en los Estados Unidos, la de Filadelfia en 1790, la primera capital del país desde la declaración de la independencia en 1776.

Pero ¿cuál es la historia de la campana que al hacerla sonar causa tanto revuelo, además de que da inicio a las operaciones en el corazón financiero del mundo?.

Data más de un siglo y curiosamente, esa señal para iniciar y detener el comercio no fue en sus comienzos una campana. Originalmente fue un mazo o martillo de madera. En 1871, la plaza financiera introdujo un ‘gong chino’ para comenzar a negociar. El ‘gong’​ es un instrumento de percusión musical, originario de Asia compuesto por un gran disco de bronce con los bordes curvados y sostenido por dos pilares de metal, que se percute afinado o no, por lo que, puede generar tanto sonidos determinados como indeterminados.

Según la página de la Bolsa, fue en 1903 cuando al mudarse al actual edificio en Wall Street (la calle principal del distrito financiero de Nueva York) reemplazó el ‘gong’ por una campana de bronce lo suficientemente grande para que resonara en toda la edificación, pero más tarde ésta fue cambiada por un dispositivo eléctrico. Explican que “actualmente, cada una de las cuatro áreas de negociación de la Bolsa tiene su propia campana, operada sincrónicamente desde un solo panel de control”, señala la institución.  

Hoy en día, son muy publicitados los eventos en los que una celebridad o alto ejecutivo de una corporación respalda el podio de la Bolsa de Nueva York y presiona el botón que señala las campanas que para muchos, el acto de tocarlas es un gran honor y un símbolo de toda una vida de logros.

Pocas empresas han tenido el privilegio de hacer sonar la campana que tradicionalmente da inicio a las transacciones de Wall Street. Una tradición dentro del mercado financiero que nuevamente pone en evidencia la nueva etapa de una compañía, como es el caso de Tecnoglass, hasta ahora la única empresa colombiana con acciones listadas en la Bolsa de Valores de NY, la más prestigiosa del mundo.

+ Noticias


El curioso reloj con el que se ‘barren’ las horas
Apuntes del Reinado Nacional de Belleza 2021
Luces de mil colores para iluminar los días alegres de la Navidad
Trucos de maquillaje para lucir una mejor nariz