La Buena Sazón / 15 de mayo de 2021

Langostinos a la mandarina

De las múltiples recetas que aparecen en el libro ‘Cien cocinas con amor’ de las cartageneras Gloria Gedeón y Vivian Eljaiek, retomamos esta receta especial para esta semana.

Carmen Vásquez

Es un fin de semana con un regalo de día. Lo que normalmente llamamos, tenemos puente.

Un día para hacer algo especial en la cocina y sorprender a nuestra familia que con este nuevo estilo de vida lo más saludable es compartir la mesa con algo diferente.

Fui a mi biblioteca de cocina, un templo de puertas abiertas a la amistad, la cátedra, el periodismo, pueblos y ciudades, sabores de lejanos territorios, herencia de no solo abuelas sino de muchísimas personas que han dejado huella a través de libros, revistas y apuntes de recetas que van caminando de cocina en cocina. Un volver a saborear delicias como esta del libro de mis amigas, Gloria Gedeón Juan y Vivian Eljaiek: «Cien recetas con amor». Una receta perfecta para este fin de semana. Con dos ingredientes protagonistas saludables y exóticos.

Langostinos ojala bien frescos y las mandarinas bien jugosas.

INGREDIENTES

Esta es una receta para seis personas

36  – langostinos

30  – gramos de mantequilla de buena calidad, no margarina

1    – taza de caldo de pescado

1    – taza de vino blanco seco – puede ser un Albariño, de Galicia, España.

PARA LA SALSA

3  – tazas de jugo de mandarina

1  – papa cocida

400 ml de crema de leche

2  – cucharadas de azúcar

1  – cucharadita de ralladura de mandarina

Sal – pimienta de cayena al gusto – perejil picado

PREPARACIÓN

Mantequillar una placa o lata de hornear. Untamos los langostinos con sal y pimienta

y los ponemos en la placa de hornear y los bañamos con el vino blanco y el caldo de pescado. Los cubrimos con papel de aluminio y metemos al horno precalentado a 350 F – o 180 C por unos 5 a 8  minutos aproximadamente para que se cocinen. Reservamos los jugos de cocción para hacer la salsa.

ELABORACIÓN DE LA SALSA

En una sartén honda reducimos a fuego medio el vino blanco con la ralladura de la mandarina. Agregamos el jugo de mandarina y el azúcar, dejamos reducir un poco retirando la espuma para que no amargue, incorporamos la mitad de los jugos de la cocción de los langostinos que reservamos. 

Licuamos parte de la mezcla anterior junto con la mitad de la crema de leche y la papa cocida. Incorporamos esta mezcla al resto del jugo y  añadimos la crema de leche restante.

Revolvemos hasta que quede una mezcla homogénea y ajustamos la sazón con sal y pimienta para darle un toque dulce-picante. Vertemos la salsa sobre los langostinos y servimos en una fuente bien bonita decorándolos con perejil picado.

NOTA: Esta receta es para celebrar en familia, para compartir diálogos, para sentirnos felices. Felices de poder respirar y brindar con un Ramón Bilbao – rosado…. o con un amigo que se llame Ramón.  Estos vinos los puede conseguir en Dislicores.

+ Noticias


Arelis Pana y su misión de empoderar a las mujeres indígenas del Caribe
¡Lo último! Sony prepara la nueva consola PS5 Pro
Diseñadores recuerdan el estilo de la princesa Diana
Meme de la semana