Personaje / 2 de marzo de 2024

“Me vi muerto, ¡Dios hizo el milagro!, pero me estoy fortaleciendo para salir al ruedo”

Fausto Chatella antes y después de haber pasado por un grave estado de salud que casi lo lleva a la tumba.

Zoraida Noriega

El cantante barranquillero Fausto Chatella habla del crítico estado de salud que lo llevó a permanecer en la UCI durante casi un de un mes intubado, y dice que aún sigue en terapias para recuperar su capacidad pulmonar. “La vida me cambió totalmente. Ya me siento bien, no un 100 %, pero estoy hablando y caminando”, confiesa.

Así luce hoy Chatella en su recuperación.

Fausto Chatella estuvo cerca de la muerte. Pese a que a lo largo de su carrera musical siempre ha cuidado su voz, que por ser su principal instrumento, nunca ha abusado, ni tomado y fumado, jamás se imaginó que por causa de una tos terminaría en la Unidad de Cuidados Intensivos en coma inducido, entubado y con traqueotomía.

Hoy, un poco más recuperado, contó a MiREDvista que a la semana siguiente de haber amenizado con su orquesta la Fiesta de San Silvestre en Santa Marta comenzó a sentirse indispuesto. Creyendo que se trataba de algo pasajero, una tos persistente y fiebre, prendieron las alarmas.

“Hubo un momento en que ya no me sentía bien. Entonces fue cuando mi esposa me llevó a la clínica. A las 4 horas de estar allí, me ingresaron a la UCI porque estaba respirando con dificultad”, recuerda.

Cantando a todo pulmón en plena tarima.
Carlos Vives es uno de los invitados al nuevo proyecto musical.

Luego de minuciosos exámenes el diagnóstico fue neumonía causada por el virus de influenza A (H1 N1). La neumonía atípica es una afección respiratoria en la cual hay una infección del pulmón.

“Apenas me sedaron y procedieron a la intubación, de ahí en adelante no recuerdo más. Pero, tiempo después, cuando medio me despierto me dicen que tienen que trasladarme a la UCI de otra clínica, donde hay un Ecmo que es algo así como una diálisis para los pulmones. Allí estuve por 17 días más”.

El sistema de Oxigenación por Membrana Extracorpórea o Ecmo, por sus siglas en inglés, es un equipo de ventilación mecánica que permite realizar la función respiratoria y limpiar la sangre, mientras que los pulmones pueden permanecer menos activos.

Fausto Chatella y su orquesta durante una de sus intervenciones tocando vallenato.

“Con traqueotomía  estuve unas dos semana, después me bajaron a una habitación y hoy estoy en mi casa asistiendo a terapias fisioterapéuticas, pulmonar y de fonoaudiología”,  relató el artista, quien en el ámbito musical se ha destacado por la versatilidad de su potente voz desde que decidió lanzarse como cantante siendo muy joven.

“Como uno queda muy débil, los médicos le están haciendo seguimiento a mi evolución hasta que ellos decidan. Ya me siento bien, no al 100%, pero estoy hablando y caminando”.

“LA VIDA ME CAMBIÓ”

Con el Congo de Oro que recibió en la categoría vallenata, suman 7 de estos galardones.

Chatella aún no entiende cómo pudo pasar por momentos tan críticos en su salud si siempre ha sido un hombre sano, que nunca ha abusado de su trabajo.

Con su orquesta dice que llevaba un tren de trabajo fuerte. “Todos los fines de semana  veníamos tocando en diferentes escenarios, gracias a Dios, pero no tenía descanso; porque además vivía el estrés de los ensayos sumado a las preocupaciones, etc.” Y eso, que hace 6 años ya había dejado la docencia (como licenciado en Educación Musical de Bellas Artes) desde la vez que lo llamaron de Caracol Tv para participar en el reality ‘A otro nivel’.

Reconoce que esa amarga experiencia en clínicas hizo que la vida le cambiara “totalmente; me enseñó que hay que valorar más a la familia. Fue muy importante el acompañamiento de mi esposa, mis hijos, el apoyo de amigos y colegas. Después me vine a enterar que estando en la UCI hubo muchas cadenas de oración, demostraciones de las que estoy inmensamente agradecido”.

Está convencido  que “fue un milagro de salvación. Yo estuve muerto en la UCI, me vi en una fosa y estando allí viví cosas sobrenaturales”.

La semana pasada, sorprendió a sus seguidores en las redes sociales, al reaparecer en un video cantando la alabanza ‘Puedo confiar en el Señor’ durante ceremonia de una iglesia cristiana, congregación religiosa a la cual pertenece tiempo atrás. Lucía medio barbado, tranquilo y entregado a Dios, pero, eso sí, sin soltar el chorro de voz que lo caracteriza.

SU NUEVO PROYECTO

Con 12 kilos menos de peso, que aspira recuperar poco a poco con una dieta hiperproteica, este artista, que creció en el popular barrio San Felipe, que gracias a su privilegiada garganta y capacidad vocal en diversos géneros ha ganado 7 congos de oro en todas las categorías, dice con optimismo: “me estoy fortaleciendo. Sé que la música sana y por eso saldré al ruedo muy pronto”

Durante el proceso de su convalcencia pensó en los integrantes de la orquesta a quienes “por fortuna no les faltó trabajo”.

“Algunos de mis músicos son profesores de academias, otros trabajaron tentativamente con agrupaciones, y hubo un evento en el que aceptaron la orquesta sin mí. Varios contratos habían quedado firmados, y algunos de los clientes aceptaron que lo lideraran mis dos cantantes, y a otros les devolvimos el adelanto del dinero, pero vamos a facturar nuevamente.”

Desde su lecho le tocó ver los eventos del Carnaval de Barranquilla por televisión con la nostalgia de que él y la orquesta que lleva su nombre, hubieran estado ahí, tocando y animando desde una carroza o actuando en el Festival de Orquestas, donde, antes de darse a conocer, estuvo muchas veces haciendo coros en el Grupo Raíces, Juan Piña y Juan Carlos Coronel, después lideró La Banda con el productor Daniel Godoy y luego decidió abrir tolda aparte con su propia orquesta.

Así como Fausto Chatella puede darse el lujo de cantar de todo, así también es su orquesta, que toca diversos géneros desde salsa, porro, cumbia, reguetón, merengue, bolero, balada y hasta vallenato. “Eso le gusta al cliente. Porque sabe que no tiene necesidad de contratar varias agrupaciones por el amplio abanico de nuestro repertorio”.  

Sin embargo, cuando se le pegunta cuál es de esos géneros es su preferido, contesta sin titubeos: lo tropical.

De hecho, tiene sobre el tapete un ambicioso proyecto del género tropilatino que, según él, “es algo versátil con vallenatos clásicos”. Es como uno imaginarse, por ejemplo, como sería el viejo éxito ‘La Casa en el aire’ del maestro Escalona llevado a la salsa.  Aunque Chatella prefirió no referirse mucho sobre ese nuevo trabajo discográfico, adelantó a MiREDvista que 5 temas ya están grabados en diferentes géneros. “Nos faltan 5 canciones más, seguimos trabajando en eso y tendremos artistas invitados, uno de ellos es Carlos Vives”, dijo por último este ariano que en abril cumple 50 años.

+ Noticias


Felicidad con libertad: mensaje de la Iglesia en esta Cuaresma
Meme de la semana
“A los 48 todavía me siento sexy”
El atletismo saca la cara por Colombia en Tokio 2020