Nuestra Gente / 29 de enero de 2022

Manuel Pérez Fruto: 45 años como reportero judicial

Manuel Pérez Fruto, veterano reportero judicial que trabajó en los diarios El Heraldo y La Libertad,

Alix López

Uno de los más veteranos redactores, oriundo de Santo Tomás, rememora los hechos que más le han impactado a lo largo del oficio. En su memoria quedará el papel de extra en la película La Misión al lado de Robert De Niro y el premio nacional de periodismo del CPB.

La oficina de prensa del comando de Policía del Atlántico lleva desde la semana pasada el nombre de Manuel Pérez.La ceremonia fue presidida por el general Luis Carlos Hernández.

Manuel Pérez Fruto recuerda que su primer encuentro con el periodismo fue el cubrimiento, como redactor de planta de El Heraldo, de la fuga de un chimpancé del Zoológico de Barranquilla, que en ese momento era un predio lleno de jaulas de animales prisioneros.

La fuga del primate despertó al mismo tiempo risas y mucho miedo en la ciudad, porque en su alegre recorrido de libertad al inquieto animal se le dio por morder a cuanta mujer encontraba a su paso.

“Prefería a las mujeres, con los hombres no se metía”, rememora ahora también con cierta sonrisa de picardía ‘Gaspito’, como Pérez Fruto es llamado cariñosamente entre su familia y paisanos en Santo Tomás, su pueblo natal al oriente del Atlántico.

Cuando regreso de su debut como reportero, los periodistas Gilberto Marenco Better y José Orellano se encargaron de revisarle la nota, cuya publicación había sido asignada a la sección judicial del diario.

Manuel Pérez, veterano periodista judicial.

Este fue el episodio en el que su nombre apareció por primera vez en letras de molde en un periódico, como autor de una noticia: 2 de abril de 1978.

A partir de ese día ‘Mañe’, como empezó a conocerse en los medios, fue el responsable de cubrir los hechos  judiciales que se publicaban en el diario, que en ese entonces estaba situado en la calle 33 entre carreras 40 y 41, corazón del Centro de Barranquilla.

Antes había tenido una incursión somera en los noticieros de la emisora Radio Piloto y en Forero Sanmiguel Informa.

Así inicio una ardua carrera como redactor judicial que suma ya 45 años visitando hospitales, cementerios, Medicina Legal y el comando de la Policía en Barranquilla, que ahora llaman Metropolitana, y que la semana pasada le rindió un homenaje por su trayectoria bautizando la sala de prensa con su nombre.

Manuel Pérez junto a su esposa Estela Morales, Estelita, como él la llama. Pérez ha sido un gran impulsr del Carnval de Santo Tomás.

Pérez Fruto, hijo de Manuel Gaspar Pérez Pérez y María Magdalena Fruto Domínguez (fallecidos), nació en la Calle de la Independencia, entre carreras 11 y 12 de su adorado Santo Tomás.

También ejerció funciones de redactor judicial en el diario La Libertad, donde alcanzó la pensión laboral que ahora disfruta.

Próximo a cumplir 75 años de edad el 7 de marzo, ‘Mañe’ o ‘Gaspito’ manifiesta sentirse privilegiado de haber tenido como maestros en la profesión a periodistas de la talla de Juan B. Fernández R, Olga Emiliani Heilbron, José Orellano, Ricardo Rocha, José Cervantes, Ernesto McCausland, Roberto Llanos y Humberto Mendieta, entre algunos.

Con su disfraz de chino en el Carnaval.

“A Ernestico (McCausland) le enseñé a cubrir crónica roja, y luego escribió un libro en el que recuerda esa época. Toda la vida me agradeció haber sido su guía. Y mire cómo se fue lejos en el periodismo”, relata.

Gaspito también se siente privilegiado porque trabajó al lado de excelentes periodistas con muchos de los cuales ha seguido una amistad de décadas, y recuerda a Juan Gossaín, Fabio Poveda (QEPD), Laurian Puerta, José Granados, Jorge Mariano, Loor Naissir, Zoraida Noriega, Patricia Escobar y Paulino Tagle. “La lista es tan larga que no alcanzaríamos a mencionarlos”, dice.

Cuando le preguntamos sobre los hechos noticiosos que más le han impactado responde sin dudarlo.

