Mundo curioso / 24 de abril de 2021

Regresa la mascota virtual ‘Tamagotchi’, con cámara y pantalla a color

Romario Quintero

Costará 218.121 mil pesos colombianos (60 dólares) y permitirá tomarse fotos con la mascota virtual, así como cocinarle o darse paseos por mundos virtuales.

En la niñez los videojuegos marcan una época y en ocasiones cuando estas en la etapa adulta recuerdas con tus amigos esas ‘noches mágicas’ jugando juntos y las burlas en medio de la tertulia de quién era mejor que el otro.

En esta ocasión existe un juego que marcó época en los años 90’, donde niños, jóvenes y adultos adoptaban una mascota virtual y era un miembro más de la familia. Esta consola en miniatura, a blanco y negro, era una de las pocas opciones de entretenimiento y quizás en eso consistió su éxito comercial.

Sin más preámbulo, Bandai, la empresa más grande de videojuegos en el mundo ha recuperado el mítico Tamagotchi con nuevas funcionalidades, integrando por primera vez una cámara, para que los niños puedan fotografiarse, pero también cocinar y explorar el mundo con su mejor amigo digital, y encontrar amistades con las que puedan jugar y compartir regalos.

Tamagotchi Pix mantiene la forma de huevo con la que se dio a conocer el primer Tamagotchi, el cual se jugaba con tres botones, ahora táctiles, con los que alimentar y cuidar a la mascota virtual en una pantalla a color”, afirmó la compañía tras su anuncio ante los medios de comunicación.

Además, no necesitará de conexión a internet, asimismo permite conectarse con el Tamagotchi de un amigo mediante un código QR, para jugar juntos.

 A partir de agosto permitirá conectarse online para ampliar la experiencia con nuevas misiones, objetos o regalos. También puede configurarse en varios idiomas, incluido el español.

Historia

En 1996, los diseñadores de juguetes japoneses Aki Maita y Yokoi Akihiro dieron a conocer el primer Tamagotchi. La pequeña caja de plástico contenía la primera mascota virtual del mundo, la cual, a pesar de ser una simple disposición de píxeles, requería de cuidado y atención constantes para que la criatura no muriera.

¿Por qué se llama así?

El nombre en sí es un acrónimo de dos palabras japonesas; ‘tamago’, que significa ‘huevo’ y ‘uotchi’, que significa ‘reloj’. Teniendo en cuenta que el producto es un juguete con forma de huevo, del tamaño de un reloj de bolsillo.

Curiosidades

En 1996, un cementerio de mascotas en Pontsmill, Reino Unido, fue el primero en diversificar sus entierros y cercar una sección para dedicarla al entierro de mascotas electrónicas.

+ Noticias


Cómo ser un fantasma en un grupo de WhatsApp
“Muchos creen que por ser joven no tengo capacidades, pero se equivocan”: Amaranto Perea
La riqueza patrimonial ignorada de Barranquilla
Un show de 300 artistas en escena se toma el Sagrado Corazón