En la Nota / 30 de marzo de 2024

Operador de radio, un oficio que se mueve al ritmo de los avances tecnológicos

El operador de radio es el mediador entre el locutor y su audiencia. Está al mando de los controles técnicos en las emisiones y grabaciones

Miguel Utria

Todos los años, el primero de abril, Colombia rinde homenaje a estos ‘magos’ que hacen lo posible para que la señal radial llegue lo mejor posible a los oyentes.

“El operador de radio es una figura fundamental en el trabajo que desempeñamos, periodistas, presentadores, reporteros y es el puente con la audiencia real y virtual. Del radio operador depende en un alto porcentaje el éxito de una audición periodística, informativa, de opinión, deportiva o recreativa, ellos deben tener alma y olfato periodísticos”.

Enulfo Natera, radio operador con más de 25 años en el oficio.

Así define el destacado hombre de radio Osvaldo Sampayo Covo el oficio que ejercen los operadores de radio, y él sí que sabe lo que es trabajar con este personaje anónimo que es fundamental en una exitosa transmisión radial. “Un bueno operador no se cambia”, remata diciendo.

El recordado y popular hombre de radio Jairo Pava Salcedo (q.e.p.d.) utilizaba el término “ingeniero de sonido”, para referirse a la persona que lo acompañaba en sus transmisiones desde las consolas de sonido, como una manera de exaltar la labor de estos hombres cuya presencia que enriquecen con su labor y complementan la labor radial de comunicar.

SE IMPONE EL TALENTO

Para muchos locutores y presentadores es simplemente el “control” o el “operador del sonido”. No importa cómo se le llame, el importante es él y su trabajo, pues es quien pone el talento y talante para que los locutores y presentadores se luzcan en su labor al aire.

Tal es el caso del veterano Enrique Noguera Durán, quien con más de 40 años en el oficio, es conocido como “el hombre que ha hecho más de 200 periodistas”, para hacer referencia a los comunicadores que han pasado frente a la ventana de cristal que separa la cabina de locución de la sala de control.

En ese sentido recuerda nombres como Ernesto Mc.Causland, Yamit Amat, Juan Gossaín, Marco Aurelio Álvarez, Víctor López, Víctor Polo, Fabio Poveda Márquez, Edgar Perea, entre muchos otros.

Enrique Noguera, «el hombre de los 200 periodistas», con más de 40 años frente a una cabina de radio.

“Fue gente de mucho prestigio, de mucho renombre que llegaron a estaciones como Caracol Radio, gente con mucha calidad humana con la que se hacía radio pensada en la gente. Porque actualmente la radio ha sido también tocada por los avances tecnológicos, y ha cambiado mucho, especialmente la radio AM”.

Noguera inició su labor en la estación Radio Aeropuerto, de la Cadena Radial La Libertad, entonces la música era en acetatos, luego llegó la era de los cartuchos donde estaban grabadas las cuñas publicitarias, luego vino el CD y otros avances más hasta llegar a la época en que todo se maneja desde un programa de computador.

“Allí se graba, edita, se descarga el material que traen los periodistas, se sube la música y demás audios para un informe, todo en un mismo aparato”.

Para profesionales de la radio, dedicados a la labor de transmitir noticias, musicales, entrevistas, etc. su labor sería incompleta sin el valioso aporte que hacen estos hombres a quienes celebramos cada primero de abril en Colombia cuando se conmemora el Día Nacional del Radio Operador.

“La labor de los operadores de audio o llamados también controles de radio, es muy valiosa. Son quienes tienen el poder de tener el mando de la nave: la cabina. No solo se trata de abrir un micrófono y poner al periodista o locutor al aire. Ellos son los encargados de que además de las voces, la radio tenga vida con los sonidos y hasta con el silencio, por algo se reconocen como la voz callada de la radio, porque tienen ese poder de lograr con su trabajo transmitir emociones a los escuchas. No es fácil cautivar sin ver y los amigos operadores tienen esa gran responsabilidad”, afirma la periodista y presentadora de noticias radiales Diana Comas.

AL PIE DE LA TECNOLOGÍA

Los operadores de radio, al igual que quienes ejercen otros oficios cuya herramientas cambian con el tiempo, gracias a los avances tecnológicos, han tenido que hacerse a nuevos saberes, a aprender de las modernas máquinas computarizadas para estar a la par de los acontecimientos técnicos y tecnológicos.

