Lo último / 18 de febrero de 2023

Los artistas de las carrozas: pasión y talento al por mayor

Eduardo Martínez, artesano que lleva 18 años elaborando carrozas para el Carnaval barranquillero.

Miguel Utria

Más de 100 artesanos que prácticamente se internaron en una bodega de la Vía 40 trabajando a toda máquina. Allí fue montada una verdadera fábrica de estos bellos escenarios rodantes que, como todos los años, constituyen el atractivo central de la Batalla de Flores.

Eduardo Martínez cumple en 2013, 18 años de estar trabajando durante cada temporada de Carnaval en el montaje de las carrozas que son protagonistas de la Batalla de Flores, el evento más vistoso, colorido y concurrido de cada sábado de carnaval.

El hace parte de los más de 100 hombres y mujeres: diseñadores, carpinteros,  pintores, armadores, que conforman la fábrica de carrozas, sitio donde se materializan en gigantescas figuras, las ideas de quienes año tras año, deleitan a los asistentes a la batalla de flores con sus espectaculares creaciones.

Boceto de la carroza Amanacer Crnavalero.
En la bodega se fabricaron y montaron todos los adornos de las carrozas.

En la fábrica de carrozas, allí en la Vía 40, desde muy tempranas horas, hace más de dos semanas, todo es un hervidero, los vecinos solo escuchan el sonar de martillos, sierras, hierros y demás metales que vibran con cada golpe para darle forma a las bellas figuras que reciben estos hombres en un plano con las indicaciones y medidas necesarias.

Y mientras Eduardo arma figuras con icopor, cartón, papel y otros elementos que van dando forma a cabezas y cuerpos humanos, de animales y personajes mitológicos, Luis Escobar se dedica a darle color a otra de las 20 carrozas que este año rodarán en la Vía 40 este sábado de carnaval.

Para Eduardo y Luis, esta labor se convierte en el trabajo que esperan cada año para ganarse unos pesos y llevar el sustento a sus familias, pero además es una labor que cumplen con pasión y amor por lo que ellos consideran un arte.

El tiburón, alusivo al equipo Junior, no podía faltar en una de las carrozas,

Eduardo dice que llegó a este oficio por casualidad porque un amigo le comentó que necesitaban armadores, soldadores, cortadores y pintores para las carrozas del carnaval de ese año. En ese entonces era un muchachito de escasos 17 años, con ganas de trabajar y hacer algo en la vida.

Hoy cuando ya es un hombre adulo y de familia, ve este oficio como una verdadera oportunidad de mostrar el talento que ha descubierto para cortar y hacer enormes figuras con los materiales que se prestan para producir esas formas.

En cada carroza trabajan, en promedio, entre seis y ocho personas, entre soldadores, armadores, carpinteros y pintores. El trabajo inicia desde temprano, y se extiende durante todo el día.

“Nosotros debemos tener todo listo a las 12 de la noche del viernes (ayer) y a esa hora sacamos las carroza y las colocamos en el lugar que nos indica la empresa Carnaval, y ya en el sitio si es del caso se le hace alguna corrección por algún daño que haya sufrido en el traslado”, explica Eduardo.

Estos artistas reciben las carrozas en bocetos con escalas determinadas, que después pasan a planos, también a escala, para luego  cortar las piezas y hacer las figuras en relieve que les permita un producto similar, igual o mejor que el presentado en el papel.

Las carrozas miden, en promedio 5 metros de altura, seis de fondo y aproximadamente de 3 de ancho, medidas que se incluyen en el diseño que reciben estos artistas que le imprimen pasión y amor a su trabajo. En cada una de ellas irán la ex Miss Universo Paulina Vega, María Fernanda Aristizábal, finalista en el reciente Miss Universo; la Señorita Colombia Sofía Osío, la reina intermunicipal y otras soberanas.

“Este trabajo pareciera agotador o aburridor, pero no. Uno se va animando cuando va viendo que todo ese esfuerzo toma forma con el pasar de las horas. Cuando uno ve que pilas de papel de icopor, alambres y hierro se convierten en esto, eso es muy satisfactorio para uno, y así se olvidan el cansancio, el calor  y las demás molestias”, afirma Luis.

Las 20 carrozas que este año fueron creadas para la Batalla de Flores, fueron financiadas por 18 empresas colombianas, que se vincularon a esta versión del Carnaval de Barranquilla que hicieron posible la transformación en gigantescas obras de arte, de los diseños de los artistas y creativos vinculados.

Justamente el equipo creativo que creó estas carrozas, está conformado por arquitectos, ingenieros, artistas plásticos, diseñadores y maestros especializados. El mismo estuvo liderado por Elías Torné, junto a Andrés Cuentas y los artesanos  Álvaro De la Hoz, Rubiel Badillo, Jassir Daza, José Arzuza, Roy Pérez, Eduardo Castillo, Ricardo Vieira, Taller de Arte Escenarios y Willintong Cantillo.

