Nuestra Gente / 13 de noviembre de 2021

“La danza es mi vida, mi pasión”: Martica Maturana

«Quiero que Matumbé sea un estilo de vida», asegura Martica Maturana.

Alix López

La que fue Reina Popular del Carnaval, Reina del Merecumbé y participante de El Desafío, entre otros, logró cristalizar el sueño de abrir Matumbé, una academia de baile fitness para adultos y niños.

Martica Maturana con parte de su Team Matumbé.

El salón donde Martica Maturana enseña a bailar ritmos afros refleja su personalidad: es una especie de verbena colorida de la década de los setenta en la que quienes ingresan no solo danzan, sino que tonifican su cuerpo y sobre todo, disfrutan.

“En Matumbé nos olvidamos del estrés, salimos siendo otras personas después del baile, sobre todo porque somos una especie de familia que cada día crece más”, asegura con enorme sonrisa esta ex reina popular del Carnaval y Reina del Merecumbé que desde los cinco años hacía parte de los grupos de danza de su colegio.

A finales del 2019, Martica (@marticamaturana), hoy en día una de las más importantes entrenadoras de baile de Barranquilla, abrió su academia en la calle 84 con carrera 43B, pero a los tres meses, con el inicio de la pandemia de Covid-19 tuvo que cerrar.

Confiesa que sin embargo con la buena energía que la caracteriza y la fe puesta en Dios, la misma semana que declararon la cuarentena en todo el país, comenzó clases virtuales en vivo a través de su cuenta de Instagram.

“Fue la locura porque alcancé a tener hasta 800 personas conectadas en un solo live. No lo podía creer», asegura.

El nombre Matumbé (@matumbefitnessdance) es la unión de Matu, como la llaman sus más allegados y bembé, que es la palabra que más usa en su vocabulario.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Martica Maturana R. (@marticamaturana)

En vista del éxito que tuvo, varias empresas la contactaron para patrocinarla, lo que le ayudó a pagar el arriendo de la escuela. “Me negaba a cerrarla, pese a la incertidumbre porque no sabíamos qué iba a pasar”.

La reapertura con las clases presenciales arrancaron en septiembre de 2020. Y ahí, otra grata sorpresa: el salón quedó pequeño por la alta demanda de alumnos.

“La sensación de la gente que llegaba y me decía: yo bailé contigo durante toda la pandemia, lo que me llenaba de más fuerza y valor para salir adelante”.

Ella aprovechó que cuando comenzó la normalidad, e el gimnasio contiguo a la escuela no abrió más para ampliar el espacio de Matumbé. “Uní los dos locales, al principio me dio miedo, pero mi hermano y dos alumnas me alentaron. Y ahí estamos creciendo cada vez más”.

«Estoy rodeada de ángeles que me han apoyado en mis sueños», dice Martica.

“El baile es pasión, para mí lo es todo, yo siempre digo que el baile me escogió a m, lo que soy y lo que he hecho en mi vida me lo ha dado la danza, es mi pasión, mi vida”.

Confiesa que lo más satisfactorio es escuchar a sus alumnos el reconocimiento que le dan a su trabajo.

“Me dicen: Martica, tú cambiaste mi vida en la pandemia, o gracias a ti bajé tantos kilos, tú transformaste mi vida, fuiste mi aliciente. Ahí sí se me explota el corazón, es la gasolina diaria. A veces se  siente agotada por el trabajo, pero cuando llega a la escuela se le olvida todo”.

Entre los proyectos a corto plazo está abrir nuevas academias de baile en Barranquilla, a la que acuden no solo sus alumnos sino ex reinas como Marcela García, Vanessa Abuchaibe, Isabella Chams y Daniela Donado y actrices y bailarinas como Elianis Garrido con quienes baila a ritmo de champeta, su favorito.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Martica Maturana R. (@marticamaturana)

Martica, que se formó en bailes folclóricos durante tres años en la Corporación Cultural Barranquilla que dirige Mónica Lindo, ha entrenado además a reinas del Carnaval. La primera de ellas, Maqui Diazgranados en el 2014.

«Ese voz a voz ha sido fundamental para mi crecimiento porque a mi escuela han llegado personalidades para entrenar y bailar, lo cual disfruto», añade.

Sin embargo, dice que el camino no ha sido fácil porque ha tenido tropiezos de los que se ha levantado con ayuda de lo que ella llama sus «ángeles».

«Conseguir un local para la academia fue complicado por todo lo que te exigen, pero gracias a Orlando Vega, otro entrenador que reside en Estados Unidos, logré abrir en la 84, pero la idea es abrir una nueva escuela en Barranquilla y que sigamos creciendo con Matumbé», añade.

A Martica no le alcanzan las 24 horas para seguir haciendo realidad muchos sueños. A corto plazo están preparándose para lanzar una línea de ropa deportiva, organizar el cierre de actividades 2021, que será previo a lo que será la comparsaMatumbe el día de La Guacherna y preparar la Noche de Polleras.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Martica Maturana R. (@marticamaturana)

Por lo pronto, una vez entró la reactivación en pleno, creó tu Team Matumbé (@teammatumbe) que organiza horas locas, activación de marcas, eventos empresariales y pausas activas.

En este nuevo proyecto la acompañan Liseth Beleño (@lisethpaola18), Yessica Meza (@yesicamezafit), Karen Escobar (@karenescobar04), Yineth Nieto (@nietoyineth), Hayder Florez (@hayder.florez), Breyner Cantillo (@soybreynercantillo), entre otros.

«Antes de cada presentación oramos y les aconsejo lo mismo hagan que la gente se sienta como en casa, que disfrute y ahí vamos. Eso es lo que nos diferencia», dice, al destacar el respaldo incondicional de su hermano, el ingeniero industrial Luis Maturana.

«Es mi socio y quien está a cargo de la empresa, es mi polo a tierra, el que me aconseja», asegura.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Martica Maturana R. (@marticamaturana)

Para esta entrenadora de baile, lo más importante es estar rodeados de ángeles que le abran puertas. Como cuando fue bailarina por cinco años con la orquesta de Checo Acosta, luego participó en el reality El Desafío de Caracol y de allí siguió danzando en Yo me llamo, la Voz y Factor X, entre otros.

La hija de Luis Maturana Fernández y Betty Rangel Pabón, pensionados de Monómeros y Jardines de la Eternidad, respectivamente, tiene muchas metas por cumplir, siempre alrededor de la danza que es su vida y su pasión las 24 horas.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Team Matumbé (@teammatumbe)

Martica trata de desconectarse los fines de semana para disfrutar del Mar Caribe, que según ella, la recarga para seguir adelante con sus sueños.

+ Noticias


“La vida me ha sonreído muchísimo”: Raphael y sus 60 años en la música
La colección esperanzadora de Silvia Tcherassi
Mañe Ibáñez, ‘el hombre orquesta’ que hace maravillas en el piano
Zoombasta 3, “El arte de ser mujer”