El operador de radio es la persona que se encuentra detrás de la cabina y se encarga de conseguir que las emisiones tomen forma y la magia de la radio suceda.  El micrófono y consola, son sus principales herramientas.

Enulfo Natera, quien lleva más de 25 años como operador de radio en varias estaciones radiales como Colmundo Radio, La Voz de la Costa, RCN, Blu Radio, Madrigal Estéreo  y Caracol Radio, recuerda que al inicio de su carrera se trabajaba con la tecnología de pares aislados o cables trenzados, luego el RPT o antenas repetidoras hasta llegar al internet que a su vez se ha combinado con nuevos avances para transmisiones desde cabinas, desde sitios lejos de las estaciones y en recintos como estadios, tarimas o desde cualquier sitio en la calle.

“Yo inicié desde que tenía como 18 años después de aprender viendo a mi hermano Alberto Natera, quien trabajaba en transmisiones del fútbol y eventos de carnaval y conciertos. A mí me gustaba más que todo era por ir a ver el futbol, pero él me ponía a arrastrar y recoger cables y yo veía cómo hacía él para instalar todos los cables y equipos. Así aprendí, viéndolo, y preguntándole”, apunta Enulfo, quien un día le pidió a su hermano que le dejara hacer la instalación de los equipos a él, dejando a los demás sorprendidos por su habilidad.

Luego de esa etapa de observación, un día se le presentó la oportunidad de hacer prácticas en Colmundo, en horas de la noche, oportunidad que se le da gracias a Sibeth Santana. En ese entonces, ya con 18 años de edad, trabajaba en el día como jardinero en el Asilo San José, estudiaba bachillerato en la noche, y cuando salía del colegio se iba para la emisora.

La primera contratación se da para La Voz de la Costa, que dirigía Andrés Navarro, a quien en una transmisión se le dañó el equipo, y Natera se ofreció a  prestarles una consola, la cual instaló rápidamente y así el otro medio pudo cumplir con la transmisión vía telefónica.

La actitud del joven llamó la atención del director de La Voz de la Costa, quien le ofreció trabajo en su medio, lo que aceptó de inmediato por cuanto en Colmundo solo le reconocían un auxilio para el transporte.

“Cuando yo comencé en esto, las transmisiones se hacían por teléfono por lo que se conoce como pares aislados, Telecom nos hacía el puente para llevar la señal del estadio a los estudios, y lo propio se hacía cuando nos tocaba hacer transmisiones para Bogotá, que llevaba la señal a nivel nacional”.

Asegura Natera que cuando se daba el paso de una tecnología a otra, el personal de ingeniería de las empresas, que por lo general manejaban esos equipos en la ciudad de Bogotá eran quienes les impartían capacitación, y así se iban actualizando.                      

En el caso de Enrique Noguera Noguera, cuando esas tecnologías llegaban a Caracol Radio, donde estuvo el mayor tiempo de su vida laboral, por ser el más veterano era quien recibía las instrucciones a cerca del manejo de las nuevas tecnologías, y luego él iba a las diferentes ciudades de la región para impartir ese conocimiento a sus compañeros en las diferentes estaciones locales del Caribe.

Enulfo Natera cuanta que en una ocasión se presentó la oportunidad de una capacitación en computación para periodistas en el Sena. Y consiguió que lo inscribirán. Aprendió a manejar unos comandos y programas que le permitieron luego manejar los computadores cuando estos llegaron a la emisora en la que estaba en ese entonces.

Esa capacitación en el Sena le dio el conocimiento para trabajar luego en RCN, que dirigía Rubén Darío García, medio que estaba más adelantado tecnológicamente y donde se había presentado una vacante, precisamente la de su hermano quien recién había presentado renuncia. Allí lo presentó Rudy Jaraba quien lo había visto en las transmisiones que hacían de los eventos de carnaval. Trabajó en ese medio por más de 12 años.

 “Fundamental sin duda  el aporte de los radio operadores a la labor en la cabina de sonido. Es el complemento técnico a la labor del presentador o periodista, por lo que uno puede estar tranquilo  mientras está al aire”, opina la comunicadora y periodista radial Fanny Sossa Márquez.

+ Noticias


Y la nueva Miss Universe Colombia es…¡Valle!
“No me sorprendió la lluvia de críticas del vestido de Verónica Alcocer”, dice diseñador
Juan Sebastián Plah, el barranquillero que pisa fuerte en el mundo de la alta joyería
Cómo ver los estados de WhatsApp sin ser visto