Carruaje Real, en homenaje a los 120 años de la Batalla de Flores.

LAS CARROZAS

Ser Arlequín: Inspirada en la era medieval en los símbolos propios de la época como los arlequines de los grupos de teatro, muñecos de madera, caballos y palacios.  

Diseñador: Elías Torné. Artesano: Álvaro De la Hoz.

Rey Cambamba: La majestuosidad del Rey de la Edad Media, acompañado de personajes carnavaleros y animales símbolo de poder representan su valía como soberano alegre y fiestero.

Diseñador: Elías Torné. Artesano: Rubiel Badillo.

Bacchanalia: La alegría de la Fiesta representada en un rey arlequín que viste con las flores y colores propios de una celebración que genera felicidad entre los participantes. 

Diseñador: Elías Torné. Artesano: Jassir Daza.

Luxury Magna: Los dioses presentes en esta creación que muestra el oro representado en el color dorado de las esfinges que se levantan soberanos sobre la majestuosa fiesta. 

Diseño: Elías Torné. Artesano: José Arzuza. Marca Gases del Caribe.

Góndola Carnavalera: La inspiración de esta obra se remonta a la Viena medieval, donde las famosas góndolas que recorren el río van llenas de personajes enmascarados y arlequines fiesteros. 

Diseñador y Artesano Roy Pérez. Gobernación del Atlántico.

Carruaje Real: Inspirada en los símbolos medievales donde las carrozas eran hermosos carruajes halados con caballos adornados con flores usados en la última década del siglo XIX.

Diseñador: Elías Torné. Artesano: Rubiel Badillo.

El Viaje de la Farota: Una alegoría a una de las danzas guerreras más tradicionales del Carnaval de Barranquilla las Farotas de Talaigua. 

Diseñador: Elías Torné. Artesano Eduardo Castillejo.

Entre Palmeras: Una creación que recrea los salones elegantes donde se realizaban los tradicionales bailes reales, adornados con palmeras y flores dándole frescura al ambiente. 

Diseñador: Elías Torné. Artesano: Ricardo Vieira.

Camellón de Palmeras: Una alegoría a los bailes populares, verbenas y salones burreros en los barrios, donde la alegría de los bailadores se confunde con la brisa barranquillera. }

Diseñador: Andrés Cuentas. Artesano: Ricardo Vieira.

Ventana de La Alegría: Uno de los símbolos modernos de ciudad hacen presencia en esta creación acompañada por uno de los personajes más conocidos del Carnaval la Marimonda. 

Diseñador: Andrés Cuentas. Artesano: Taller de Arte y Escenarios.

Poder de Campeones: Una pasión, un equipo y otro de los nuevos símbolos y escenarios de ciudad presentes en una creación que muestra el amor de Barranquilla por su equipo de Fútbol. 

Diseñador: Andrés Cuentas. Artesano: José Arzuza.

Fundadores: Uno de los sitios más emblemáticos y conocidos de la ciudad está presente en este diseño que muestra majestuosa el Águila dorada símbolo de la aviación en Colombia. 

Diseñador: Elías Torné. Artesano: Roy Pérez. Marca Águila.

La Gran Fiesta: El Carnaval presente con toda su esencia en esta obra que tiene como protagonistas a la Negrita Puloy, el Congo, las Marimondas, los Coyongos y el Torito símbolo de la Fiesta. 

Diseñador: Andrés Cuentas. Artesano: Eduardo Castillejo.

Renacer del Carnaval: Una danza guerrera que se levanta poderosa y majestuosa en esta obra que transporta a todos a vivir la Fiesta con toda la fuerza del tigre. 

Diseñador y Artesano: Jassir Daza. Marca Finsocial.

Corso Alegre: Esta obra regresa a la fiesta popular cuando los reyes desfilaban a bordo de carros antiguos acompañados de flores marimondas y diablos

Diseñador: Elías Torné. Artesano: Jassir Daza.

Revolución Carnaval: La Navegación y toda la transformación revolucionaría de la ciudad presente en este diseño.

Diseñador: Elías Torné. Artesano: Álvaro De la Hoz.

Radio Carnaval: Esta imponente carroza hace alusión a uno de los momentos más importantes de la ciudad la llegada de la radio.

Diseñador: Elías Torné. Artesano: Willintong Cantillo.

Fantasía Marina: Como su nombre lo indica esta es una creación inspirada en el mar y la reina que gobierna los mares.

Diseñador: Andrés Cuentas. Artesano: Willintong Cantillo.

+ Noticias


“El Carnaval 2022 se celebrará con austeridad”, dice la gerente Sandra Gómez
¡A tomar bebidas calientes!
‘Expoartesanos: La Memoria’ abre sus puertas
Menú servido en Santa Verónica: olas, brisa y festival de comida de mar