Decoración / 3 de abril de 2021

6 errores y 6 aciertos a la hora de decorar tu sala

Los acentos de color, la ubicación de los muebles, la luz y la variedad de estilos es clave al decorar una sala. (Cortesía Muebles Castor)

Miredvista.co

Tenga en cuenta las fuentes de luz, cuide los toques de color, centre y module sus muebles, no olvide la mesa de centro y compre los muebles y complementos que se ajustan a su espacio.

Alguna vez has preguntado ¿qué hay de malo en mi sala?, ¿qué le quito o qué le pongo? ¿qué le falta o qué le sobra? Es normal que tengamos esas inquietudes, sobre todo cuando estamos pensando en redecorar, o cambiar de muebles, color  o estilo en nuestra casa. Por eso, con la ayuda de la decoradora Ana Cecilia Álvarez y de la asesora Laure Dalla, ambas de Castor Muebles y Accesorios, elaboramos la siguiente lista de errores y aciertos más comunes a la hora de arreglar nuestra sala.

ERROR #1 – No usar color ambiente
Claro, sabemos que te gusta el minimalismo. Pero ¿sin color?  tu espacio “moderno y sofisticado” se vuelve aburrido y sin vida.

Así que… ¡asegúrate de darle color a tu sala! Esto no significa que tengas que pintarla de un tono fuerte, ni que tengas que hacer un gasto mayor pero, sin duda, algunos toques de color aquí y allá, un cojín, una mesa de centro, una butaca, incluso una variación de tono o un color más oscuro  le darán algo de personalidad y vitalidad a tu espacio. 

ERROR #2 – Sala completamente uniforme

A la hora de comprar muebles de sala, es probable que nos ofrezcan un set tradicional, de los que viene listo con sus 3 piezas iguales, y que terminemos comprándolos convencidos de que es la mejor decisión. Pero lo cierto es que hoy las nuevas tendencias de decoración inviten a buscar la versatilidad y la mezcla de texturas, colores, formas y materiales para que el hogar tenga más personalidad y estilo. Adicionalmente es importante también  analizar el espacio: puedes encontrar una mejor combinación para las dimensiones de tu casa.

Recomendación de las expertas: ¡haz una buena modulación! Elige una combinación que hable de tí y de tu estilo, y que funcione para las dimensiones de tu sala. Algunas posibles combinaciones podrían ser:

  • Un sofá de 2 puestos + una butaca                                         
  • Un sofá de 2 puestos con dos 2 butacas… ¿Por qué no? 
  • O un sofá dos puestos con 3 butacas

Mientras tengan algunos elementos en común, como el estilo,  balance de proporciones  y el ritmo, funcionarán muy bien en tu sala .
En el  diseño de interiores, el ritmo es el que controla y permite que los ojos se muevan alrededor de un objeto a otro, cómo también crea un ambiente de armonía en tu espacio, en este caso en tu sala. ¿Cómo puedes lograrlo? A través de la repetición de la línea, forma, textura y colores. Pero ojo, no olvides el balance para lograr una armonía visual en el ambiente y ¿cómo lo consigues? Distribuyendo el mobiliario y los elementos decorativos de manera uniforme.

ERROR #3 Tener solo una fuente de luz en el centro de tu sala

No se ve bien en ningún lado; no es funciona,l ni estético, ni decorativo. De hecho ¿Recuerdan la luz en los almacenes de ropa? Esa que hace que nada se te vea bien? Es lo mismo que sentirán  tus invitados cada vez que vayan a tu casa. Es importante  entonces que detectemos por donde entra la luz en tu ambiente y siempre destácala, nunca la bloquees. Es decir, si tu ventana va hasta el piso, no debes tapar toda la entrada de luz con muebles.

Solución: crea áreas y capas con la luz ¿Cómo funciona esto? Distribuye varios puntos de luz en la sala y juega con las alturas y la intensidad. Considera por lo menos tres fuentes: la luz natural, una luz principal, que puedes conservar en el centro de tu sala, y una luz ambiental, que pueden ser lámparas de pared o de mesa.  Así creas diferentes alturas y niveles de iluminación para una atmósfera cálida y favorecedora.

ERROR #4: Colocar todos tus muebles contra la pared

Sí, hay quienes insisten en alinear o amontonar sus muebles muy cerrados y pegados a la pared. Esto noo solo crea un ambiente muy formal, sino que crea un espacio incómodo y vacío a mitad de la habitación.

Así que ¡llévalos hacia el medio! Anímate y cambia la disposición actual de tus muebles y llévalos hacia el centro de la sala para crear mayor equilibrio visual y una atmósfera más íntima. Piensa en la conversación o por ejemplo, si quieres ver la televisión con tus amigos.

ERROR #5: Olvidarte de una mesa de centro

Toda sala debe tener la superficie plana de una mesa de centro. (Muebles Castor)

Toda sala debe tener su mesa de centro y, si es posible otra más pequeña como auxiliar, de forma lateral. Así evitarás que en los brazos de tus muebles, por ejemplo, a alquien se le ocurra usarlos como mesa y dejen ahí vasos, por ejemplo,

Para evitar esto crea superficies planas. Asegúrate de tener por lo menos una superficie dónde colocar bebidas o alimentos en tu sala. Muchas veces hasta trabajamos en la casa o van los compañeros de tus hijos a estudiar en la sala así que tener estas superficies será de mucha utilidad.

ERROR #6: Muy grande o muy pequeño

Este es un error muy recurrente… Desde un tapete tan pequeño que parece que se encogió en tu sala hasta un sofá enorme que te hace pensar si vive él o tú en casa o apartamento, son errores comunes de proporción que hacen que tu decoración falle, aunque tengas un muy buen gusto.

¿La solución? Conoce tu espacio. Compra con las medidas en mente. De hecho, antes de visitar una tienda verifica las medidas de tu espacio, usa un metro y dibuja si quieres, para imaginarte la proporción entre ese sofá que quieres comprar y las medidas de tu sala. Y para los tapetes, asegúrate que este toque por lo menos las patas delanteras de tus muebles para definir el área, y si es aún más grande, ¡mejor! Y esto¡ es todo! No olvides  seguir estos consejos para crear espacio

+ Noticias


Empieza a revivir el baloncesto en Colombia: Titanes y Colombia, los abanderados
Para una invitación muy chic
Con figuras de cera perpetúan imágenes de Biden y Kamala
Malka Irina León: con pasaporte para continuar un gran legado