La muerte de niños en Barranquilla por una ola de gastroenteritis, que le mereció el Premio Nacional de Periodismo CPB junto a José Cervantes Angulo (fallecido), el asesinato de las tres damas Kaled, la del cantante Rafael Orozco, y la masacre de indigentes en el interior de la Universidad Libre de Barranquilla.

Manuel y Estela junto a sus hijos Manuel Gaspar, María Estela, Karen y Julio Mario,

“A lo largo de estos 45 años he cubierto por lo menos 10.000 muertes, entre accidentes, homicidios y suicidios”, asegura. Pero uno de los primeros hechos que lo marcó fue el accidente en la vía a Ciénaga en la que murieron 9 mujeres que iban a un paseo.

Ese día iba con una nueva reportera, la fotógrafa Vivian Saad. Me la llevé para el sitio y casi se paraliza viendo los cuerpos calcinados. Cuando llegó a Barranquilla entró en shock nervioso que le duró dos días”, confiesa al destacar que hoy Vivian es una de las más prestigiosas fotógrafas del Caribe.

Diomedista, actor y carnavalero

Manuel Gaspar es un orgulloso jefe de familia que en esta etapa de pensionado disfruta junto a su esposa Estela Morales Charrys y de todos los integrantes de su familia.

De su unión con Estelita, como la llama cariñosamente, nacieron Manuel Gaspar, ingeniero de sistemas; María Stella, administradora de empresas; Karen Margarita, licenciada en sociales y Julio Mario Pérez, comunicador social.

Mañe dirige además Voz de Oriente, que fundó con el fallecido José Bolaños De la Hoz, que además de impreso, ahora ingresó a la era digital.

Pero detrás de este veterano reportero judicial se esconden historias fascinantes.

Recuerda por ejemplo que antiguos colegas de El Heraldo o del ‘kínder de Olguita’ como eran conocidos, entre ellos Ernesto McCausland, Marco Schwartz y Pedro Lara, que quisieron jugarle una broma y terminaron gratamente sorprendidos.

Gaspito en el Carnaval 2017.

“Me llevaron en el jeep de McCausland al Hotel El Prado para un casting porque iban a escoger los extras de la película La Misión protagonizada por Robert de Niro. Yo me la gocé en Brasil aunque mi papel de Hombre Tos solo duró dos minutos”, asegura con enorme sonrisa al recordar además que aún bromean con esa experiencia inolvidable.

La película, dirigida por Roland Joffé, se filmó en escenarios como las Cataratas de Iguazú, por lo que Gaspito se la gozó de principio a fin.

Otra de sus facetas es como impulsor del Carnaval de Santo Tomás, que presidió durante 16 años. Hoy tiene a su cargo la jefatura de prensa de la Corporación.

El último día de las fiestas sale a recorrer el municipio disfrazado de chino. “A mí me toman el pelo porque dicen que yo fui quien llevé el Covid a Santo Tomás”, dice entre risas.

Pérez es además fiel seguidor de Diomedes Díaz, por lo que confiesa que el día de su muerte lloró a su ídolo. “Yo iba a sus conciertos, a las casetas, a donde fuera con tal de escucharlo y ver su show”.

La infaltable visita a su ídolo Diomedes Díaz.

El año pasado tuvo la oportunidad de visitar la tumba del fallecido intérprete de música vallenata y el monumento que le erigieron en la capital del Cesar.

Recuerda además el fiasco de 1996 cuando se lanzó como candidato a la Alcaldía de Santo Tomás y solo logró 103 votos. Manuel fue dos veces secretario de la administración municipal.

No pierde la costumbre de visitar ‘McGiver’, un popular estadero a la entrada de Santo Tomás en donde se habla del diario acontecer de su pueblo. “Por estos días van los políticos y solo se habla de candidaturas y de alianzas”, añade.

Dice que de lunes a jueves va a tomarse un tinto, pero que los fines de semana se toma sus cervecitas con los amigos de siempre. Eso sí, que no falten las canciones de Diomedes. “El más grande cantante de música vallenata”, exclama.

+ Noticias


Conmovedor baile de estudiantes ucranianos entre las ruinas de su colegio
Receta fácil y rápida: torta de plátano con bocadillo y queso
“Hace falta la calle, pero lo importante es que el Carnaval llegue a la gente”
El ‘beat’ y la buena vibra de Shonny y el hijo del búho