Mundo curioso / 29 de octubre de 2022

Las  ‘insólitas’ excusas que damos a los jefes cuando llegamos tarde a trabajar

Dos jóvenes usan una tableta en su puesto de trabajo. Foto: Freepik

Alix López

CareerBuilder, una agencia mundial de empleo con sede en Chicago, EE.UU., reveló curiosas respuestas. ¡Como para no creer!

Llegar tarde se ha vuelto una muy mala costumbre generalizada en varios países Foto: Freepik

Llegar tarde al sitio de trabajo es una especie de ‘virus’ que se está propagando, de manera muy preocupante, por varios países.

“El bus se demoró”, “Había mucho trancón”, “Por acá está lloviendo”, son algunas de las excusas que al menos en Barranquilla, se escuchan con mucha frecuencia en las oficinas.

El incumplimiento del horario laboral es causal de un llamado de atención, pero si es reiterativa, el empleador podría incluso imponer sanciones.

Lo vergonsozo, porque lo es, es que se ha vuelto tan “normal” la impuntualidad, que en el plano personal, cuando se ofrece una fiesta o se ponen de acuerdo para encontrarse en determinado sitio, no falta el que pregunte: “¿Hora de Colombia? Para dar a entender que no será a la hora pactada.

Lo negativo es que esta costumbre de ser impuntual es que podría traer consecuencias incluso para acceder a una muy buena oportunidad laboral.

La prestigiosa agencia de empleo CareerBuilder, con sede en Chicago, se dio a la tarea de adelantar una encuesta para conocer las excusas más frecuentes de este mal hábito que esperamos si tenga ‘cura’ en algún momento de la vida.

Los resultados revelaron que al menos uno de cada cuatro trabajadores llega tarde a su puesto al menos una vez al mes. Y lo más insólito es que que el ranking de estas ‘justificaciones’ lo encabeza el problema de tráfico vehicular con el 51 por ciento.

En la siguiente casilla se encuentran los que dijeron estar “demasiado” cansados para levantarse de la cama. El 23%.

En el estudio no faltaron los empleados que dijeron que tuvieron que devolverse a sus casas porque «olvidaron algo». El 13% de las respuestas, o en este caso, “excusas”.

Pero si estas son más comunes, ahora podrán leer lasmás insolitas, tal como lo publica el diario La Razón de España.

-Hace demasiado frío para ir a trabajar.

-Tener náuseas matutinas (siendo un hombre).

-Que el café estaba demasiado caliente y el empleado no pudo salir de casa hasta que se enfrió.

-Que un astrólogo le pronosticó que iba a haber un accidente de tránsito en una carretera importante y por lo tanto, llegó tarde porque tuvo que tomar las vías secundarias.

-Que el perro se comió el horario de trabajo.

-Quedarse dormido en el parqueadero del trabajo.

-Que las pestañas postizas de la empleada se quedaran pegadas.

-Olvidar la ubicación actual de donde desempeña su trabajo el empleado y conducir por accidente hasta donde se encontraba su antiguo puesto de trabajo.

+ Noticias


En Carnaval, los municipios entrarán en la onda digital
La periodista y activista afro que inspiró una muñeca de Barbie
“Siento culpa de no estar luchando con mis compatriotas”, dice ucraniana desde EEUU
¡Gran Reto! Junior jugará cuatro partidos en 10 días