Nuestra Gente / 7 de mayo de 2022

“Quise parir a mi hija en casa, como lo hicieron mis abuelas”

María José Fontalvo y su esposo Teo Faucoeur dentro de la piscina en la que nació Maya.

Alix López

La barranquillera María José Fontalvo, profesora de yoga y de terapias espirituales, cuenta su experiencia de su primer parto bajo el agua, una tendencia creciente a nivel mundial. “La clínica nunca fue opción para nosotros”, confiesa. Ahora esperan su segundo hijo que también nacerá en casa.

Teo Faucoeur y María José Fontalvo junto a Maya, su primogénita. Noé, el segundo hijo de la pareja nacerá en junio de este año.

Maya Faucoeur Fontalvo llegó a este mundo el 19 de junio de 2020 a las 11:15 de la noche, en plena pandemia de Covid-19.

Lo hizo rodeada del amor y la calidez de sus padres, María José y Teo, en medio de música relajante iluminado por velas. Siempre al lado de esta joven pareja permaneció la partera Paola Rodríguez, una segunda que viajó desde Minca y una doula.

Para María José, profesora de yoga y de terapias espirituales (@Yogabites) este proceso que duró dos días fue una experiencia “única” que van a repetir en junio próximo con Noé, el segundo hijo de este matrimonio.

Maya nació «odeada de velas, mantras, sonidos de tu madre, tu padre y tus parteras. Saliste con los ojos bien abiertos contemplando el ahora», escribió María José en sus redes sociales.

A Maya la parió en una piscina acondicionada especialmente en su casa para cuando el momento llegara.

“Para mí nunca fue una opción tener a mi hija en una clínica, sino en casa, como lo hicieron mis dos abuelas María Isabel Navarro y Lesvia Fontalvo (fallecida). Es más natural, el cuerpo es muy sabio. Me encanta la medicina alternativa y si se presentara un caso extremo, entonces acudiría a la tradicional”.

Esta barranquillera, que además es comunicadora social de la Universidad del Norte, cuenta que junto a Teo, nacido en Francia, se dedicó a analizar la mejor alternativa para cuando su primogénita naciera. En esa búsqueda consultó a varias doulas (coaching de embarazo) y con parteras.

“Conocía a Paola Rodríguez y a muchas mujeres que habían parido junto a ella y todo fue conectándose”, relata.

Explica que durante los nueves meses ella y su esposo, a quien conoció en Minca, fueron capacitados por Paola Rodríguez (@paolarodriguezdoulayparteray) su equipo de profesionales de las diferentes etapas del proceso: gestación, parto, lactancia y crianza.

Majo, como la llaman en casa y sus amigas dice que una de las ventajas de parir en el agua es que el agua debe estar a una temperatura de entre 36 y 37 grados, parecida a la del útero, de tal manera que no sea un cambio muy brusco para el bebé.  “Es una sensación muy natural”, dice.

Narra que su esposo permaneció dentro del agua en el momento del nacimiento de Maya. “Yo estaba con las parteras que atienden el nacimiento, pero en el parto debe haber un familiar que sea la fuerza y mi soporte. Y Teo lo es”.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Maria José (@yogabites)

Recomienda que durante el embarazo son infaltables los masajes semanales con una profesional en fisioterapia, alimentarse bien, nada en exceso, basada en grasa y proteínas y pocos carbohidratos y azúcar.

A través de sus redes sociales María José dicta clases online (@yogabites) y de manera permanente fija pautas sobre bienestar y transformación.

Por eso asegura que durante el estado de gestación hay que buscar espacios de conexión y de bienestar para el bebé como practicar yoga, bailar o dialogar con otras madres gestantes o ir a la playa, por ejemplo.

Cuando se refiere a pautas de crianza, responde que lo primero que los padres deben hacer es dejar el miedo. “Cuando piensas en el miedo o estás a la defensiva lo atraes. Es vivir el presente y no pensar mucho en el futuro y adaptarnos a los cambios que la vida nos ofrece, independientemente de los entendamos o no”.

«Queremos que Noé nazca en casa y que ese momento de amor y calidez también lo vivamos junto a nuestra hija Maya».

María José Fontalvo, profesora de yoga

Insiste en hacer mucho trabajo de bienestar mental, física y espiritual con los hijos, de tal manera que busquen ese equilibrio en una buena alimentación y la práctica de deportes.

Ahora por la crianza de Maya y el embarazo de Noé, solo dicta una clase de yoga diaria, pero trabaja de la mano de Teo en la empresa online (@el.frenchie) que empezó en pandemia para la enseñanza del francés para hispano parlantes. Hoy tienen un centenar de estudiantes de varios países.

Después que nazca Noé en junio próximo, los Faucoeur-Fontalvo quieren emprender un largo viaje para mostrarles a sus hijos otras culturas y demostrar que no hay límites ni andar con tantos prejuicios y miedos

Partos en el agua, tendencia creciente

Camilo y Evaluna en pleno parto en el agua cuando nació Índigo.

La tendencia de esta práctica ancestral que cada día crece más en todo el mundo, sobre todo entre jóvenes, volvió a ponerse sobre el tapete con el nacimiento de Índigo, el primogénito del cantante colombiano Camilo y su esposa, la tambié cantante e intérprete venezolana Evaluna Montaner, registrado hace un mes.

“Evaluna es la mujer más fuerte, virtuosa, y valiente que ha pisado este planeta. Todo mi respeto, mi servicio y mi entrega a la reina de esta casa!», escribió el monteriano criado en Medellín quien además compartió una imagen de los dos metidos en una tina de agua.

En Colombia el procedimiento en casa asistido por parteras o doulas no está contemplado en el sistema de salud.

En Colombia la iniciativa para permitir que las mujeres gestantes puedan elegir si su parto lo quieren en una clínica, hospital o en casa fue presentada por el representante a a Cámara Juan Fernando Reyes Kuri (del Partido Liberal), quien además pone como ejemplo países que ya la avalaron como Reino Unido, Canadá, España, Suecia, Países Bajos, Dinamarca, Islandia y Australia.

«Todas las mujeres gestantes tendrán el derecho a tomar la decisión libre e informada sobre el lugar dónde desean parir. Las diferencias que se presenten entre la voluntad de la mujer gestante y el concepto médico, se definirá a través de los parámetros que fije la guía de práctica clínica sobre el parto en casa», dice el texto de la iniciativa.

Colombia junto a Alemania, Colombia, Chipre, Eslovenia, Kirguistán, Luxemburgo, Nigeria y Togo se postularon para que la partería sea patrimonio de la humanidad, iniciativa que tiene el aval de la Confederación Internacional de Parteras. El fallo se conocerá en diciembre del próximo año.

Según Naciones Unidas, cada día mueren 7.000 recién nacidos y 830 madres por complicaciones en el parto, por lo que la Organización Mundial de la Salud -OMS- entregó una serie de recomendaciones que contempla al menos tres chequeos posnatales en esas seis semanas, atención en hospitales y clínicas durante las primeras 24 horas después del parto, evaluar posibles anormalidades oculares y auditivas de los recién nacidos, y vacunarlos contra determinadas enfermedades.

+ Noticias


Johnny Ventura ‘galopó’ en la música hasta el fin de sus días
El mejor consejo para las ‘tonas’ es ser feliz: Lizzette Díaz
“El Carnaval 2022 se celebrará con austeridad”, dice la gerente Sandra Gómez
Helmut Bellingrodt de medallista a jefe de Misión de los Juegos Olímpicos