La Buena Sazón / 29 de enero de 2022

Un sencillo plato chino

El arroz frito Yangzhou, es un plato muy sano que no es complicado al momento de prepararlo.

Carmen Vásquez

Tenemos metido en la cabeza que el arroz engorda… no, el arroz no engorda si usted aprende a saber comer el arroz. Si usted mezcla unas deliciosas pastas, con un soberano plato de arroz… con seguridad al otro día su peso tendrá un leve aumento en su figura. Si usted es de los que pone en su plato arroz, papa y yuca… con seguridad se habrá ganado unos kilos de más en sus lindas caderas. Pero, si usted hace una deliciosa receta como esta que aquí les regalo para este fin de semana que despide el mes de Enero, usted quedará perfecta para participar en un reinado de belleza. No engordará ni un gramo y no se preocupe por traducir el nombre que está en chino.

ARROZ FRITO YANGZHOU

INGREDIENTES

300  –  gramos de arroz jazmín

5      –  cucharadas de aceite de girasol

3      –  huevos batidos y sazonados con sal y pimienta

100  –  gramos de setas o champiñones cortados en rodajas finas

150  –  gramos de langostinos pelados y cocidos

75    –  gramos de arvejas cocinadas

6      –  cebollas ramitas verdes cortadas finas

1      –  cucharada de aceite sesamo

2      –  cucharadas de vino blanco

4      –  cucharadas de salsa de soya

           un puñado de hojas de cilantro cortadas bien finitas para servir

PREPARACIÓN

Lo primero es cocinar el arroz común y corriente, lo dejamos enfriar y lo metemos en el refrigerador y lo dejamos de un día para otro. Ya para servir el plato vamos a poner una cucharada de aceite de girasol en un wok, cuando esté caliente ponemos los huevos batidos y revolvemos durante unos segundos y los sacamos y ponemos en un plato. En el mismo wok ponemos tres  cucharadas de aceite de girasol y cuando esté caliente le agregamos los champiñones, revolvemos, ponemos la otra cucharada de aceite y le agregamos el arroz frío y lo freímos durante unos minutos siempre revolviendo hasta que esté crujiente. Agregamos los langostinos, las arvejas, los huevos revueltos, la mitad de las cebollas y seguimos revolviendo. Agregue el aceite de sésamo, el vino, la salsa soya.

Sirva esta delicia en un bonito plato hondo  y decore con el resto de las cebollas y el cilantro picadito.

NOTA: No se complique si no tiene langostinos… puede ser con camarones. Es una delicia de receta para una tarde de sábado o un almuerzo de domingo. 

+ Noticias


Beatriz Camacho: las prendas de mi nueva colección no pasarán de moda
Valeria Ayos cuenta intimidades de su participación en Miss Universo
Luis Díaz descrestó en su debut con el Liverpool
¿Niños al colegio? ¡Tremendo dilema para los padres!